El capitán de la Real paga factura al esfuerzo

Como no hay tregua y cada encuentro es una prueba más de la resistencia de los jugadores, el riesgo de lesiones aumenta por la cantidad de partidos continuados que, en el caso de la Real, son una barbaridad.

Después de las costillas fracturadas de Aritz Elustondo, llega la lesión de otro de los capitanes, Mikel Oyarzabal. El parte médico confirma que  «Mikel Oyarzabal presenta una lesión de grado 1 a nivel proximal del músculo semitendinoso derecho, producida durante el partido ante el Rijeka. Ha comenzado a ser tratado mediante fisioterapia. La vuelta a la dinámica habitual dependerá de la evolución de los síntomas».

Desde luego, no estará el domingo en Mendizorroza y no parece que llegue a tiempo para la cita decisiva del jueves en Nápoles.

You may also like

0 comments

Leave a Reply