El Bidasoa pierde la imbatibilidad en un partido raro (28-29)

No recuerdo un partido tan extraño como el de Artaleku entre el Bidasoa y Ademar que termina con la victoria visitante por un gol (28-29). Visto así, sin más información, la gente se puede imaginar un partido de poder a poder, encarnizado, que se resuelve por pequeños detalles. ¡Nada más lejos de la realidad!.

El primer tiempo del Bidasoa fue para echarlo por las laderas del Taigeto como hacían los espartanos. Cuesta mucho explicar lo que sucedió desde el minuto inicial. Los irundarras salieron desenchufados de una manera brutal. Encajaron pronto tres goles, luego cinco más. Con 2-8 en el marcador, Cuétara agotó dos tiempos muertos. Casi daba igual, porque allí no reaccionaba nadie, en ninguna de las dos áreas. El Ademar era superior en todo. A las ausencia conocida de Racotea, se unió la inesperada de Azkue. Como quiera que descalificaron a Tesoriere en pleno desastre, las cosas pintaron feas hasta el descanso. Ni el más fanático de los seguidores leoneses, ni el más anti de los bidasotarras, hubiera sido capaz de pronosticar un 13-22 al descanso.

En circunstancias normales el partido estaba terminado y sentenciado, pero como la risa es cosa de barrios, al Bidasoa le tocaba ahora dar la cara desde el pitido inicial. Buscaba la heroica y le faltó nada para conseguirla.

Paulatinamente, los goles caían del lado local y el nerviosismo se apoderaba del equipo castellano que vio como los irundarras recortaban la diferencia a pases agigantados. Hasta tal punto que conseguían igualar la contienda (26-26) con minutos por delante para conseguir la machada.

La exclusión de Bonanno llegó en mal momento para los locales y eso permitió al Ademar recuperar ventaja (27-29). Marchán se fue dos minutos al banquillo y Rodrigo Salinas apretaba el tanteo (28-29). En el siguiente balón Natán Suarez comete falta en ataque. A medio minuto para el final, tras tiempo muerto y atacando con siete, al Bidasoa no le sale la jugada, porque el tiro de Sergio de la Salud no encuentra la red de Slavic. Adiós al récord, adiós a la imbatibilidad y a pensar en la cita del domingo. Lo sucedido ya es historia.

Por poner en valor la actitud del equipo, es notorio que cualquier otro conjunto hubiera tirado la toalla sin intentar una remontada que parecía imposible. Nadie va a dudar de su capacidad. El pálpito de este equipo sigue siendo el mismo, aunque le pasen cosas como las del primer tiempo.

FICHA TÉCNICA

(28) BIDASOA IRUN (13+15): Xoan Ledo (1);  Crowley (1), Kauldi Odriozola (7), Julen Aginagalde (1), Rodrigo Salinas (8, 3p), Matheus y Bonanno –equipo inicial- JM Sierra (ps), Tesoriere, De la Salud (3,1p), Cavero (1), Zabala (1), Iker Serrano (1), Gorka Nieto (1), Bartok (3,1p) y Furundarena.

(29) ABANCA ADEMAR (22+7) Slavic; Marchán (5), Natán Suárez (3), Donlin, Gostovic, Pérez Arce (7), Semedo (5) y Casqueiro (1) –equipo inicial- Khalifa (ps), Erwin Feuchtmann (1), Tim Lucin (6), Pedro Martínez (1), Jaime Fernández, Llamazares, Piechowski y Kisselev,

ARBITROS: Álvarez Menéndez y Friera Cavada (Comité asturiano). Exclusiones de Matheus, Kauldi, Bonanno, por los irundarras; Erwin Feuchtmann y Pedro Martínez (2), Pérez Arce, Semedo, Marchán, por los leoneses. Tom Tesoriere fue descalificado con roja directa a los ocho minutos de juego.

MARCADOR CADA CINCO MINUTOS:

1-5, 3-10, 5-12, 7-15, 11-18, 13-22 (descanso)

15-22, 20-24, 22-25, 25-26, 26-28, 28-29

INCIDENCIAS: Artaleku, por primera vez sin espectadores desde que comenzó la liga.

You may also like

0 comments

Leave a Reply