Roglic, la tormenta anticipada

Primoz Roglic (Team Jumbo Visma) puso al pelotón en fila de a uno en la subida al col de Porte en donde concluía la segunda etapa del Criterium du Dauphiné. El trazado era corto (135 kms) entre Vienne y la llegada, pero muy exigente, sobre todo en la última subida en donde se iban a desatar las hostilidades.

Un corredor del Groupama, Bruno Armirail, recorrió en solitario un buen tramo de la distancia, pero su batalla terminó cuando el pelotón de perseguidores principales aceleró la marcha. El trabajo del equipo Ineos fue descomunal. Como si fuera una barredora fue eliminando rivales (Alaphilippe entró a 4’41), a costa de perder combatientes que llegaran a la hora de la verdad. Encomiable esfuerzo de Castroviejo, Sivakov, Geraint Thomas, Froome…que terminaron por dejar solo a Egan Bernal.

Lo aprovechó el Jumbo para rematar con Roglic en 3.39.40″. Ocho segundos más tarde entraron Pinot y Buchmann. Ellos ocupan en ese orden la cabeza de la clasificación general.

A diez segundos, un selecto ramillete con Nairo Quintana, Porte, Miguel Ángel López, Daniel Martínez, Mikel Landa y el propio Bernal que fue décimo y cuarto en la general a 16″ del líder Roglic.

Cuando los primeros llegaron a la meta, no se intuía la granizada posterior que iba a caer sobre los cuerpos de los corredores que llegaron tarde a la meta. La espalda de Tim Declecq, el corredor del Deceuninck, refleja la dureza del pedrisco.

You may also like

0 comments

Leave a Reply