Pogacar se defiende entre los arenales de UAE

Sentarse ante el televisor y seguir una etapa del UAE Tour supone mucho de aventura y sorpresa. Solamente, por lo áridos paisajes merece la pena. No se ven espectadores, entre los arenales surgen oasis y, pese a lo que se pueda pensar, disponen de puertos de montaña que les permiten diseñar etapas competitivas.

En la tercera los ciclistas salieron del Strata Manufacturing (Aaeropuerto internacional de Al Ain) y llegaron a  Jebel Hafeet, una subida que remataba los 1661 kms. de recorrido. No era una subida cualquiera, sino una larga ascensión en la que los auxiliares de los equipos repartían botellines de agua a mansalva. El calor aprieta de lo lindo.

La suma de dificultades aclara mucho en panorama y termina por seleccionar la etapa a cuyo final llegar un ramillete de elegidos. El ganador de, último Tour de Francia, Tadej Pogacar (UAE Team Emirates), corre en casa con los colores del equipo de los Emiratos Árabes Unidos.

En esos últimos kilómetros fueron apareciendo corredores que trataban de ganar la etapa. Tony Gallopin, Thomas De Gendt, varios Ineos, que preparaban el camino para Adam Yates. Éste aguantó el ataque de Sepp Kuss (Jumbo Visma). También Pogacar. Entre ambos se jugaron la etapa, En el último ataque, el líder volvió a ganar y sigue al frente de la general demostrando que lo suyo no es una casualidad, ni un golpe de fortuna.

El tiempo empleado por Tadej Pogacar fue de 3.58.35. Adam Yates entró con el mismo crono. Higuita (a 48″) cerró el hipotético podio de los tres primeros. Luis León Sánchez (Astana) fue el primer corredor español en meta (a 2’11). Los corredores de Movistar (Valverde, Elosegi, Carretero, Mühlberger o Albert Torres), al igual que otros equipos y corredores aprovechan la carrera para rodar y hacer kilómetros de competición.

En la general, Pogacar dispone de un colchón de 2’43» sobre Yates y 1’03» sobre Joao Almeida.

Quizás sea bueno para situarse en el paisaje de la carrera, recoger lo que escribía Iñigo Elosegi al final de la primera etapa: «Hoy no sé si he tragado más viento o arena. He dejado cada gramo de fuerza desde el kilómetro 0 para echar una mano al equipo, al igual que han hecho el resto de mis compañeros, pero hay días que las cosas no salen. Vaya etapa para debutar»

Al día siguiente, el pelotón afrontaba una crono «Jamás pensé que un día de contrarreloj pudiese sentirse como “recuperación activa”, pero con la paliza que tenía en el cuerpo, la verdad que lo de hoy nos ha venido estupendamente».

Finalmente, resume el día de la tercera etapa que comentamos, con «Calor, viento y trabajo, Así de simple. Así de complicado».

(En la foto de Iñigo Elosegi, twitter, se comprueba el entorno de la carrera y las dificultades de los corredores)

 

 

 

 

 

You may also like

0 comments

Leave a Reply