La argentina Manuela Pizzo prolonga en Bera Bera

Manuela Pizzo (Buenos Aires, 1991) apuesta por continuar en la filas del Bera Bera. Fue uno de los fichajes sonados hace un año, cuando llegó procedente del Rocasa, el principal rival de las últimas temporadas. Se ha sentido valorada y su trabajo en defensa ha dado mucho al equipo de Imanol Álvarez que, poco a poco, va cerrando la plantilla para la próxima temporada. Le esperan muchas competiciones.

Una renovación conlleva siempre la decisión correspondiente: “Muy contenta de volver la temporada que viene a jugar con este gran equipo y en lo más alto del balonmano español. Personalmente me sentí muy cómoda con el equipo porque es al que menos me costó adaptarme. Quiero aportar todo de mí y me voy contenta porque el año que viene puede ser mejor. Me hubiese gustado poder aportar más en ataque, pero lo que aporté, sirvió”.

Se da la circunstancia de que la lateral izquierdo iba a jugar el preolímpico en Lliria, en el grupo de España, para jugarse una plaza con su selección en Tokio 2020. Como quiera que todo quedó suspendido, eso está en el aire y competir en un equipo del nivel del Bera Bera le viene muy bien para su progresión.

Le hubiera gustado ganar la liga en la cancha, pero como el resto de sus compañeras entiende que la salud es lo primero y no se muestra contraria a la suspensión del campeonato. «La situación mundial es muy difícil y hay que aceptar que lo principal es la salud. Creo que somos justas campeonas, no nos pudo ganar nadie. La temporada fue excelente, casi perfecta. La plantilla es pareja, todas podemos jugar y dar calidad de juego para afrontar partidos difíciles. Ganar la liga es muy importante para afrontar Europa, es una pena no poder jugar Champions pero la experiencia de este año y con el recorrido de Bera Bera el reto es llegar a fase de grupos en la European League”.

Ahora volverá a Argentina hasta que se inicien los entrenamientos. Al llegar, deberá guardar un periodo de cuarentena. Seguro que echa en falta la comodidad de Donostia, lo mismo que las playas y la gastronomía que tanto le gustan.

En este periodo vacacional con su familia no dejará de pensar en balonmano, seguirá soñando con ganar una Copa de la Reina (el título que le falta en nuestro balonmano) y pensará en todo lo grande que le puede pasar la próxima temporada con muchos retos en el horizonte, tanto como jugadora del Bera Bera como de Argentina.

You may also like

0 comments

Leave a Reply