La final se escapa en la tanda de penaltis

Una Real admirable no pudo eliminar al Barça en la semifinal de la Supercopa. El meta Ter Stegen fue decisivo en la suerte del encuentro. Paró dos penaltis en la tanda decisiva, pero con anterioridad sacó dos manos terribles a disparos de Zaldua y Januzaj.

Los de Imanol lo dieron todo, de principio a fin. Encajaron un tanto en el primer tiempo, al rematar De Jong un centro de Griezmann, pero en la segunda mitad niveló Oyarzabal desde los once metros, al señalar el árbitro un penalti por manos del propio De Jong.

You may also like

0 comments

Leave a Reply