Atletismo

iraitz plata

Conozco a Iraitz Arróspide desde hace meses cuando en las pasadas navidades compartimos una hora de radio en Onda Vasca. En el horizonte asomaban mil proyectos. Sus ojos se emocionan cuando los cuenta. Para afrontarlos necesitaba entrenar, entrenar y entrenar. Lo mismo que cuidar todo lo que se relaciona con un atleta de élite que quiere probar dónde están sus límites.

La cita en la prueba de maratón de los europeos de Berlín parecía entonces una quimera. No había disputado ninguno. Debía demostrar a los responsables que era un deportista con futuro y con margen de mejora. En esas estamos. Pasan los meses, va dando pasos al frente y entra en la lista de elegidos para competir con los mejores. La puerta de Brandenburgo, el trazado, la gente, los rivales, su yo personal…Todo en la misma coctelera. Había compartido habitación con otro compañero, Fernando Carro, subcampeón europeo en los 3.000 obstáculos. Unos y otros se escuchan, se animan, se entienden, se ayudan, porque todos saben de sobra que los esfuerzos no siempre son recompensados.

Llegado el día de la prueba, domingo, 12 de agosto, Iraitz es uno más de los setenta y dos corredores que compiten. Deja la ropa preparada de víspera. Sabe de memoria que correrá con el dorsal 214. Hace calor en Berlín, seguro que surgen momentos de flaqueza y que debe poder con todo y cruzar la línea de llegada en el Olympiastadion. Lo hace con un tiempo de 2.19.49. Le sirve para que todo su proyecto se refuerce. Valor añadido por la medalla de plata conseguida junto a sus compañeros de equipo. Javi Guerra, Jesús España, Pedro Nimo, Camilo Santiago e Iraitz suben al podio. Llegó el 34. Muchos se retiraron. Otros quedaron por detrás de él. Eso casi puede ser una anécdota.

Desde fuera las cosas se ven de un modo, pero las sensaciones reales corresponden a los atletas.“He sufrido mucho, he salido demasiado rápido pero he sabido aguantar bien y lograr el objetivo”. A Iraitz le gusta compartir lo que siente. Usa las redes sociales para expresarse y llegar hasta donde la gente quiera. Ha escrito para sus seguidores una reflexión que nos ayuda mucho a saber qué siente el corredor de Billabona. Leer este testimonio engrandece a quien lo escribe:

“El día de ayer va a ser uno de esos días que recordaré en toda mi vida. Un día lleno de emociones por todo lo vivido. Todos sabéis que con poder participar en un Cto. de Europa ya era el más feliz…pues imaginaos cómo me siento con una medalla de plata por equipos. Inexplicable. Lloré como un niño al acabar la carrera. Tengo que dar las gracias a tanta gente…pero hoy sobre todo quiero agradecer a mis compañeros de equipo. Javi, Jesús, Camilo y Pedro. Gracias por hacer que hoy vuelva a casa con una medalla, pero sobre todo gracias por lo que me habéis enseñado sobre los valores de equipo y de compañerismo. He aprendido mucho de vosotros en estos días. También me siento muy afortunado de poder vivir desde dentro la despedida de Jesús España. Gracias, gracias, gracias!!!

Foto: iraitz Arróspide, segundo por la izquierda, posa junto a sus compañeros con la medalla de plata

la atletas residente en Donostia junto a sus compañeras Azucena Díaz y Elena Loyo logran la medalla de bronce por equipos para la delegación española.

El resto del podio lo completaron Mitchell-Blake (plata) y Wilson (bronce), ambos con 20.04.

La atleta irundarra cubrió la distancia en 13.69. El título fue a manos de Caridad Jerez (13.41) y el bronce correspondió a Paula Raúl (13.72). Cuarta, Marta Sainz (13.88).

La pertiguista guipuzcoana Malen Ruiz de Azua se adjudica el encuentro internacional de saltos celebrado en Ávila, con representantes de España, Italia y Portugal que compiten con sus selecciones.

El salto de la atleta del BAT superó los 4.30 metros que le sirvieron para ganar por delante de Mónica Clemente (4,20m) y la italiana Elisa Molinarolo (4,20m), segunda y tercera respectivamente.

El atleta de la Real Sociedad se queda a nueve centésimas del oro.

Iraitz Arrospide se impuso en los 10 kms. de Oñati, prueba en la que partía como favorito. El corredor de Billabona, cubrió la distancia en 30’42”, tiempo por debajo del que le sirvió para ganar hace un año en el mismo escenario. Imanol Cruz y Antonio Etxeberria entraron tras él.

Este resultado le refuerza hacia los inmediatos objetivos. Recientemente, realizó un test en León con la mira puesta en el Campeonato Europeo de Maratón en Berlín el próximo agosto.

En féminas, el triunfo correspondió a Elena Loyo (35’41”) con gran ventaja sobre sus perseguidores Maider Leoz y Estela Navascués. Todos los atletas debieron afrontar la prueba bajo la lluvia.

La prueba, que lleva a los corredores desde Donostia hasta Hondarribia y que organiza el Fortuna, ha exigido un esfuerzo añadido a los atletas debido a las condiciones climáticas.

En la prueba masculina completaron el podio Iker Oliveri y Aritz Kortabarria. Y en la femenina, Lurdes Oiartzabal e Itxaso Leunda.