«Me voy siendo un mejor jugador y no cierro las puertas a la posibilidad de volver»

Noticias de Gipuzkoa publica una entrevista con Esteban Salinas, uno de los jugadores que no continuará la próxima temporada defendiendo los colores del Bidasoa. Algo que ya se sabía. Sin embargo, cuando se conoció la noticia, era impensable adivinar el devenir de la competición y el modo en que ésta ha acabado. Como quiera que se ha dado por terminada y que ya no se jugarán más partidos en Artaleku, era obligado ofrecerle a Esteban la posibilidad de despedirse del club, de los aficionados, de sus compañeros y técnicos.

Hace tiempo que tiene un acuerdo con otro equipo en el que jugará la próxima temporada. Prefiere no saltarse el protocolo y esperar a que lo anuncie su nuevo club. En la entrevista destaca que no cierra la puerta a la posibilidad de volver. Esta es la entrevista de Mikel Bakaikoa:

La temporada termina de la manera más inesperada, pero termina. No era el final imaginable.

– Está claro que no es de la manera que queríamos, tanto los jugadores, cuerpo técnico, directiva y aficionados. Era una temporada muy competitiva tanto por la Champions como por la liga que jugábamos con muchísima ilusión.

.Te vas de Artaleku sin poder despedirte de los aficionados que te quieren y recibir el reconocimiento que mereces por tu aportación innegable a los éxitos del equipo

– Me voy con mucha pena de no poder jugar un último partido en Artaleku y despedirme de los aficionados que tanto apoyo me han dado tanto en la cancha como en la ciudad. Estoy muy agradecido con todos ellos.

Has sido partícipe de un año inolvidable. Tu primera Champions, tu bagaje de nuevas experiencias que han servido para comprobar tu rendimiento. ¿Con qué te quedas?.

-Me quedo con la gran unión del equipo y el ambiente en el vestuario, a nivel deportivo obviamente me quedo con la fase de grupo de Champions. Me quedo también con la seguridad de que luchamos y dimos todo hasta el final.

Zamora, Benidorm, Irún y el próximo destino permiten comprobar la capacidad de adaptación a cada lugar. ¿Te cuesta mucho?.

– Faltó el primero de ellos que fue Torrevieja en Segunda Nacional.. No me cuesta mucho adaptarme a las nuevas ciudades ya que soy una persona muy abierta y extrovertida.

En el Bidasoa habéis podido competir juntos los dos hermanos, Rodrigo y tú. Tú y Rodrigo. Uno casado y padre; el otro, es tu caso, dejando que la vida fluya a la espera de tomar decisiones. ¿Te gusta la independencia, vivir solo, elegir el entorno?.

– Ciertamente me gustaría tener mayor estabilidad de la que tengo actualmente y poder elegir mi entorno. Pero está claro que de deportista es así, y más viniendo de fuera.

Tu salida supone que esa estupenda línea de conexión fraternal en el juego desaparezca. Os conocéis de memoria y eso se traduce en un rendimiento formidable

– Sin lugar a duda esté donde esté voy a extrañar a mi hermano en la cancha, porque hay una conexión natural, que ha ido mejorando con los años. Pero donde más los voy a extrañar, tanto a él como a Fernanda y a mi sobrino Gael, va a ser en el día a día.

Entiendo que sales muy reforzado de esta experiencia. Hoy eres mucho mejor que cuando llegaste a Artaleku. Imposible pensar todo lo que ibas a vivir.

-Indudablemente me voy siendo un mejor jugador, Gracias a Jacobo y a Borja que han sacado lo mejor de mí, y gracias a mis compañeros porque juntos hemos formado un gran equipo. Pero nunca he dudado de mis cualidades y mi esfuerzo como jugador para seguir mejorando.

Si no hubiera sido por la pandemia, a esta hora os jugabais un preolímpico con Chile y con la mirada puesta en Tokio. Hubieran sido tus primeros JJ.OO. Toca esperar, pero seguro que dentro de un año desfilas detrás de tu bandera.

– ¡Ojalá! Sería un sueño hecho realidad, porque son muchos años de trabajo para ir a una olimpiada, pero lo cierto es que todavía no estamos clasificados y tenemos un grupo muy duro que pasar para poder ir.

La prensa de aquí y la chilena se hicieron eco de tu gesto solidario con los vecinos del barrio en que vives, ayudando a hacer recados, llevando la compra a casa, etc. Es seguro que muchas personas descubrieran valores que no se ven en la cancha y que se relacionan con la educación y el “yo personal”…

– Es algo que me salió natural, dada la situación que estamos viviendo. Creo que cualquier persona debería estar dispuesta a ayudar de una manera u otra.

Cuando un deportista cumple 28 años alcanza una madurez que está a prueba de bombas. ¿Esteban Salinas es una persona fuerte mentalmente?. ¿En las decisiones, pesa más la cabeza o el corazón?

– Es una balanza, en la que tratas de ver que es lo mejor para mí y para mi futuro.

Has compartido en el Bidasoa el puesto de pivote con Iker Serrano. ¿Qué surge de esa convivencia?. Tarea compartida, ataque y defensa, además de la relación personal.

– Obviamente me llevo un gran compañero y amigo. He aprendido mucho de él. En el juego, cuando Jacobo nos pedía desmarques o bloqueos, yo me fijaba mucho en sus movimientos.

Las despedidas no son fáciles, pero, dentro de un año, Iker se retira (lo ha dicho él) y Julen ha fichado por una temporada. Si se queda así, el curso que viene, Bidasoa necesitará dos pivotes. ¿Cierras la puerta a un hipotético regreso?

– Está claro que no le cierro las puertas. Pero, de aquí a un año pueden pasar muchas cosas.

He preguntado a algunos de tus compañeros que destacasen de ti un valor. Coinciden en tu espíritu alegre, tu disposición permanente a ayudar y en el alto grado de confianza en tus fuerzas…

– Muchas gracias a mis compañeros por esas palabras, Yo lucho por el equipo para obtener el mejor resultado posible. Si no confiase en mis fuerzas, no habría llegado a jugar balonmano profesional. Seguiré siendo así hasta que me retire.

Le toca hacer de nuevo maletas, como en Torrevieja, Zamora o Benidorm. esta la lleva mucho más cargada porque acumula conquistas, grandes partidos, cariño y generosidad a raudales. El chileno de Viña del Mar sigue planteándose retos.

 

You may also like

0 comments

Leave a Reply