Bera Bera, a la espera de conocer su futuro inmediato, presenta un ERTE

El Bera Bera de balonmano vive instalado en un dilema. El mismo que el resto de clubes. Se ha parado todo y no se sabe qué vaya a suceder de aquí en adelante. Para empezar, la reunión de clubes de la División de Honor femenina decidió que la liga no puede terminar más tarde del 30 de junio y que habrá descensos y ascensos aunque no se dispute ni un partido más. Ciertamente, hay equipos que no están de acuerdo. Lo han expresado el Alcobendas y Atco. Guardés, por ejemplo. Lógicamente, a quien corresponda la decisión al respecto cuenta con un caramelo envenenado.

El equipo de Imanol Álvarez ocupa una situación de privilegio en la tabla. Van líderes con cuatro puntos de diferencia respecto del Elche. En principio, un colchón nada desdeñablea falta de seis jornadas para que termine el campeonato.

Otro cantar es la Copa de la Reina. Prevista el fin de semana del 24-26 de abril en Alhaurín de la Torre (Málaga) es obvio que no se va a celebrar en esas fechas y que habrá que buscarle un acomodo, siempre que se pueda, porque las decisiones vienen de más arriba y ahí la federación y los clubes poco tienen que decir.

En otro orden de cosas, el club ha presentado un Expediente de Regulación Temporal de Empleo (ERTE) por las afecciones provocadas por las crisis sanitaria del COVID-19. Afecta a 72 trabajadores, entre los que se incluyen el personal del club, las encargadas de la gestión y el desarrollo de las actividades del polideportivo Manteo, los monitores de deporte escolar y las 16 jugadoras, cuerpo técnico y personal de gestión del equipo de balonmano femenino.

«Cerradas las instalaciones deportivas, no se puede ejercer actividad alguna en el polideportivo Manteo ni prestar servicio a las 1.500 personas entre abonados y cursillistas. La Diputación suspendió el deporte escolar. En ese contexto, el club presentó el ERTE el 20 de marzo»,confirma el Bera Bera.

You may also like

0 comments

Leave a Reply