Sergio Barcenilla, al frente del balonmano de Euskadi

Sergio Barcenilla será el presidente de la Federación Vasca de Balonmano los próximos cuatro años. Así lo han decidido los votos de quienes debían decidir entre las dos candidaturas que aspiraban al mandato. Por una parte, quien fuera presidente de la Federación Guipuzcoana, Francisco Javier Barros y por la otra quien ha rsultado elegido.

Las dos planchas presentaban programas muy similares, aunque los componentes de la candidatura ganadora disponen de un perfil muy técnico. Por ejemplo, el exjugador del Bidasoa y entrenador de varios equipos, Ibon Enbil que será uno de los vicepresidentes. Lo mismo que Aitor Urbitarte, entrenador del primer equipo del Amenabar Zarautz durante muchas temporadas, principal responsable del área técnica

El perfil del nuevo presidente es similar. Barcenilla es un entrenador nacional que, entre otros clubes, ha dirigido al BM Zuazo de la División de Honor Femenina. En su junta Begoña Oscoz será vicepresidenta responsable del balonmano universitario y femenino, así como de la transformación digital de la federación. Ainhoa Azurmendi, por su parte, se encargará del plan de igualdad.

Otro técnico de largo recorrido como Jorge Dueñas gestionará el plan de formación y José Ignacio Prades asesorará a los nuevos dirigentes.

La candidatura ganadora se ha trabajado mucho la elección con un programa titulado Eskubaloia 2024′ que desea convertir a la FVBM «en una entidad cercana, accesible y transparente, apostando por un deporte social, inclusivo y de calidad, cohesionado y competitivo a la par»

Todo será necesario en una federación que vive en la zozobra dese hace tiempo, justo desde el pasado mes de junio en el que el Gobierno Vasco intervino la federación, situando como interventor a José Javier Cortazar, después de suspender de sus funciones al titular José Manuel Ruiz de Cenzano.

Bueno será para el balonmano de Euskadi que no se parta de un principio de vencedores y vencidos. Sumar siempre es mejor que restar, sobre todo cuando las fuerzas no sobran. Gracias a los que trataron de hacerlo lo mejor posible y mucho ánimo a quienes asumen la nueva responsabilidad. ¡Hay tarea!

 

You may also like

0 comments

Leave a Reply