Pello Bilbao asciende a la segunda plaza en el Giro

El puerto de Valico di Montescuro fue decisivo en la suerte de la quinta etapa del Giro disputada entre Mileto y Camigliatello Silano (225 kms) con triunfo final de Filippo Ganna, que volvió a demostrar su capacidad llegando en solitario, tras una escapada en solitario que nadie neutralizó. A la buena contrarreloj del primer día añade ahora una subida espectacular.

El que fuera primer líder de la prueba volvió a evidenciar su condición en una etapa larga que  casi le costó al ganador seis horas sobre la bicicleta (5.59.17). Obtuvo en meta una renta de 34″ sobre Konrad y Joao Almeida que refuerza su liderato. Junto a ellos un pelotón integrado en total por 22 corredores. Entre ellos Pello Bilbao que asciende a la segunda posición de la general en detrimento de Caicedo que entró a 16 minutos del ganador, perdiendo comba en el inicio de la última ascensión de la jornada.

Todo comenzó con una escapada a 200 kms de la llegada. . La fuga de la que ha salido el ganador se ha formado en el kilómetro 55, cuando ocho corredores se iban por delante. Entre ellos el ganador de la etapa, con Héctor Carretero, Restrepo, Conti, Zardini…

La niebla, el mal tiempo, acompañó a los ciclistas en el momento decisivo. la cabalgada de los escapados perdió fuerza y de los cinco minutos que llegaron a disponer de ventaja, se pasó al cambio de escenario.

Thomas de Gendt entendió que había opciones victoria. Lo mismo que Einer Rubio (Movistar). Hicieron camino juntos. Ganna, que había atravesado una crisis, se rehizo y atacó en la subida. Sumó los puntos de la montaña y se lanzó en la bajada con mucho riesgo ante el estado húmedo del asfalto. Supo gestionar la ventaja y ganar en solitario, pese al intento de Nibali, Pozzovivo y compañia por alcanzarle.

La sexta etapa entre Castrovillari y Matera (188 kms) apunta a sprint, porque el perfil no parece complicado.

You may also like

0 comments

Leave a Reply