Mariasun Quiñones califica como «año duro» la temporada inacabada

Confinada en su casa de Hondarribia, Mariasun Quiñones, una de las guardametas de la Real Sociedad reflexiona sobre la temporada, el rendimiento del equipo, sin perder el recuerdo más grande de su carrera deportiva. Dentro de pocos días se celebrará un año del título de Copa de la Reina logrado en Granada. Fue precisamente, tras este éxito, cuando aumentaron mucho las expectativas del equipo. Quizás un punto de partida equivocado no da valor a lo que estaban haciendo esta temporada hasta que llegó el coronavirus.

Mariasun no se anda con rodeos: «Está siendo un año muy duro. Se trata de mi sexta campaña en la Real y lo que se esperaba de nosotras era que hiciésemos cosas más grandes de las que hemos hecho».

Las cosas no empezaron bien para ella, porque una lesión en la muñeca le impidió ser una más del equipo en las primeras jornadas del campeonato: «Fue difícil no estar con las compañeras, tener que tratarme todos los días, no poder conducir o tener problemas para vestirme». 

Como sucede en todos los equipos, las jugadoras de Gonzalo Arconada se adaptan al marco en el que les toca vivir estos momentos: «Tengo la suerte de contar con una terraza en casa para correr, saltar a la comba y, en definitiva para mantener la forma. Además, nos juntamos los lunes, los miércoles y los viernes mediante videollamadas, para entrenar juntas».

Esa es una forma de mantenerse en forma, mientras esperan sin desesperar hasta que alguien diga de forma oficial qué sucede con la competición. Cuando todo se detuvo, el equipo trataba se seguir creciendo. Quedaban nueve por disputarse. El equipo aspiraba a concluir la liga en cuarta posición. Eran sextas, a dos del Athletic y a cuatro del Depor, en el momento de la suspensión.

You may also like

0 comments

Leave a Reply