La pretemporada «rara» del Bidasoa

Como todo va de aquella manera, no hay deporte, ni competición, ni equipo al que no le salpique la situación que vivimos. Por ejemplo, si nos referimos al Bidasoa debemos hablar de un equipo que antes de un mes se la juega en varios frentes, Los de Jacobo Cuétara se preparan para cuatro amistosos «sui generis», distintos a los que en un principio se preveían, pero la no disputa del Torneo de Egia, y otras derivas de la pandemia hace que la pretemporada se lleve adelante con el freno de mano puesto, más rara de lo habitual.

Abrirán el capítulo de amistosos este próximo viernes (20.00), aunque a efectos del público y medios de comunicación no habrá posibilidades de obtener alguna conclusión, ya que el partido ante el Anaitasuna, en cancha navarra,  será a puerta cerrada.

Una semana más tarde, doble enfrentamiento con  el Bada Huesca. Primero en Orio con la disputa del II Torneo Karela el sábado 15 (13.00 horas). En principio, está prevista la presencia de público, aunque habrá que esperar para saber en qué condiciones. El Orio Eragin Eskubaloia, que organiza el evento, dará a conocer próximamente  la información al respecto de las entradas  y las medidas adoptadas por el COVID-19.

Un día después los dos equipos jugarán otro amistoso en Artaleku, pero no se sabe aún si con presencia de espectadores y a qué hora. Entre esta fecha y la correspondiente al cuarto amistoso previsto, cabría la posibilidad de disputar dos partidos amistosos más, el fin de semana del 22 y el 23 de agosto.

El cuarto amistoso llevará a los de Jacobo Cuétara hasta Trapagarán para medirse con el equipo local, nuevo conjunto de la División de Honor Plata, el miércoles 26 de agosto.  Pocas horas después de terminar, prácticamente preparar bolsas y maletas para afrontar el partido de ida de la primera ronda de la European League ante el PAUC, tres días más tarde.

 

You may also like

0 comments

Leave a Reply