Pascal Ackermann gana la novena etapa por descalificación de Bennett.

Las imágenes de televisión no engañan y muchas veces en las carreras ciclistas en las que se llegan al sprint los corredores utilizan todos los recursos posibles y, a veces, imposibles. Es lo que ha sucedido en la novena etapa de la Vuelta a España en la que Sam Bennet se impuso en el sprint de Aguilar de Campoo, después de un cabezazo al alemán Pascal Ackermann que luchaba por lo mismo.

Los jueces analizan la irregularidad y descalifican al irlandés, situándolo en el último puesto del primer pelotón, es decir, el 110º. El corredor del Deceuninck celebraba el triunfo como si nada hubiera sucedido.

La etapa llana fue tranquila hasta que todo se movió en los últimos 20 kilómetros, en Salinas de Pisuerga, cuando neutralizaron la escapada  (en la foto) de Juan Felipe Osorio (Brugos BH) y del guipuzcoano Aritz Bagués (Caja Rural – Seguros RGA) que contaron con cinco minutos de ventaja. Está siendo muy activo el corredor de Rentería en esta edición de la Vuelta y se está ganando la renovación en la carretera.

Una vez recuperado el orden por parte del pelotón, aumentó el ritmo y los equipos se movieron para lanzar a sus especialistas. Llegado el momento, atacaron sin desmayo y establecieron un orden que queda así, después de la actuación de los jueces. Triunfo de Ackermann (3.39.55), por delante de Thijssen, Kanter, Philipsen, Mareczko, Renard, Jon Aberasturi, Manzin, Stannard y Janse van Rensburg.

Roglic dio el susto al sufrir un pinchazo en el tramo en el que todo se empezó a mover, pero se incorporó sin dificultad al grupo en el que la mayoría de aspirantes guardó fuerzas. Carapaz sigue como líder. La décima etapa se disputa en Cantabria entre Suances y Cabezón de la Sal. El perfil apunta a escapada o llegada masiva.

FOTO: (Caja Rural-Photo Gomez Sport)

 

 

 

You may also like

0 comments

Leave a Reply