El Bidasoa supera todas las barreras y sigue adelante en la Europa League

Victoria merecida del Bidasoa ante el PAUC, que posiblemente se encontró con el rival que no esperaba o que el confinamiento le mermó sus fuerzas. El técnico visitante tiró de todos sus argumentos para salir airoso de Artaleku, pero no le llegó. Ni los goles de los laterales Accambray y Garciandía, ni la fortaleza defensiva de sus torres apagaron la ilusión de un equipo que a esta hora va camino de la fase de grupos de la Europa League. Con menor presupuesto, con menos recursos, el Bidasoa doblegó al poderoso conjunto de Thierry Anti al que Artaleku se le atraganta. Hace unos meses en Champions con el Sporting de Portugal y ahora con su nuevo equipo.

Los dos tiempos del partido se parecieron bastante. Los irundarras salieron del vestuario más enchufados y convencidos (3-0 y 19-16). En ambas circunstancias, el técnico galo pidió sendos tiempos muertos. En el primero para incorporar a Accambray al juego y en el segundo para cambiar de portero, aunque la resultante fue muy diferente.

El gigantesco lateral izquierdo fue el mejor goleador de su equipo (siete dianas). Jugaron demasiado para él, o se las jugó él solo. Lo cierto es que el equipo de Aix en Provence no tuvo paciencia, no circuló bien el balón y cometió muchas pérdidas. Los irundarras se aprovecharon de ellas con suma eficacia, porque al contraataque, con Kauldi Odriozola de estilete, mantuvieron las opciones hasta el final. El PAUC no fue por delante en el marcador ni una sola vez.

Quedaban dudas sobre el papel que pudieran representar en los visitantes, todos los jugadores conocidos. Es el caso de Peciña, Garciandía, Javi Muñoz, Tarrafeta. Probablemente se añadieron más presión a la propia del partido. Era un encuentro de doble filo para todos ellos. Les iban a mirar con lupa.

En el Bidasoa volvieron a ser decisivos los de siempre. Rodrigo Salinas y Kauldi Odriozola, el flanco derecho victorioso. Firmaron catorce goles, casi la mitad del equipo. Tesoriere y Matheus volvieron a ser la roca del centro de la defensa. Julen Aginagalde e Iker Serrano se repartieron el trabajo, tanto en defensa como en ataque. No debutó el meta Sierra y tanto Racotea como Bonanno necesitan más tiempo para dominar los sistemas de Jacobo Cuétara.

Fue decisivo en el triunfo, el acierto de Xoan Ledo bajo palos. Paradas de todos los colores, aunque quizás la más valiosa llegó a falta de cinco minutos para el final (28-25). En ese momento el partido quedó visto para sentencia, El PAUC tiró la toalla antes de que Kauldi e Iker Serrano aumentaran la diferencia a cinco goles.

El triunfo es extraordinario por lo que significa para el proyecto del club y para la imagen de un Bidasoa que volvió a competir a un alto nivel. Ahora, viaje a Galicia para debutar el martes en la complicada cancha del Cangas. Esa es otra historia.

FICHA TÉCNICA

(30) CD BIDASOA (14+16) Xoan Ledo; Kauldi (8), R. Salinas (6), Tesoriere, Matheus, Racotea (3) y Crowley (1) –equipo inicial- Zabala (3), Iker Serrano (3) , Julen Aginagalde (2, 1p), Azkue (1), De la Salud (2, 1p), Bartok (1p), Bonanno y Sierra (ps)

(25) PAUC HANDBALL (13+12) Pardin; Ong (2, 1p), Peciña (2), J Muñoz (1p), Kristjansson (1),  Claire (1) y Bonnefond (3) –equipo inicial- Lynde (ps), Garciandia (4), Honrubia (2), Accambray (7), Loesch (1), Konan, Tarrafeta (1), Racic.

Árbitros. Ivan Cacador y Enrico Nicolau (Portugal). Exclusiones de R. Salinas y Bonanno, por el Bidasoa y Ong, Konan y Accambray, por los franceses

MARCADOR CADA CINCO MINUTOS

3-1, 6-2, 7-6, 10-9, 13-11, 14-13 (descanso)

17-15, 21-17, 23-20, 25-23, 28-25, 30-25.

INCIDENCIAS. Los aficionados que pudieron acceder a Artaleku lo dieron todo para que su equipo no se viniera abajo en los momentos de dificultad. Una pena, porque con el pabellón hasta la bandera, el partido hubiera sido colosal.

 

You may also like

0 comments

Leave a Reply