Martín Zubimendi hace camino al andar

La Real Sociedad está apuntalando la línea medular del futuro. A la renovación de Mikel Merino se suma ahora la de Martín Zubimendi. Los dos,hasta 2025. La Real ata cabos y evita sorpresas y los jugadores se aseguran un futuro imponente.

Martín Zubimendi es un caso atípico. Seguro que, si las cosas hubieran seguido el camino de la normalidad, las posibilidades de demostrar sus cualidades y capacidad de adaptación al fútbol de Primera no hubieran existido.

El confinamiento, la vuelta a la competición, la acumulación de partidos, las lesiones de muchos protagonistas han creado un paisaje complicado. A los técnicos no les ha quedado otra que mirar al filial y decidir.En el caso de Imanol Alguacil es obvia la apuesta por Zubimendi. El chaval asumió el rol, hizo camino al andar y cumplió con creces lo que le pedía. Le convocó en los once encuentros  disputados. En los dos primeros no salto al césped. En el tercero, debutó ante el Real Madrid, jugando doce minutos. Desde ahí en adelante, cinco partidos completos, tres amonestaciones y minutos en el resto.

Su trabajo no ha pasado desapercibido para nadie, ni para los que le conocían ni para quienes ignoraban su talento. Es un medio centro indiscutible y a los 21 años da la sensación de llevar jugando toda la vida. Deberá competir consigo mismo y con el resto de compañeros que se ubican en la misma zona. Son unos cuantos. Le llegará el momento de ser titular indiscutible y de asentarse.

 

You may also like

0 comments

Leave a Reply