Patrick Fuentes: “La final por el título no será más que un trámite simbólico”

Muchos de los clubes del territorio deberán adaptarse a la nueva realidad que se deriva de la situación que vivimos. Normalmente, ya sufren penurias. En situaciones como ésta es impensable cómo saldrán adelante. Uno de ellos es el Txuri de hockey sobre hielo. La pandemia le pilló en la puerta de jugarse la liga frente al Puigccerdá. Queda pendiente hasta septiembre. En medio, la federación decide que el eliminado Barça sea el equipo que acuda a la competición europea. Patrick Fuentes, uno de los emblemas del equipo, sin morderse la lengua, comparte el momento.

No era el final que esperabais. La final por el título con el Puigcerdá conllevaba una doble oportunidad, ganar la liga e ir a Europa.

-Desde luego que no era el rival que, a priori, esperábamos. El Barça anduvo muy fuerte durante la temporada regular y ver cómo el Puigcerdá se hizo con la eliminatoria fue bastante sorprendente para nosotros. De todas formas, tampoco tuvimos mucho tiempo de ponderar cuál iba a ser nuestro rival en la final; en el segundo partido de nuestra eliminatoria el Jaca nos ganó e hizo que dudáramos sobre nuestras posibilidades. No fue hasta después de ganar el tercer partido de la semifinal que pudimos respirar y asimilar en cierto modo nuestra clasificación para la final. Es la primera vez en los últimos 5 años que hemos llegado a la final haciéndonos falta 3 partidos para eliminar al primer rival del play-off.

Quizás impensable al principio de temporada. Había muchos cambios, pero…

-Efectivamente, ha sido una temporada definida por la multitud de modificaciones que ha sufrido tanto nuestra plantilla como la estructura en el vestuario. Por un lado, la destitución de Tito (entrenador con el que pasamos de ser un equipo mediocre que terminaba tercero o cuarto en la clasificación a ser campeones de liga tres veces consecutivas) suponía un cambio substancial en la filosofía del equipo. Había sido nuestro entrenador desde la temporada 2014-2015 y su destitución, fuera deseada o no, impactó al equipo seriamente. Además, los efectos de la falta de Tito trascendieron lo táctico, ya que en su ausencia, el club fue incapaz de obtener un sponsor. Sin el aporte económico de un sponsor tampoco pudimos llenar todas nuestras plazas de extranjeros. Si a eso se le suma la pérdida de jugadores como Alejandro Hernández o Alex Vea, instrumentales para conseguir nuestro último título de liga, el panorama de esta temporada era muy distinto al de temporadas anteriores. Por ello y tras los predecibles altibajos que sufrimos en la temporada regular, llegar a la final de liga nos ha dejado con una sensación de, verdaderamente, habérnoslo ganado.

Os privan de la posible competición continental que era algo muy atrayente. Deciden que sea el Barça, líder en la primera vuelta, quien vaya. ¿Te parece justo?

-Justo no, para nada. Sin embargo, somos conscientes de que la situación no tiene precedente y que la solución no es fácil. La federación española nos comunicó que la federación internacional requería un representante de la liga nacional para el 1 de Mayo y que en ausencia de un campeón su política establecía que debería acudir al torneo el primer clasificado de la liga regular. Esto define un paradigma un tanto perverso, en el que el Barça, un equipo eliminado ya de la competición por el Puigcerdá, acudirá a la competición continental. No nos parece que esta decisión sea justa y pensamos que debería ser uno de los finalistas de esta temporada el que represente a la liga en Europa, pero a pesar de apelar a las entidades que toman estas decisiones no hemos podido hacer nada.

Ahora debéis esperar a septiembre para dirimir con el Puigcerdá el play-off por el título.

-Así es. Por lo que sabemos ahora la final se disputará a tres partidos en Septiembre. Sinceramente, no será más que un trámite simbólico. Jugarte un título de liga en los primeros tres partidos de la temporada le resta competitividad, nivel de juego e ilusión a la cita de la temporada que más esperamos todos los jugadores.

No es fácil adivinar el panorama de entonces, porque se va a competir con plantillas distintas cuyo rendimiento será una incógnita.

-No conozco la situación del Puigcerdá, pero sin duda alguna la nuestra va a ser muy distinta. El impacto económico que va a sufrir nuestro club debido a todo lo que ha ocurrido hará que no dispongamos de ningún jugador extranjero para la final. Además, por lo que se nos ha comunicado, parece que los propios jugadores tendremos que pagar nuestras licencias, lo cual, junto a todos los demás gastos económicos en equipación, seguramente haga que la plantilla del equipo se vea seriamente mermada.

Uno de los jugadores de referencia en el equipo, Patrick, eres tú. ¿Te ves compitiendo en septiembre o como otros compañeros cuelgas el stick?

-Creo que todo aquél que me conozca sabe que, desde mis inicios a los 4 años, mi gran pasión siempre ha sido el hockey. El mero hecho de plantearme si seguir o no ya me da que pensar. Hace unos años hubiera sido impensable pero la situación a la que se enfrenta el club, el cada vez mayor compromiso económico de jugar, y el haber visto como todos mis antiguos compañeros de vestuario han ido dejándolo me hace ver cada vez más cerca el momento en el que deje el hielo. A pesar de esto, todavía no lo sé, habrá que valorar las cosas en unos meses.

¿Cómo has vivido esta situación hasta que se ha podido salir a la calle en una franja horaria?.

Muy bien, dentro de lo que cabe. He podido seguir trabajando en mi doctorado y entrenando en mi garaje, con lo que he conseguido pasarlo todo con relativa facilidad. Ayuda mucho objetivar y valorar que hay muchísima gente en condiciones seriamente peores que la tuya y que no tienes nada de lo que quejarte.

Necesitáis el hielo para entrenar en condiciones. Quizás sois la modalidad a la que más le afecta la superficie de juego. Imposible patinar en otras circunstancias…

-Sí, es imposible entrenar en las mismas condiciones sin acceso a la pista de hielo. Lo que más se pierde en nuestro deporte si pasas un tiempo prolongado fuera del hielo es la técnica y la facilidad de patinar. Ejemplo de ello es la pretemporada, la cual siempre suele ser dura ya que para la mayoría de nosotros han pasado 3-4 meses desde que pisamos la pista. Sin embargo, muchas de las facetas del juego pueden trabajarse en los exteriores. El manejo del puck (la pastilla) se puede mantener e incluso mejorar simplemente realizando ejercicios en un garaje con pucks específicos o en la terraza con una pelota.

Has estudiado y jugado en el extranjero, conoces mundo…Cuando pasan cosas como ésta, en qué has pensado y a qué conclusiones llegas.

Lo primero en lo que pensé fue en que, personalmente, no podría haberme pillado en mejor momento. Si hubiera ocurrido hace un año me hubiera cogido en Canadá terminando el proyecto del Máster y hubiera sido muy caótico. Afortunadamente, en el tema laboral no me ha afectado ya que he podido continuar con mi trabajo desde casa. En cuanto a reflexiones, estos momentos me han servido para sentirme aún más agradecido a mis padres por no haberme permitido nunca dejar mis estudios de lado. Ver cómo muchos de mis amigos que tras no llegar a la panacea de la NHL han perdido un poco el rumbo de su vida me ha hecho valorar mucho más mi formación académica. Además, esta situación ha sido muy dura para muchos de mis compañeros que, al jugar en ligas menores en las cuales la situación económica no es favorable, se han quedado sin contrato y sin sueldo de un día para otro.

¿Cómo ha sido la comunicación entre vosotros durante este tiempo?. ¿Los extranjeros se quedaron o se fueron?

Nuestros extranjeros se fueron pocos días después de que se decretara el estado de alarma. Para entonces la federación ya había suspendido todas las competiciones en el mes de Marzo y se intuía que no se podría disputar la final en el calendario deportivo de este año.

Practicáis un deporte absolutamente amateur. De hecho, os cuesta dinero. ¿Estimas que después de esto el Txuri y el resto de clubes lo pasarán mal?.

-Creo que la mayoría de los clubes vivirán situaciones difíciles. Obviamente, el panorama que mejor conozco es el de mi club y no es bueno. La falta de sponsor, el dinero que se ha dejado de ingresar esta temporada debido al parón, la disminución de las ayudas públicas… todos estos factores van a perjudicar seriamente al equipo. Por un lado no podremos disponer de jugadores extranjeros, lo cual disminuye substancialmente la calidad de nuestras filas. Además, como mencionaba antes, parece que los propios jugadores tendremos que pagar los gastos de licencia, lo cual puede suponer la pérdida de muchos efectivos debido al efecto avalancha de todo lo demás que sacrificamos por jugar.

Será difícil poder contratar buenos jugadores extranjeros, salvo el Barça, porque los recursos pueden ser pocos

Eso es. Casi seguro que la próxima temporada la plantilla este formada exclusivamente por jugadores locales.

La apuesta por la cantera parece clara. ¿Da suficiente para competir con posibilidades de éxito?

La cantera es importante, de eso no hay duda. Sin embargo, los fichajes siempre han desempeñado funciones primordiales en todas las temporadas en las que hemos tenido éxito. No tenemos sustitutos para los jugadores extranjeros que han militado en las plantillas con las que nos hicimos con el título. Por si fuera poco, gran parte de la cantera con la que logramos los tres títulos de liga ya no está y esto dificulta mucho nuestras opciones para las próximas temporadas.

Como jugador internacional, si sigues en la brecha, cuáles son los objetivos personales a nivel de selección y clubes.

A nivel de club me encantaría conquistar otro título de liga. Está claro que supone un reto muy complicado, mucho más difícil que en temporadas anteriores, pero si sigo jugando será por conseguir ese título. En cuanto a la selección, me gustaría llegar a la marca de los diez mundiales con la selección absoluta. Este año suponía el octavo, con lo que parece que no voy a conseguir este objetivo, pero es algo que me llama para seguir jugando.

Con la carrera de ingeniero terminada. Buceando entre un máster y el doctorado, ¿queda tiempo para calzarse los patines y deslizar las cuchillas?

Hasta ahora he conseguido compaginar los compromisos del doctorado en Ingeniería Aplicada con la pasión que es para mí el hockey. He de admitir que cada año que pasa cuesta más sacrificar algunas de las cosas que con 20 años ni se me pasaban por la cabeza, pero en mi balanza personal siempre ha tenido más peso el hockey. Nunca quiero dejar de jugar, pero ya tenía asumido que al terminar el doctorado no podría seguir involucrado tan activamente con mi deporte. Todavía me quedan dos años así que según lo que ocurra en los próximos meses, puede que sí siga teniendo tiempo para pisar el hielo.

No hay duda de que Patrick Fuentes (Donostia, 1995) es un “one club man”, jugador de un solo club que juega en el centro, que asiste a sus compañeros y que lleva en su mochila un historial con muchos reconocimientos. Le tocará, como a sus compañeros, arrimar el hombro para sacar adelante el inmediato proyecto. El espíritu del C.H.H. Txuri Urdin (es un milagro que se mantenga en pie) permanece incluso en los momentos más delicados. Hay una fuerza interior que es irreductible. 

You may also like

0 comments

Leave a Reply