Iosu Ozkoidi: “La presión y la tensión corresponden a un momento como éste”

Juega en el Sabadell y forma parte de una plantilla que aspira al ascenso de categoría. En el horizonte aparece una pancarta, una línea de meta en la que figura “Segunda División”. Es algo más que un sueño para Iosu Ozkoidi, una zurda que siempre lleva puesta un guante. Sabe lo que significa renunciar a cosas, por conseguir otras, tanto en el mundo del deporte como en el personal, más íntimo. Le sienta bien la camiseta arlequinada.

De la Real Sociedad, al Eibar; del Eibar al Real Unión, del Real Unión a Sabadell. Parada y fonda durante tres temporadas.

-Es cierto que soy uno de esos jugadores que, cuando está a gusto en un sitio, suele vivir más de un año. De momento en Sabadell también está siendo así

Tu ilusión siempre fue salir de casa. Se trataba de  probar una experiencia diferente a lo que conocías, ajeno al habitual  contacto con tu entorno.

-Sobre todo cuando tenía algún año menos. Me gustaba la idea de irme fuera de España. Quería salir de mi entorno para vivir otras experiencias. Lo decidí a los 27 años (no siendo un chaval) pero no me arrepiento en absoluto. Estoy disfrutando y sintiéndome futbolista

Pasado ese tiempo, ¿Qué has experimentado? ¿Qué ha cambiado en tu vida?

-Bueno, el hecho de salir fuera, llevar tres años viviendo solo, trabajar con compañeros nuevos de los cuales a algunos ya los considero amigos…todos esos detalles te cambian y te hacen madurar también. Y si además el futbol te va bien, todo está en orden.

Hay una cuestión importante para cualquier deportista. Se relaciona con la capacidad de adaptación. Tú lo has hecho en la parte social y también en la deportiva, jugando ahora cómo lateral izquierdo…

– Siempre digo que no sobrevive el más fuerte sino el que mejor se adapta…aunque también se puede decir que el que mejor se adapta, demuestra que es el más fuerte ¡jajaja!  A mí ni en lo social ni en lo deportivo me ha costado un esfuerzo extraordinario. Surgió la oportunidad de jugar de lateral izquierdo, me hicieron ver que podía sacar provecho a esa posición y ahí sigo. Creo que cualquiera que me haya seguido desde pequeño, no se creería que juego de lateral ahora.

Eras un jugador de banda, también media punta, ocupando zonas a pie cambiado. Da la sensación de que eres un futbolista muy diferente.

– Bueno, más bien era un mediapunta que igualmente podía jugar en banda ¡Jajaja¡ Siempre me ha gustado ser el “10” del equipo, aunque ese tipo de jugador se está perdiendo en mi opinión. Mi naturaleza siempre será la del mediapunta, pero como te dicho antes, hay que adaptarse a los nuevos tiempos y hay que aprovechar las oportunidades.

La eterna pandemia os detuvo de cuajo. Ocupabais una posición de privilegio en la tabla. Gracias a ella, estáis en la puerta de disputar el asalto a Segunda División. Lograr el ascenso será un hito…

– Si, estábamos haciendo una temporada muy buena. Es más, fuimos lideres durante unas 10 jornadas seguidas y en la última o penúltima antes del parón, perdimos ese puesto. Ha sido una pena todo lo que ha pasado y nos hubiese gustado que nada hubiera sucedido para poder seguir jugando con nuestra afición…Pero lo que ha pasado, ha pasado y ahora disponemos de una oportunidad que el Sabadell no consiguió desde que descendiese hace unos años de Segunda División. Estamos muy ilusionados y con muchas ganas.

Primer partido en Algeciras, en el Nuevo Mirador ¿Cuál es el camino para alcanzar la gloria en la familia arlequinada?

-Jugamos el primer partido contra el Atletico de Madrid B. El camino será demostrar que queremos más que nadie ascender a Segunda División. Para ello deberemos ser nosotros, poniendo en práctica todo lo que sabemos hacer y trabajando como equipo. A partir de ahí, aparecerán muchos más factores incontrolables que veremos cómo los afrontamos y resolvemos. Es la belleza del futbol.

 Probablemente, el futuro del club y el tuyo propio dependa mucho de lo que allí suceda. ¿Si subís y te hacen una propuesta de renovación, responderías afirmativamente?

-Hombre, a cualquier jugador que asciende a Segunda y sigue en ese club, le cambia la vida, sobre todo si nunca has tocado esa categoría. Y para el club, después de haber superado unos años convulsos, supondría un premio al trabajo bien hecho. Están haciendo  las cosas bien. Y por supuesto que aceptaría una oferta de renovación si el club ascendiese.

En mi álbum de cromos, cuando era crío, figuraba el Sabadell en Primera División. Recuerdo a los Ortuño, Morollón, Quincoces, Isidro, Sertucha…  Época dorada, hace sesenta años, que no sé si pesa mucho y os añade presión a la hora de dar el salto.

– Es indudable que el CE Sabadell es un club histórico. Lleva más años en Segunda que en Segunda “B”. No olvidemos que militó en Primera División durante 14 temporadas. La presión y la tensión son las que corresponden a un momento como éste. Lo justo y necesario para intentar hacer un buen play off. Ni más, ni menos.

Conocías en Segunda “B” el modo de competir en el llamado grupo norte. Ahora en el este mediterráneo, ¡el juego es diferente? ¿Cuesta adaptarse a las superficies y al clima?

– Sinceramente en mi opinión el Grupo III (el nuestro) es el más competitivo y el más difícil de los cuatro. Evidentemente no he jugado ni en el I ni en el grupo IV, pero hablando con muchos jugadores, sacas tus propias conclusiones. Creo que se intenta jugar más al fútbol en el grupo del Mediterráneo. Hay mucho nivel en 2B, bastante más del que se cree.

Ni mejor, ni peor, El público es diferente y los desplazamientos, mucho más largos…

– Nuestra afición es muy importante para nosotros. Siempre, en los desplazamientos, encuentras seguidores, sea donde sea. Y mira que tenemos algún viaje bastante largo…La afición es una pasada. Son muy fieles.

Pregunta tintada de rosa. Tu novia es periodista y trabaja en Madrid: Tú eres futbolista, hoy en Catalunya. Entiendo que la relación de tantos años no es fácil mantenerla. Mucho sacrificio por las dos partes, pero también libertad y respeto a las carreras profesionales de ambos.

Lógicamente, es difícil y se hacen sacrificios. Nuestros dos trabajos son vocacionales y, tanto ella como yo, estamos ahora mismo en un buen destino. Los dos sabemos cuál es la importancia tanto de  su trabajo como del mío. Nos respetamos y aun siendo difícil seguimos adelante a pesar de las dificultades.

Muchas de las decisiones futuras  ¿pasan por convivir? Te lo digo, porque si ella vuelve a casa, ¿Verías con otra cara la invitación del Real Unión para incorporarte de nuevo a su plantilla?

-La intención claramente es convivir. ¿Dónde? Sinceramente no creo que sea en Donosti a corto o medio plazo. Por tanto volver a casa de momento, no entra en nuestros planes. Evidentemente nunca se sabe y si debiéramos regresar, claro que vería con buenos ojos volver al Real Unión. Le guardo cariño porque estuve muy a gusto allí, sobre todo los primeros dos años, pero de momento creo que no volveremos a casa.

Sin entrar en desánimos. Vivir solo tantas semanas, sin salir de casa, sin compartir el vestuario, sin competir, te ha puesto a prueba. Aún más.

– Sí que es complicado, pero siempre he dicho que no me puedo quejar porque no me cuesta estar en casa. Hay mucha gente que lo ha pasado peor y sinceramente no lo he llevado mal. Lo más complicado ha sido tener que entrenar en casa, sin compañeros, sin balón, sin césped, etc. Pero sabiendo que íbamos a volver a la normalidad, la situación se afronta de otra forma.

.Acabas de cumplir como quien dice 30 años. Ya no eres un niño, pero uno se siente más maduro, convencido y seguro de sí mismo.

– Sin duda; deportivamente me encuentro muy bien, he madurado mucho y eso se nota. Tengo 30 y tengo cuerda para rato ¡jajajaj!

Hablemos de tu negocio compartido. ¡Venga, publicidad gratuita!. “Pepita y grano” en El Antiguo, calle Antonio Arzak, productos para dietas sanas y equilibradas. Arroces, pastas, etc. Lúcete y convéncenos de que merece la pena visitar la tienda y llevarte muchas cosas…

-El 23 de junio cumplimos tres años desde que abrimos, mi amigo (ahora también mi socio) Alvaro y yo, la tienda de Pepita y Grano en Donostia. Estamos muy contentos la verdad. Es una tienda donde si quieres calidad de producto, la encontrarás en cualquiera de las más de 300 referencias que disponemos en la tienda. Puedes elegir, como bien dices, arroces, legumbres, cereales, especias…muchísimos productos saludables y ricos y además intentamos, dentro de lo posible, ser “Zero waste” (vivir sin producir residuos). Queremos ayudar al medio ambiente para que el mundo sea un lugar mejor. Y algo que nos diferencia es el trato con el cliente. Araiz es la encargada en la tienda y siempre está dispuesta a atender cualquier duda o petición que el cliente pueda plantear.

Esta es  una vivencia más que se relaciona con el día después, al colgar las botas. Con los pies en el suelo, no dejó volar la cabeza cuando Montanier le subía a entrenar con la primera plantilla de la Real Sociedad. Las lesiones le perseguían más de lo debido y esquivó el quirófano como cuando regatea a los rivales que encara. Es feliz en el mundo en que se mueve. Si no lo es, lo disimula. Nunca pierde la sonrisa, aunque la procesión recorra las calles interiores de su yo personal.

 

You may also like

0 comments

Leave a Reply