Jacobo Cuétara apela a los sentimientos del equipo para recibir al Benidorm

El entrenador del Bidasoa, Jacobo Cuétara, apela a los sentimientos para analizar la previa del partido que enfrenta este miércoles a su equipo con el BM Benidorm (Artaleku 18:30 horas). Será un partido hermético, a puerta cerrada, en el que los periodistas, camilleros de la Cruz Roja y directivos deberán dar calor a un equipo huérfano de apoyo. Su fiel infantería de seguidores no podrá ver a los suyos ni expresar lo que sienten.

A eso se refirió Jacobo Cuétara en la rueda de prensa previa a la visita de los alicantinos. Aunque la afición no esté, hay que tratar por todos los medios de hacerles felices. Sin ellos en la cancha el equipo tiene “Esa responsabilidad y esa posibilidad de sacar una sonrisa a la gente que va a estar pendiente de nuestro partido. Estarán un tiempo determinado con una sonrisa en la boca porque ha ganado su equipo. Yo creo que eso es una responsabilidad muy importante para nosotros y también supone un empuje”.

La visita del Benidorm se encuadra dentro de una dinámica de subidas y bajadas. Los compromisos de la selección pararon a los equipos. Bidasoa venía de ganar tres partidos fuera de casa y estaba en buena dinámica. En este tiempo le han faltado dos internacionales (Dan Racotea y Kauldi Odriozola). El resto ha podido entrenar con normalidad.

Los alicantinos llegan con cambios. Dos jugadores abandonaron la disciplina del club hace unos días: Pabán y Costa, jugadores importantes en puestos decisivos. Para cubrir el flanco derecho del equipo recuperan a Iván Rodríguez, procedente del Handbol Sant Joan. Pertenece a la cantera del club benidormense y jugó en Asobal con Zupo Ekisoain en el banquillo.

Del rival, que conviene no olvidar que es el actual subcampeón de Copa y que ha disputado competición europea, Cuétara opina: “Es un equipo que no está consiguiendo buenos resultados pero la sensación que da en los partidos es de que en cualquier momento puede enganchar una línea de resultados muy óptima. Se les ve con un potencial pero parece que en los partidos siempre ocurre algo, están con ese lastre de los minutos finales que si no fuese por eso, llevarían muchos puntos más. Se les ve superiores al rival aunque luego eso no se refleje en la clasificación”.

Partido, por tanto de incógnitas. después de diez días sin competición.  «En el fondo, del último partido al siguiente serán 10 días, es un poco parón trampa, parece que hemos estado más tiempo de lo que se refleja en el calendario. Hay que volver con ese ritmo que teníamos de nivel de juego, de competición, de resultados… Va a ser un partido un poco extraño porque jugar en casa sin nuestro público, sin nuestra afición puede ser extraño. Además, jugadores que vienen de selecciones, ese pequeño parón… son circunstancias que rompen un poco la normalidad y hay que conseguir estar centrados en el partido desde el primer minuto” comenta el técnico irundarra.

 

 

You may also like

0 comments

Leave a Reply