Silvia Arderius se despide del Bera Bera

Una de las jugadoras más importantes del Bera Bera en los últimos años cambia de aires. Silvia Arderius no continuará en Bidebieta. La madrileña llegó procedente del Aula Valladolid, aunque antes militó en el Alcobendas.

Una de las directoras de juego, lanzadora, internacional comprometida con la camiseta que defiende se va por la puerta grande, después de haber alcanzado dos Ligas, una Copa, una Supercopa y vivido los momentos formidables de  la previa de Champions y de la fase de grupos en la EHF Cup, sin desdeñar la medalla de plata con la selección española en el Mundial de Japón (2019) Con 89 partidos y casi 300 goles en las estadísticas escribe una carta de agradecimiento. Sin cumplir 30 años afronta un nuevo reto, porque pudiendo haber seguido en Donostia (dispuso de una oferta de renovación) opta por un cambio.

LA CARTA DE DESPEDIDA

He tenido la suerte de ser jugadora del mejor club de España durante 3 temporadas, de formar parte de un club que trabaja por y para lo que todas las jugadoras ansiamos: la profesionalidad. Pero ha llegado
el momento de decir adiós y afrontar nuevos retos.

Me marcho de Bera Bera siendo mucho mejor jugadora de lo que era al llegar, habiendo mejorado mi exigencia y compromiso con este deporte, habiendo experimentado la importancia de entrenar cada día
con las mejores, con jugadoras que te pongan dificultades y te planteen nuevos retos en cada entrenamiento y así tener que reinventarte cada día.

He conocido otra cultura y otra forma de ver la vida que me ha hecho replantearme la mía en muchos aspectos, he tenido el privilegio de vivir en una de las ciudades más increíbles de España y me he enamorado de cada rincón y de su gente.

Por todo esto no puedo más que dar las gracias a todas las personas que conforman el club, gente comprometida que trabaja cada día para que nuestro deporte crezca. Gracias a los 4 grandes entrenadores que he tenido durante este periodo porque de cada uno de ellos me llevo una píldora de aprendizaje en aspectos muy variados del juego. Gracias a todas las personas que rodean y colaboran con el club, personas que sin ser su trabajo se desviven para hacer que todo funcione, son el mayor apoyo que tenemos muchas veces las jugadoras de fuera y los pilares para que cualquier club funcione correctamente.

Gracias a todas las niñas que forman la base del club y sus familias, sobre todo las que he tenido la suerte de entrenar, porque me han hecho vivir algunos de los mejores momentos de estos años y me han ayudado a revivir sensaciones que llevaba tiempo sin experimentar con el balonmano.

Gracias a todas las compañeras con las que he tenido la suerte de compartir equipo, he intentado aprender de ellas lo máximo posible y transmitir aquello que sabía para convertirnos en el mejor equipo
posible y alcanzar casi la excelencia en esta última temporada.

Por último gracias a la afición por hacerme sentir querida y valorada, sois nuestro motor y los que dan sentido y valor a nuestro trabajo.
Nunca he sido de conformarme ni de quedarme quieta así que toca buscar nuevos retos y motivaciones para seguir creciendo.

Eskerrik Asko guztiagatik eta laster arte!!

You may also like

0 comments

Leave a Reply