Paseo, casi militar, de Nans Peters en la meta de Loudenvielle

El corredor francés del AG2R ganó en solitario la primera etapa pirenaica en la que se confirma que no hay un líder sólido, que en París puede ganar cualquiera de los varios aspirantes y que la temporada atípica que llevan los corredores se nota en el asfalto. Nans Peters ofreció una exhibición en toda regla.

Dos corredores, Peters y Zakarin, dieron un paso al frente y esa valentía les llevó hasta el final de la etapa, Nadie les alcanzó. El ruso, al ver que no podía hacerse con el triunfo, claudicó y fue superado en los últimos metros  por Skujins y Carlos Verona que protagonizaron un etapón.

Por detrás, el que mejor movió ficha fue Pogacar que recuperó cuarenta segundos de los perdidos la víspera. También Mikel Landa se rehizo y asciende a la 12ª posición. No hubo tregua en ninguno de los puertos, aunque el Peyresourde, último de la jornada, terminó por imponer su ley.

Quizás Jumbo-Visma tensó mucho la cuerda y dejó sin aliento a los Roglic, Dumoulin que no pudieron responder a los ataques de sus rivales. Llevaron el peso de la jornada, pero sin premio. Adam Yates, que pasó por momentos de apuro, salvó el maillot amarillo. Mejora Movistar, tercero en la clasificación por equipos, gracias al trabajo e Verona, Más, Soler y Valverde.

Este domingo se corre la novena etapa entre Pau y Laruns (153 kms.),. Otra etapa pirenaica con subidas y bajadas, siendo los puertos de Col d’Ichère, Col de Soudet, Col de la Hourcère, y Col de Marie-Blanque, éste cerca de la meta, las dificultades montañosas para un pelotón sin claro liderazgo. Un corredor aspirante a la victoria como, Thibaut Pinot se dejó en la meta veinticinco minutos para desesperación de su equipo la FDJ.

 

You may also like

0 comments

Leave a Reply