Simon Carr inscribe su nombre en el palmarés de Ordizia

Centenares de corredores hubiesen deseado estar en la piel de Simon Carr (Delco) un joven corredor que, como quien dice, hace nada estaba compitiendo en el pelotón aficionado. El corredor de Hereford cumplió en agosto 22 años y ya puede presumir de una primera victoria en el campo profesional. Se da la curiosa circunstancia de que hace un años (2019) ganaba la última etapa de la Vuelta al Bidasoa, vistiendo los colores del AVC Aix en Provence francés, ya que vive en el país galo. Si ese triunfo amateur lo consiguió, en un mano a mano con Carmelo Urbano,  en tierras guipuzcoanas, el primero profesional, también.

En Ordizia, concretamente, donde lo primero es felicitar a la organización por haber sacado adelante una carrera emblemática que se disputa habitualmente el día de Santiago, pero que en esta ocasión ha debido trasladarse a El Pilar, por culpa del virus y demás. El público no pudo acudir como siempre ya que en algunas zonas estaba restringido el acceso.

El ciclista británico, como todos los que entraron en meta, no pudieron recibir el aplauso de los aficionados. La carrera ofreció los habituales ataques, hasta que se forma un grupo definitivo que termina jugándose el triunfo. En esta ocasión, dos docenas de ciclistas  Juaristi, Cuadrado, Irisarri, Amezketa, Bagüés, Bol, Delaplace, Díaz, Fernández, Font, García, Hardy, Ledanois, Madrazo, Masuda, Ropero, Serrano, Tizza, Anacona, Cepeda, Louvel, Murphy y el ganador de la prueba dieron un paso al frente a falta de unos 40 kms. para la llegada.

En ese momento se movieron las estrategias. Corredores que quisieron protagonizar una aventura en solitario, corredores que querían jugársela al sprint, corredores que esperaron a ver qué decisiones tomaban los demás y, en función de ellas, actuar. Lo cierto es que Carr atacó y nadie fue capaz de seguirle. (3.52.42).

Se presentó en solitario bajo la pancarta. Hubo que esperar 36″ a que llegaron tres corredores más, Murphy, Anacona y Cepeda. El quito (a 50″) Unai Cuadrado (Euskaltel Euskadi), único corredor estatal entre los diez primeros, porque tras el llegaron Bol, Delanois, Delaplace, Louvel y Silva.

Entre los 25 primeros aparecen Gotzon Martín, Mikel Bizkarra, Julen Amezketa, Jon Irisarri y Mikel Juaristi,  Entre los que cruzaron la meta se encontraban también Aritz Bagüés, Mikel Iturria, Gari Bravo, Jon Agirre, Sergio Araiz o José Félix Parra, estos dos del debutante equipo del Kern Pharma.

Las condiciones climatológicas adversas jugaron también su papel y prácticamente terminaron la prueba los mismos que se retiraron. El paso por los puestos de Abaltzisketa y Altzo propició que Txomin Juaristi se llevara el premio de la montaña. Louvel, el de las metas volantes y sprints especiales, en dura pugna con Aritz Bagüés. El Arkea encabezó la clasificación por equipos. Unai Cuadrado fue el mejor vasco-navarro y el primer sub-23 corresponde al ganador de la prueba.

Como siempre, espléndidas fotos de la carrera realizadas por Karlis Medrano, en cuya cuenta de instagram podrás ver unas cuantas instatáneas, una de las cuales corresponde a la llegada del vencedor.

 

You may also like

0 comments

Leave a Reply