Xabier Berasategi: “Me gustaría llegar a ser profesional, pero aún tengo mucho que aprender”

De repente, aparece en los titulares de los periódicos. Suma victorias y sigue respondiendo a las necesidades del guión y de los objetivos del equipo que dirige Mikel Gaztañaga. Xabier Berasategi (Olaberria, 2000) es ciclista, quiere seguir siendo ciclista y codearse con los mejores, pero no renuncia a unos estudios que le abran otras puertas. Cursa Mecatrónica Industrial en Goierri Eskola, y ya está muy cerca de acabar la carrera. Está viviendo algo así como un momento mágico, madurando como corredor y probándose para saber de qué es capaz.

El mes de septiembre está siendo una maravilla…

Si, la verdad es que sí. Sabía que estaba en buena forma pero ganar la vuelta a Cantabria y la siguiente semana los campeonatos de Euskadi no me lo esperaba.

Victoria, como dices, en el Campeonato de Euskadi Sub-23 con una sensación enorme de poderío. El muro de Garrastatxu y llegada en solitario…

Venía con mucha confianza después de ganar en Cantabria y sabiendo que podía hacer un buen papel. Las sensaciones fueron muy buenas todo el día y al final se pudo rematar. La primera parte de la subida fue muy, muy, rápida. Conseguí abrir un hueco y mantenerlo hasta el final.

La Vuelta a Cantabria, tres etapas, numerosos equipos…¿Entiendes que es una victoria de más valor?

Sí, el nivel era muy alto y ganar una vuelta así es siempre muy especial. Más aún hacerlo en este año tan raro.

Laboral Kutxa-Fundación Euskadi es tu equipo en el que convives con tus compañeros y directores. ¿Cómo es la relación entre vosotros dentro y fuera del asfalto?.

Tenemos muy buena relación entre todos, tanto dentro como fuera del asfalto y creo que eso ayuda mucho a la hora de conseguir resultados. Somos un equipo, tanto a nivel de corredores como directores. Iurgi, Paredes, Irazu y el propio Gaztañaga están siempre muy cerca de nosotros.

¿Cuál es tu papel en el grupo?

Creo que este año he dado un salto en confianza y también en el estado de forma. El objetivo es estar disputando las carreras, y si un compañero se encuentra mejor que yo ayudarlo en todo lo posible.

Cuando ves llegar a una persona, antes de la carrera, con un termómetro a mediros la temperatura ¿te agobias, te preocupas?

No, no me agobio y lo veo necesario. Todas las medidas que se tomen serán bienvenidas. Al final, todo se hace por nuestro bien.

No ha sido un año cómodo ni para entrenar, ni para competir. Vivir en Olaberria, disponer de muchos caminos, lejos de la gran circulación, ¿te ayuda?

Es cierto que hemos estado muy tranquilos en ese aspecto. No es lo mismo vivir en una gran ciudad que en un pueblo pequeño como Olaberria. Aunque también tuvo sus desventajas. Cuando podíamos salir de casa, pero no del municipio, entrenaba en un circuito de 2 kilómetros dando vueltas.

Sois muchos compañeros, todos con el mismo sueño de dar un paso al frente dentro de la casa. En abril cumpliste 20 años. ¿Te ves con condiciones de llegar a ser profesional?. ¿La competencia es dura?.

Llegar a ser profesional es un sueño y algo que lo consigue muy poca gente. Me gustaría llegar a serlo en un futuro pero aún tengo mucho que aprender.

A día de hoy, Xabi, qué tipo de corredor eres y dónde está lo mejor de ti.

Me consideraría como un escalador que es rápido en grupos reducidos.

Metidos en pleno Tour de Francia, ya en la última semana, quién crees que ganará y qué corredor admiras más.

Creo que el ganador será Roglic. Se le ve muy fuerte y sin debilidades, y los corredores que admiro son Landa y Pogacar por su actitud en carrera.

No pierde ripio de cada etapa y se fija en uno y mil detalles. En casa le animan a que lo intente. Es obvio que son felices cuando le ven feliz. Ordenado y metódico, seguro que comparte sensaciones con su hermano Iñaki, un año menor. Disciplinado en todo, espera a que la temporada acabe para dar cuenta de un chuletón que es el plato que pediría si le invitan a comer. Buen gusto el suyo. Le sentará mejor si las cosas le siguen yendo tan bien como hasta el momento. Por delante, un calendario corto y exigente, con atractivas citas en Oñati, la Gervais (este año en Alegi),Lazkao, Berriatua y Valenciaga si por fin sale adelante.

 

You may also like

0 comments

Leave a Reply