Gaizka Maiza: “Sólo queda esperar y estar tranquilos”

Es un jugador de baloncesto. Dirige las operaciones desde el puesto de base. Gaizka Maiza vive en La Coruña, porque eligió aquel destino para experimentar cosas nuevas. Es la primera vez que sale de casa y se siente a gusto. Su club, Leyma Coruña, como tantos otros ha solicitado un ERTE. Vive en un piso cerca de Riazor. A su casa le llegan el ruido de las olas, el olor del mar y los ejercicios físicos de obligado cumplimiento. En medio de todo, comparte sus vivencias…

La pregunta es obligada ¿Cómo pasas los días sin compañía en casa?

-Bueno, la verdad es que se hace un poco duro al estar en Coruña sin compañía, pero bueno, intento distraerme. Hago los ejercicios que nos manda el preparador físico y estoy en continuo contacto con familia, novia y amigos. Las redes sociales y las plataformas para ver series o películas también ocupan mucho tiempo en mi día a día.
Aparte de eso estoy cursando el tercer año de Magisterio Deportivo en la universidad de Mondragón (a distancia) y también me gusta mucho el mundo de la nutrición deportiva y tengo pendiente un curso ahí que todavía no lo he empezado.

Se hace duro no saber por dónde pasa el futuro deportivo del equipo, ¿Qué intuyes?.

-La verdad es que creo que todo esto se va a cancelar. Pasan las semanas, se prolonga el confinamiento. La situación está avanzando muy poquito a poco y eso hace que la incertidumbre sea igual para todos. Habrá que ver qué decisiones se toman en las siguientes semanas que serán claves.

El campeonato estaba llegando al momento decisivo. A falta de diez jornadas, todo por decidir y el Leyma en tercera posición…

-Estábamos a buen nivel y yo creo que eso es lo que nos fastidia al final. El no poder continuar con la buena labor que estaba haciendo el equipo. Al final veníamos trabajando muy bien durante toda la temporada, pero las autoridades decidieron parar. Yo creo que era lo lógico.

El pasado verano tomas una decisión y eliges La Coruña como destino. Hasta este forzoso parón ¿Cómo valoras la experiencia?.

-La valoración hasta ahora es muy positiva. A nivel personal yo creo que voy madurando como persona. Aprendes un poco a vivir solo y todo lo que eso conlleva. A veces echas de menos a todas esas personas que están en tu tierra pero bueno. Se aprende a vivir con eso también.
A nivel profesional yo creo que estaba en un buen momento. Al principio de temporada me costó un poco la verdad pero ahora estaba atravesando un buen momento de juego. Es una pena que esto haya parado así de un día para otro.

Esta es la primera vez que sales de casa a vivir una experiencia profesional, tras el paso por el Iraurgi. ¿Cuesta adaptarse?

-Sí, como te decía antes era la primera vez que salía de casa y cuesta. Todo era nuevo para mí. Pero al final te haces. Como te decía, al principio me costó adaptarme a lo que la liga requería, pero bueno, son baches que tienes que pasar. Ahora estaba ayudando mucho más al equipo y yo también disfrutando mucho más de lo que hacía en la pista. Te da pena porque te ves a buen nivel y lo único que quieres es continuar así o mejor. Pero ahora toca parar un rato de competir.

Pasas de Ibarra a La Coruña, de la calma de una población pequeña a la locura de una grande…

Bahhh! No pienses que Coruña es una ciudad muy alborotada. La verdad que es muy atractiva: Tiene sitios chulísimos para visitar, se come muy pero que muy bien ¡jajaja!, Hay lugares para estar tranquilo. La verdad es que desde el primer momento sabía que venía a una ciudad estupenda.

Hay un lema que dice que vives en una ciudad “En la que nadie es forastero”. ¿Te han acogido bien, te sientes importante en el equipo?.

-Me acogieron muy bien sí. Desde el primer momento el club me ayudó en todo lo que necesitaba dentro y fuera de la pista. Hay gente que trabaja mucho. La cantera por ejemplo requiere mucha atención y tiene muchos entrenadores que están al pie del cañón. Y lo mismo pasa con nuestro equipo también. La verdad es que sí. Antes de mi fichaje hablé con Sergio, nuestro entrenador, y me explicó las intenciones que tenía a la hora de configurar el equipo. Y la verdad es que no lo dudé ni un segundo. Todo el “staff” técnico, gente de la directiva, mis compañeros y los aficionados siempre me mostraron aprecio y me apoyaron mucho.

Suele hablarse siempre del valor de un vestuario. Muchas veces la clave del éxito se apoya en las relaciones internas…

Diría que es el mejor vestuario que me he encontrado en mi recorrido profesional. Es verdad que tengo 23 años y tampoco he pasado por muchos equipos, pero lo que te digo, es un vestuario fácil de tratar. Todos sabemos en cada momento qué hacer dentro de la pista y también tenemos una relación muy buena fuera de ella. Lo pasamos muy bien entrenando y compitiendo entre nosotros y por supuesto contra los rivales.

Referirnos al marisco en plena pandemia, encerrado en casa, puede resultar una provocación, pero este es el último mes con “r”. Seguro que has conocido y comido en sitios recomendables…

-Sí!!!. Se come de maravilla la verdad. No soy mucho de marisco, pero hay sitios que puedes comer de todo. Me encantan el pulpo y los churrascos que se hacen aquí.

Habláis entre vosotros todos los días. El club solicitó un ERTE que os afecta. Para ti y para tus compañeros, esto es nuevo, ¿Cómo lo gestionáis?.

Al final creo que el club ha hecho lo que era lo mejor para todos. Es una situación difícil para todos. Como te decía antes nos ha venido la situación un poco “a bote pronto”. Nosotros, los jugadores sí que hablamos. Antes más porque no sabíamos lo que iba a pasar. Ahora porque ya sabemos que debemos esperar.

¿Pensáis que la competición se va a reanudar o que esto está ya terminado?

-Yo creo que están buscando una forma de decir que esto se ha acabado por este año. La Federación no dice nada porque está esperando al Consejo Superior de Deportes (CSD). El CSD no comenta nada porque el Gobierno tampoco dice nada al respectoo. Así que habrá que esperar y estar tranquilos. Lo único que podemos hacer es estar preparados por si esto se reinicia.

En medio de las dudas e indecisiones, a Gaizka le gustaría volver a pisar cancha y afrontar el final de un campeonato emocionante. Gipuzkoa Basket y Valladolid, por delante de ellos con dos puntos de ventaja. En el horizonte asoman objetivos al alcance de la mano, colectivo e individual.

(Foto: Manu Boutureira)

You may also like

0 comments

Leave a Reply