Van Aert aprovecha una siesta colectiva y Alaphilippe pierde el liderato

A la quinta fue la vencida. Por fin llegó esa típica etapa del Tour en la que no pasa nada y que a la hora de la siesta viene muy bien para desconectar y acabar con el insomnio. Con respeto a los corredores, por supuesto, pero entre Gal y Privas no sucedieron cosas especiales, salvo dos cotas de las pequeñas que aprovechó Cosnefroy para reforzar su maillot de puntos rojos y la hora del sprint final que determinó los pocos movimientos del día cuando se olía a pancarta final.

En las intermedias, Sam Bennett le levantó el maillot verde a Peter Sagan que entró en meta inmediatamente detrás del corredor del Deceuninck. Esa «volata» fue lo mejor de la jornada, con Bol (2º) arañando el triunfo y con Ewan más atrás de lo esperado (8º) porque no se situó en buena posición para la disputa.

La sorpresa mayúscula se produjo al concluir la etapa cuando los comisarios sancionaron con 20 segundos de penalización al líder Julian Alaphilippe. La razón no es otra que avituallarse con un bidón de agua en zona no permitida, a 17 kms. de meta.. Esa decisión manda al líder a la décimo sexta posición siendo Adam Yates el nuevo maillot amarillo.

You may also like

0 comments

Leave a Reply