Barrenetxea (Baqué) remata en Arrate un año espléndido

Puede decirse que la temporada del ciclismo aficionado ha terminado con la disputa del Memorial Valenciaga, una de las pruebas valederas para la Copa de España y que ha permitido a los corredores poner su valor sobre el asfalto.

Hay un nombre propio por encima de todos. Corresponde a Jon Barrenetxea, corredor del Cafés Baqué, que ha brillado por encima de todos sus compañeros y que rubrica en la meta de Arrate la formidable temporada en la que además se ha adjudicado el Torneo Euskaldun. El triunfo se produjo en solitario después de haber ido dejando por el camino a todos sus rivales, incluido Pelayo Sánchez (Gomur) que le acompañó hasta la penúltima pancarta. Un amago de caída le trastabilló lo suficiente como para que el corredor de Gamiz se adjudicara la prueba y el asturiano, cuarto, ya que le adelantaron Miguel Ángel Ballesteros y Abner Gonzalez.

Por detrás las ilusiones perdidas de quienes formaron parte de la escapada definitiva. Hasta el primer paso por Ixua surgieron todo tipo de escaramuzas, pero fue a partir de ese momento cuando Xabier Mikel Azparren (Laboral Kutxa) lanzó un ataque descomunal. Quedaba una barbaridad para la llegada, pero…Se hizo una selección definitiva, porque pudieron acompañarle Xabier Berasategi (Laboral Kutxa), Pelayo Sánchez (Gomur), Mauricio Moreira (Rías Baixas), líder de la Copa de España, y el propio Jon Barrenetxea (Baqué). En el descenso llegaron algunos corredores por detrás, pero otro hachazo de Azparren en la subida a San Miguel dejo tambaleándose a los elegidos, que soportaban además las inclemencias del tiempo en una jornada lluviosa.

Se formó un triunvirato con el propio Azparren, Xabier Isasa y Jon Barrenetxea, quienes fueron cabeza de carrera durante unos cuantos kilómetros. Los tres coronaron el puerto. El trabajo del equipo cántabro del Gomur tuvo fruto, porque consiguió que, en la definitiva subida a Usartza, Pelayo Sánchez conectara con ellos. Primero superó a Isasa que se descolgó, luego a Azparren que pagó el esfuerzo anterior y se emparejó con Barrenetxea. Entre ellos estaba la prueba. La resolución no fue un sprint a la altura del santuario, sino una llegada en solitario para un corredor Sub-23, nacido el año 2000.

El día contó con el protagonismo de otros corredores que en algún momento del camino movieron el árbol. Es el caso de Abner González (Telcom), Alex Díaz (Grupo Eulen), Valls (Tenerife Bike), Aparicio (Gomur), Fernández (Cortizo)Moya (Gsport), López de Abetxuko (Caja Rural) y Franco (Froiz)

La clasificación final determina también los títulos de la Copa de España, que otorga el título en categoría Elite a Miguel Ángel Ballesteros (Caja Rural), finalmente segundo en Arrate. Jordi López (Lizarte). es el ganador en la categoría Sub-23.

El apunte final es la nota positiva que se llevan los organizadores de la prueba que han sido capaces de sacarla adelante, con buena nota, pese a todas las dificultades existentes y que han llevado a muchas organizaciones a suspender otras carreras previstas en el calendario.

(Foto: Noticias de Gipuzkoa)

 

 

You may also like

0 comments

Leave a Reply