Dan Emil Racotea, una torre en la muralla amarilla

Las salidas de Rudy Seri y Leo Renaud dejaban muy huérfano el puesto de lateral izquierdo en el Bidasoa de la temporada 2020-2021. La confirmación del principio de acuerdo con Dan-Emil Racoțea (Brașov, Rumanía; 21 de julio de 1995) oxigena una zona importante en el juego del cuadro de Jacobo Cuétara.

No es un jugador cualquiera, porque más allá de la envergadura (2.02 y 98 kgs.) cuenta con un historial de experiencia en equipos internacionales como el CSM Bucuresti, Wisla Plock (con quien jugó Champions cinco temporadas alcanzando 117 goles), Veszprem y Chartres, el club francés del que procede. Internacional absoluto con la selección de su país aportará al equipo amarillo experiencia, fortaleza y ojalá efectividad tanto en defensa como en el lanzamiento exterior.

Conoce Artaleku ya que jugó un amistoso de pretemporada hace un año, lo mismo que en Hondarribia defendiendo los colores del Chartres. Su nuevo entrenador dibuja una semblanza: “Un gran fichaje, un grandísimo jugador. Hablamos de uno de los jugadores de mayor proyección del continente. Es joven, con muchísimo futuro, que ha estado en grandísimos equipos e internacional con Rumanía«.

Cuétara sabe que ha llegado, si toda la operación se cierra, un armario de tres cuerpos, un jugador para dos temporadas que posee un “Gran lanzamiento exterior, un espectacular físico por su antropometría (más de dos metros de altura) y su fuerza. Además, es capaz de defender en varios puestos, en el centro y en el lateral, lo que nos da muchísimas posibilidades defensivas y de rotaciones”.

Es un jugador joven, cuyo perfil  da continuidad a la línea de incorporaciones como la de Donát Bartók el pasado enero. Ese es el camino elegido: “Seguimos buscando jóvenes talentos para que vengan y se formen y crezcan con nosotros. Esa juventud, con un fichaje como el de Julen Aginagalde, que nos va a aportar
muchísima experiencia, podemos encontrar un equilibrio muy interesante”.

Racotea era un nombre que estaba en la calle desde hace tiempo, casi el mismo del acuerdo. Ahora ha de pasar el reconocimiento médico y terminar los trámites para el OK definitivo.

La noticia es buena desde dos puntos de vista. El deportivo. porque refuerza al plantel y el económico porque el club aguanta el tirón y responde a los compromisos pactados. Las previsiones antes del 14 de marzo estaban claramente definidas. Sin embargo, la crisis económica podía afectar a patrocinadores conocidos y a otros con los que se habían alcanzado acuerdos para el futuro. Las cosas se podían haber ido al garete, pero el club ha trabajado una barbaridad para evitarlo. Conviene no perder de vista esta realidad, porque si la entidad no tuviera músculo, los nombres y rumores de posibles fichajes que circulan desde hace meses podían haberse evaporado.

 

You may also like

0 comments

Leave a Reply