Dos semanas más, dos semanas menos

La decisión del Gobierno central de prolongar dos semanas más el confinamiento de la ciudadanía conlleva la afectación a todos los deportes y deportistas que esperan como agua de mayo (nunca mejor dicho) que se levante el telón y se pueda recuperar la competición, aunque sea en situaciones especiales. En principio, hasta el 10 de mayo aquí no se mueve ni el tato. Quienes contaban con esas fechas para ordenarse, pierden una nueva oportunidad.

Esta prolongación supone que el fútbol territorial no va a disponer de fechas para terminar la temporada. Lo mismo en todo el deporte aficionado. Por ejemplo, en pelota no se jugarán los partidos del GRAVNI (Gipuzkoa, Rioja, Araba, Bizkaia, Navarra e Iparralde), el torneo por antonomasia de la pelota amateur. A la vista de los acontecimientos, la Federación de Euskadi ha decidido suspender la edición de 2020.

En este mismo deporte, la federación Internacional decide aplazar un año todos los eventos tanto del 2021 como del 2022. Es por ello que, el Campeonato del Mundo Absoluto de Biarritz convoca a todos en el mes de abril de 2023.

Por no perder el hilo de este deporte, la pelota profesional se encuentra bloqueada y sin luz en el inmediato horizonte. Faltan por disputarse dos jornadas del mano parejas, además de la final. El manomanista se queda sin sitio, porque las ferias de verano pian los pies, aunque a la vista de los acontecimientos vayan ustedes a saber qué se permite y qué no. Los frontones son sitios cerrados y la puerta cerrada dejaría huérfana de recursos a las empresas.

Punto y aparte es el fútbol profesional que sigue jugando al tenis entre organismos. Raquetazo aquí, raquetazo allá. Han cambiado de opinión una legión de veces. Y lo que te rondaré mientras no reciban carta blanca de quienes tienen la decisión en sus manos.

You may also like

0 comments

Leave a Reply