Zarautz propone una liga sin ascensos ni descensos

El club de remo de Zarautz ganó el ascenso a la liga ACT al final de la pasada temporada y por tanto es una entidad de pleno derecho entre las que forman parte del primer nivel en el mundo de las traineras.

Asume las dificultades que les esperan a todos y es el primero en proponer medidas de calado que ayuden a la tranquilidad de los integrantes de la competición. El día 30 de mayo se reunirán en asamblea los 12 clubes que la componen. Al orden del día previsto, Zarautz solicita que se incluya en el orden del día un punto más. Se relaciona con el apartado de ascensos y descensos. Pretenden que ese punto del reglamento se anule de forma excepcional esta temporada, que entienden va a ser muy atípica. Apoyan que exista un vencedor, pero que nadie pierda la categoría.

Entra dentro de lo probable que los clubes de la Eusko Label Liga (ACT) lo puedan aprobar, pero en cambio los de la ARC1 (se quedarían sin ascensos) no parece que estén por la labor de aceptarlo

Las razones que esgrime Zarautz se relacionan, entre otras cosas, con una imagen de rigor y no de improvisación. “Una decisión tomada con anticipación daría una imagen de seriedad ante la opinión pública, pues se evitarían posibles casos en los que se tuviese que actuar de manera precipitada sobre problemas que requiriesen un determinado tiempo para tratar”.

A día de hoy, tal y como está diseñada, la competición es inviable. La tripulaciones gallegas no podrían desplazarse ni a Cantabria, ni a Gipuzkoa, ni a Bizkaia. Y las traineras de estos territorios tampoco pueden viajar a las poblaciones gallegas donde se organizan regatas.

Zarautz Arraun Elkartes va más allá y estima que nadie garantiza que todas las regatas puedan disputarse en las mismas condiciones para todos, ni siquiera que se puedan celebrar: «Va a afectar muchísimo el factor suerte al nivel deportivo debido a las múltiples casuísticas que pueden derivar de las consecuencias de la pandemia. Desde Z.A.E. entendemos que no sería justo dejar en manos del azar un tema tan serio como el de los ascensos y descensos”.

A día de hoy, los remeros no han podido entrar en sus clubes a prepararse con normalidad y mucho menos a poder remar en el mar. El tiempo corre y la fecha de inicio (28 de junio) no parece que sea factible.

El club que preside Jon Artola confía en sacar adelante la propuesta. Como siempre, habrá gente que la vea positiva y la apoye y otros clubes que no la vean con buenos ojos. Cabría una posibilidad que han seguido el resto de deportes. Al no haber descensos y aprobarse ascensos, las categorías se han ampliado.

Para que eso suceda en el remo hay un serio inconveniente. Los campos de regateo no dan más de sí, por lo que sería inviable ampliar el número de calles. Cabría otra solución, también complicada. Actualmente se compite en tres tandas de cuatro. En caso de ampliar a 14 clubes el año que viene en la ACT, serían cuatro las tandas. las dos primeras con tres embarcaciones y las dos últimas, con cuatro.

Queda tiempo para decidir. Las cartas están sobre la mesa. La propuesta no parece descabellada.

You may also like

0 comments

Leave a Reply