Hondarribia tinta de verde la bahía de La Kontxa

Hondarribia consigue enlazar la tercera bandera consecutiva en La Kontxa donostiarra y la décimo cuarta de su historia. Rubricó con mejor nota el buen resultado de hace siete días, ganando de nuevo la tanda y dejando sin opciones a sus directos rivales. Volvió a conseguir el éxito, como hace un año, bogando por la calle «1». Zierbena mantuvo el paso en el largo de ida, pero en cuanto salieron de la barra, la Ama Gudalupekoa fue a cuchillo para llegar a la ciaboga exterior en primera posición, desarmar a sus contrincantes y volver con la moral que supone verse al frente de la regata.

Logró tal situación que cruzó el campo de regateo en diagonal, por delante de sus oponentes, para pasar de la calle en la que bogaba hasta la tres. Habilidad de Joseba Amunarriz, una vez más, que hace historia al convertirse en el patrón de Hondarribia que más banderas ha ganado en La Kontxa.

Si el foco mediático estaba en las calles 1 y 2, con los dos aspirantes a bandera, en las otras dos bogaban Orio y Santurtzi. Los de Salsamendi terminaron terceros, mientras que la «Sotera» cerró la tanda en cuarta posición, quizás más pendiente de ganar la EuskoLabel Liga el próximo fin de semana que de luchar por una bandera que se les escapó ya hace siete días.

A la entrega de banderas, tanto la femenina de Orio, como la de Hondarribia, le faltó un elemento indispensable: el público. Fue muy triste ver el escenario vacío, la rampa de desembarco sin colores ni abrazos y la entrega de la propia bandera sólo con el patrón accediendo al barco de autoridades. Tampoco habrá ni recibimientos ni jolgorio colectivo. Es lo que trae añadido el virus que nos afecta.

En el resumen de los tiempos de la regata, en la tanda de honor, Hondarribia amplió su renta con cinco segundos más (19.39.22), mejorando en ocho segundos el crono de la primera jornada. Zierbena completó en 19.44.52. Orio (19.51.82) y Santurtzi (19.52.70) lucharon por la tercera posición en un final muy apretado.

En la tanda que abrió jornada, el papel de Urdaibai y Donostiarra se cotizaba más que el de Cabo y Zarautz. Por eso, precisamente, entraron en meta. El tramo final entre las dos primeras fue emocionante por saber quién terminaba siendo proa de regata. Los de Bermeo terminaron mejor y pararon el crono en 19.52.70, tiempo que iba a servir de referencia a las cuatro tripulaciones que después bogarían en la tanda de honor. La segunda plaza fue para Kaiarriba Donostia (19.58.13) y más retrasadas las embarcaciones de Cabo (20.00.36) y Zarautz (20.25.12), quien además de bogar por la calle «1», piensa mucho en el play-off por la permanencia. se la juega el próximo fin de semana.

 

 

 

 

 

You may also like

0 comments

Leave a Reply