Un gol de Jon Bautista vale su peso en oro

La Real comienza con buen pie su andadura en la Europa League, al sumar sus tres primeros puntos tras derrotar al Rijeka (0-1) no sin esfuerzo. Por lo general, el equipo de Imanol ha llevado la iniciativa ha creado más ocasiones que su rival, pero le ha costado mucho acertar con la portería croata.

Un cabezazo de Le Normand y un zurdazo de Oyarzabal se estrellaron en los postes. También el balón rondó bastante la meta de Nevistic, pero nadie conseguía romper la defensa local. Entró Jon Bautista al terreno de juego, a cinco del final, sustituyendo al capitán Oyarzabal que no daba crédito a lo que le acababa de suceder (disparo al poste). Ya en los minutos de prolongación y en pleno dominio txuriurdin, Silva abrió el compás y envió un pase profundo a Merino, éste miró y coló un balón atrás para que Jon Bautista lo enviara de un derechazo al fondo del portal. Inmensa alegría para él, sus compañeros y la feligresía txuriurdin. Hubiera sido imponente que poco después no hubiera enviado fuera un contraataque que podía haber terminado en gol.

El partido era unidireccional. Los croatas cerraron espacios delante de su área, a la espera de poder contraatacar. Pudieron marcar un gol en el primer tiempo pero la doble parada de Remiro, a remates de Andrijasevic y Loncar en la misma jugada, evitó que el partido se complicara. No fue un partido brillante de los guipuzcoanos, pero su victoria es merecida. A la misma hora el AZ Alkmaar derrotaba al Nápoles en Italia, por lo que la visita de los de Gattuso a Anoeta la próxima semana se convierte en bastante decisiva.

You may also like

0 comments

Leave a Reply