Atletismo

El invierno de la vallista fue como el descorche de una botella de champán. Salió la fuerza a borbotones.  Cada burbuja representaba un éxito, un récord, una alegría, una esperanza. Teresa Errandonea vive su mejor momento como atleta. Justo, cuando miraba a Tokio  (no para hacer turismo),  apareció el virus que lo paró todo, lo aplazó y exigió cambio de planes. En medio, se escribe una historia cargada de fortalezas.

Tu hoja de ruta estaba clara. Después del formidable invierno, apostabas fuerte por el “aire libre”. De repente, un zasca en los planes…

-Al principio fue un duro golpe. Vengo de vivir la mejor temporada de invierno de mi vida y llevaba años soñando con llegar a los registros realizados en esta pista cubierta. Por ello mismo, tanto mi entrenador Ramón como yo, nos encontrábamos muy esperanzados por el aire libre que podía salir.

La marca de 8.00 del 60mv equivale, teóricamente, a 12.77. Una marca que me daría acceso directo a participar en los JJOO. Como ves, digo que es teóricamente porque en el atletismo no existen las matemáticas y, 2+2 no son 4.

Nuestros principales objetivos eran trabajar y disfrutar tanto como lo hemos hecho en la temporada de invierno. Esa ha sido una de las claves. Trasladando los objetivos a marcas, bajar de los 13 segundos.

En invierno, el objetivo principal era la marca que exigían para acudir al mundial de China (8.16), terminé corriendo en 8.00. Poniendo todo lo que estaba en nuestras manos, podía pasar algo parecido en aire libre.

Está claro que no perdías la vista de los JJ.OO. de Tokio. El hecho de su aplazamiento ¿cómo lo interpretas en lo personal?

-Junto al europeo de Paris, era nuestro principal objetivo de la temporada de verano. Como te he dicho, a principio fue duro porque pensaba y estaba decidida a que fuese nuestro gran año. Tendremos que esperar al próximo.

Hay dos formas de clasificación. Una de ellas, haciendo la marca mínima exigida de 12.84, por la que entras automáticamente. La segunda, a través del World Ranking, que consiste en una media de las cinco mejores competiciones, cada una de ellas dándote “x” puntos. Para conseguirlos, influye la categoría de competición, la posición y marca realizada en la misma. Además, de las cinco competiciones que puntúen, dos pueden ser de pista cubierta.

Salgo de la pista cubierta muy bien posicionada., sobre todo gracias al meeting de Madrid. Ahora se ha parado el plazo para conseguir marcas y en enero del 2021 se retoma el ranking, tal y como está ahora. Me encuentro en la posición 47 (van 40 en el 100mv a los JJOO) y considero que cuento con un gran margen de mejora, ya que tengo dos competiciones que me puntúan poquísimo. Con la temporada realizada en PC el año que viene podré acceder a competiciones más importantes.

Con un año por delante, está claro que hay un tiempo para la mejora, casi un volver a empezar con el proyecto…

-Me he adaptado bastante bien al confinamiento y ya estoy pensando en la temporada que viene. He decidido tomármelo como una nueva oportunidad, donde podremos llegar en un mejor estado de forma y con la técnica más pulida.

El invierno fue formidable. Cayeron los records y los tiempos fueron dignos de tenerse en cuenta. Los estatales de Orense reforzaron el trabajo realizado…

Ha sido una temporada de ensueño, mágica. He corrido este año 11 veces por debajo de lo que era mi marca personal (8.25) y 6 veces por debajo de la mínima mundial.

Es cierto que en Ourense me llevé el título de campeona de España, pero, si tuviese que elegir una competición de esta temporada, sería el meeting de Madrid sin duda alguna. Llegar tercera a meta en la final del World Tour (detrás de la campeona y subcampeona del mundo), primera europea, séptima marca europea del año, tercera de todos los tiempos española, etc. fue increíble.

¿Esperabas que las cosas salieran de semejante manera?

Me llegan a decir todo esto en pretemporada y no me lo hubiese creído.. El año pasado fue mi primera temporada con Ramón Cid, un año lleno de adaptaciones. En esta segunda temporada con él, desde la pretemporada me encontré muy bien y sabía que podía ser un gran año. Me quería y, me quiero dar, una oportunidad con él para ver hasta dónde puede exprimirme. Creo que lo mejor está por llegar.

Volar sobre las vallas en 60 m. con un récord de 8.00 y el oro estatal (8.05) en plan guinda del pastel es de mérito. Después del calvario que pasaste con las lesiones…

Exacto, en categoría sub-23 pasé dos años muy malos y, en la temporada de invierno de 2018 tuve una fractura de estrés en el peroné. Después de ello, lo de este año sabe mucho mejor. Me siento afortunada porque desde los 14 años he destacado en el atletismo, pero a raíz de esas lesiones perdí un poco la esperanza y la confianza en mí misma. En gran medida, de ahí la decisión de cambiar de entrenador y dejar mi zona de confort. Aunque también tengo que decir, que Ibón Muñoz (antiguo entrenador) es una persona fantástica y aprendí muchísimo con él.

¿Te lo explicas? .Has hablado de Ramón Cid como el valedor de tu progresión. ¿Qué destacas de él o en que ha insistido?

Ramón, aparte de convertirse en mi entrenador, se ha convertido en mi referente de este mundo. Puedo decir que ha sido mi gran descubrimiento. Es una persona muy querida y sabe muchísimo. Tiene grandes anécdotas, experiencias y siempre aprendes algo nuevo con él.

Llegué a Donosti con una buena base de Ibón y Ramón ha sabido que tocar para que corra en estas marcas. Destaco la mejora en el trabajo de fuerza y técnico, tanto en velocidad como en las vallas.

Además, hablar con él me tranquiliza mucho. Puedo decir que se ha convertido en mi “psicólogo”, jajaja.

No sabemos ni cómo, ni cuándo, ni dónde, pero tal y como van las cosas, la temporada de verano la vais a afrontar de modo muy diferente. ¿Te haces a la idea?

Desde el principio lo hemos tenido claro, había que adaptarse a la situación que empezábamos a vivir. Lo que estamos pasando es muy grave y hay gente que realmente lo está sufriendo muchísimo. Quedarme sin competir o no poder entrenar en la pista, la verdad que era lo de menos.

Estoy concienciada de que esta temporada, en mi opinión, no competiremos. Ojalá poder tener los meses de julio y agosto para poder entrenar con “normalidad” en la pista y perder, de esta forma, lo menos posible de cara a la próxima temporada.

En tu cabeza descansa la idea de estar por debajo de los 12’84” como mínima para los 100 en Tokio. Se supone que el año próximo no variarán las condiciones. ¿Te obsesiona ese tiempo? ¿Estás lejos o crees que puedes llegar a vivir una experiencia olímpica inolvidable?

No va a cambiar el sistema de clasificación que anteriormente te comentaba. Lo tenemos estudiado y vamos a ir a por ello. La marca no me obsesiona. En el caso de no hacerla, tendremos la opción del World Ranking. Tengo muchas esperanzas en el 100m vallas y quiero demostrar la marca que realmente valgo.

Como la mayoría de los deportistas y atletas estás encerrada en tu casa. Como no te dediques a saltar sofás…lo tienes crudo. Acabaste los estudios de la Universidad…

Jajaja, la verdad es que me siento muy afortunada por los recursos de los que dispongo. Tengo una cinta de correr, rodillo para la bici, barra y discos de pesas, gomas, una recta de 50 metros en el garaje donde aprovecho para hacer multisaltos, vallitas, carrera, etc. El objetivo es mantener la forma física, perder lo menos posible de masa muscular y, estamos aprovechando también para trabajar aspectos que, en una situación normal, no dispondríamos del tiempo suficiente para entrenar.

Terminé mi grado en ADE y el Máster de Dirección Financiera y Máster Business Administration. Actualmente, trabajo una media jornada en SALTO Systems, que desde aquí les doy las gracias por darme esta oportunidad para conseguir experiencia laboral y no tener que dejar mis entrenamientos a un lado.

En este tiempo de recogimiento forzoso ¿has mirado más hacia atrás o hacia adelante?

De vez en cuando, no es malo mirar hacia atrás y hay que permitirse el estar mal. Siempre y cuando, después la vista vuelva hacia adelante. Aunque, no solo miro para atrás cuando estoy mal. Tengo claros mis objetivos y recordar todo lo vivido en esta temporada, me ayuda a motivarme y a entrenar pensando en lo que puede venir. Es una enorme fuente de motivación y tengo que aprovecharla.

Eres la perla del BAT, el ejemplo para muchas atletas que quieren hacer camino. El atletismo no es un deporte que premie muchas veces el trabajo. ¿Cuáles son las virtudes a que deben acompañar a quien elige este deporte?

Me siento muy afortunada de ello. Es un gran equipo y la calidad humana es enorme. Son muchos años, doce desde que soy federada. Son muchos los valores que se adquieren haciendo deporte, no solo atletismo. Es cierto que en el nuestro no siempre se premia todo el esfuerzo y horas que metemos entrenando. A veces el atletismo es muy injusto y frustrante, por ello es importante tener paciencia  y, sobre todo, muchísima constancia.

El día que puedas salir a la calle, ¿qué será lo primero que hagas?

Depende un poco de cómo vaya a ser esa salida escalonada al exterior. Tengo muchísimas ganas de ver a mi pareja, amigas y al resto de mi familia.

Persona, antes que deportista. Teresa sube al carro de quienes no se pierden en lamentos. Sabe cuál es el camino que quiere seguir, cree en ella más que nunca, pese a que las ilusiones se hicieron jirones no hace mucho tiempo.  Caerse y levantarse, aunque haya, por medio, una maldita valla, una de esas que ahora supera a base de técnica, fuerza  y confianza.  Como escribe en su cuenta de instagram: “Whatever can happen will happen” (Lo que tenga que suceder, sucederá).

 

 

Teresa Errandonea pone el broche de oro a la temporada de invierno en la que además de batir records ha terminado proclamándose campeona de España y medalla de oro en los 60 m. vallas con un tiempo de 8.05 que es su segunda mejor marca. La atleta entrenada por Ramón Cid se encuentra en un momento extraordinario y aspira a seguir la buena senda en el verano con la mente puesta en Tokio 2020. Nos alegra este momento porque la irundarra ha sufrido mucho en el camino para llegar hasta aquí y poder disfrutar de lo que le gusta.

En este campeonato que se ha celebrado en Ourense, tras Teresa entraron Caridad Jerez (8.09) y la cordobesa Estefanía «Fani» Fortes (8.34). Protagonizaron la final más rápida de la historia. Lo señalaba la propia Errandonea: «Me hubiera gustado acercarme más a mi marca personal en una carrera que ha sido la más rápida de la historia del atletismo estatal en estos campeonatos. Estoy supercontenta porque he podido dar lo mejor de mi misma. El público ha estado sensacional. Ha sido un campeonato de 10»

Iraitz Arrospide, el atleta de maratón guipuzcoano, compite este domingo en Sevilla con los ojos y la esperanza puesta en los JJ.OO de Tokio. El pasado mes de diciembre consiguió la mínima olímpica el pasado diciembre en Valencia. Paró el reloj en 2.10.59″.

No es el único que logró la marca. La selección española sólo dispone de tres plazas para los Juegos y son más los atletas seleccionables por la Real Federación Española de Atletismo. Una de las tres le corresponde a Dani Mateo. Javi Guerra, Hamid Ben Daoud, ‘Chiqui’ Pérez, Iván Fernández y muchos otros atletas de nivel son candidatos y rivales de Iraitz.

El atleta de la Real Sociedad explica en la web del club el momento de forma con el que afronta la prueba decisiva: «Llego en muy buena forma. Las sensaciones que tengo son buenísimas. Ha sido una preparación más corta de lo normal, pero en pocas semanas he podido hacer un gran trabajo. Para los Juegos hay tres plazas. Una está asignada, otra será para el campeón de España y la tercera se decidirá por criterio técnico, teniendo en cuenta las marcas y el estado de forma. Mis objetivos en Sevilla son quedar lo más arriba posible en la clasificación y tratar de mejorar mi marca personal para así escalar posiciones”.

Lleva progresando los últimos años con pasos al frente no exentos de éxito. Sabe de sobra que el reto no es fácil, pero hay un sueño que mantiene vivo mientras exista una mínima oportunidad. Se lo merece por constancia y disciplina personal.

Uno de los argumentos que sirvió a Elgoíbar para ser elegida ciudad europea del deporte se relaciona claramente con su cross internacional y con el nivel de atletas participantes

Los últimos ganadores responden a los nombres de Tadese Worku (Etiopia) y Hellen Obiri (Kenia). El primero se estrenaba en el cajón más alto del podio de la prueba, mientras que la ganadora de la carrera de féminas repetía el éxito del año anterior en la 77ª edición del Cross Internacional Memorial Muguerza de Elgoibar.

Ambiente de cross en una mañana gélida y soleada que llevó muchos espectadores al circuito de Mintxeta. Se sorprendieron al comprobar que un chaval de 17 años, plata en el pasado mundial junior de Dinamarca, se imponía a todos sus rivales. Entre ellos el favorito Paul Chelimo. El ritmo frenético fue dejando gente en el camino y sólo aguantaron unos pocos como Aaron Kifle, Richard Yator y el turco Aras Kaya.

La presencia estatal se centró en Abadía y Carro que consiguieron entrar entre los diez primeros.

En feminas hubo menos batalla. Hellen Obiri marcó el ritmo de la prueba, tratando de doblegar a Rose Chelimo. La ganadora se presentó sola en meta después de un último arreón en el que distancio a sus oponentes.

CLASIFICACIONES
Senior masculino:
1. Tadese Worku (Etiopía) 31:37
2. Richard Yator (Kenia)32:01
3. Aaron Kifle (Eritrea)32:04

Senior femenina
1. Hellen Obiri (Kenia)25:10
2. Beatrice Chebet (Kenia) 25:16
3. Eva Cherono (Kenia)25:40

(Foto: Noticias de Gipuzkoa. Javi Colmenero)

El Cross Internacional Memorial Muguerza de Elgoibar se disputa este domingo en el habitual circuito de Mintxeta en mañana luminosa pero gélida que animará a los aficionados a acercarse al escenario y disfrutar de las pruebas y de un buen caldo como sucedió tantas veces en el historial de la prueba que, una vez más, reúne a una nómina formidable de atletas. Entre ellos, Paul Chelimoe, vigente subcampeón olímpico de 5.000 metros y la keniana Hellen Obiri. Los dos parten como favoritos.

A la organización le gusta guardar sorpresas para última hora.Esta vez la incorporación a última hora del etíope Mikesa Mengesha, campeón del mundo junior de cross, aumenta el elenco. No estará solo, porque en la nómina de aspirantes se encuentra Aras Kaya, un atleta turco al que habrá que seguir de cerca.

Lo mismo que a los jóvenes emergentes. Richard Yator (Kenia) y Tadese Worku (Etiopía), este último subcampeón mundial de cross en 2019 con 17 años.Todos querrán ser protagonistas.Por lo tanto, se confirma la participación de tres de los últimos campeones del mundial de Aarhus (Dinamarca) celebrado el pasado marzo de 2019.

La presencia de corredores estatales anuncia los nombres de Toni Abadía y Fernando Carro, subcampeón europeo en los 3.000 obstáculos. Quien no podrá reeditar el éxito de hace un año es el etiope Selemon Barega. Añadamos a Abdessamad Oukhelfen, bronce sub-23 en el europeo de cross; Houssamme Bennabou, campeón España medio maratón 2019 y
Zakariya Mahamed (Inglaterra) ganador junior Elgoibar 2019.

La vencedora en la prueba de fémina de la última edición quiere repetir. La campeona del mundo de cross Hellen Obiri estará atenta a los movimientos de Rose Celimo, subcampeona en la misma prueba. Entre ambas estará la txapela. Quieren romper el pronóstico Beatrice Chebet, la keniana campeona del mundo junior de cross 2019 y su compatriota Eva Cherono que acaba de ganar en el cross de Alcobendas.

Para completar un buen listado de aspirantes cabe añadir a Irene Sánchez-Escribano, subcampeona de España de cross, Maitane Melero
Elena Loyo y las británicas Kate Holt y Lauren Hall.

Se ha impuesto, más allá de la moda, que se organicen carreras atléticas para despedir el año. Las San Silvestre llevan el mapa del territorio de citas para deportistas que, incluso, en algún caso hacen doblete. Corren por la mañana, o por la tarde, o por la noche.

Normalmente abre fuego la cita en Beasain en donde el triunfo para Sergio Sánchez y a Rkia El Moukim, la marroquí afincada en Errenteria se impusieron el martes por la mañana en la localidad guipuzcoana, consiguiendo repetir, por la tarde del mismo día, en Galdakao.

En la cita beasaindarra Josfphat Kiprono Menjo fue segundo y tercero Hicham Segueni. El tolosarra Unai Arroyo, terminó undécimo. Mercy Chemutai Koech, y Majida Maayouf completaron el podio femenino. La vizcaina Irene Loizate concluyó en cuarta posición.La mejor guipuzcoana fue Maite Arraiza,

Donostia se consolidó como la carrera más multitudinaria en Gipuzkoa en el último día del año, ya que 4.411 corredores finalizaron la prueba.

La victoria fue para el lapurtarra Pierre Urruty, ganador de la pasada edición. Enseñó dorsal a Eneko Agirrezabal, segundo, y al oriotarra Aitor Etxeberria.

La donostiarra Sara Alonso, segunda en 2017 y 2018, subió a lo más alto del podio por delante de .Olatz Flores y Mylene Marionneau.

Con casi dos mil atletas se disputó la carrera de Sport Mundi en Hondarribia. Victoria para José Antonio Gómez de Arriba y Sandra Piera, los irundarras que igualmente vencieron hace un año. En esta carrera, como en todas las demás, muchos atletas quieren despedir el año haciendo deporte y pasándolo bien. (Foto:Iñigo Saludes)

En Azpeitia, por su parte, 683 corredores finalizaron la prueba. Repitió triunfo Aitor Mimenza que salió con el dorsal «1». Imanola Larrañaga fue segundo e Ibon Aranguren, tercero general y primero entre los veteranos. Mari Carmen Seijas ganó el senior femenino, por delante de Iratxe Alberdi y Uxue Fernández Lasa.

Buen comienzo de Istar Dapena, el pertiguista guipuzcoano que ha superado su propio récord pasando el listón por encima del 5’30. Todo sucedió en el velódromo de Anoeta, con motivo de un control de marcas bajo techo.

El arrasatearra se la Real Sociedad mejora en cuatro centímetros la plusmarca indoor que él mismo tenía desde la pasada campaña. Istar Dapena, al aire libre, ha llegado a superar el listón por encima de 5’40..

Buena noticia para el guipuzcoano Iraitz Arrospide que consigue en el maratón de Valencia la mínima olímpica parando el crono en 2.11.00, medio minuto menos que lo exigido (2.11.30). Sin duda, un hito más en la carrera atlética del corredor de Billabona que ha dado un mordisco considerable a su marca personal que estaba en 2.13.23.A la espera de conocer el número de plazas que se concedan en la prueba de maratón a la RFEA, lo evidente es que Arrospide es atleta seleccionable.

Hace un año, en el mismo escenario, llegó a la meta exultante (la foto corresponde a ese momento). Con ese recuerdo escribía en redes sociales la víspera de la nueva edición: «Mañana maratón de Valencia. A dormir y a soñar con un día tan feliz como el del año pasado. Ojalá pueda cruzar la meta igual de contento! Gracias por todos los ánimos que me dais!!!

Se lo ha ganado a pulso, porque es un deportista íntegro que lo da todo por alcanzar esos sueños de los que habla. Nos alegra mucho el paso al frente.

El triunfo correspondió al debutante Kinde Atanaw (2.03.52) que batió el récord de la prueba. Tras él, Kaan Kigen Özbilen, el turco que logra batir el récord de Europa. La tercera plaza fue para Guye Adola (2.04.41). Muy buen papel de Eneko Agirrezabal que cruzó la meta en 2.14.36.

El dominio etíope se hizo más extensible en la carrera femenina ya que los tres primeros puestos fueron copados por atletas de esa nacionalidad. La victoria y medalla de oro fue para Roza Dereje (2.18.31) que , al igual que su compatriota Atanau, batió el récord de la prueba.

Azmera Abreha fue segunda (2.18.34) en un final apretadísimo al que llegó Birhane Dibaba (2.18.47) para ser tercera.

Una nueva edición del Maratón de San Sebastián ha supuesto la concentración de muchos atletas que han debido competir bajo la lluvia y viento. No eran las mejores condiciones, pero un total de 2.387 corredores han alcanzado la meta, habiendo tomado la salida un total de 2.664 corredores, a los que habría que sumar los 2.277 en media maratón y 935 en los diez kilómetros.

El triunfo en categoría masculina ha correspondido al keniano Collins Kipkirir (2.11.57), seguido de Kasav (2.12.12) y Noah (2.12.22).

En féminas, victoria de la portuguesa Susana Cunha (2.36.09), tras la que cruzaron la pancarta Gebisa Tula (2.36.41) y Bentu Shiferan (2.37.56).

LAS OTRAS PRUEBAS
En media maratón, categoría masculina, se impuso el sueco Archie Casteel en hombres (1.04:10).

La finlandesa Annemari Kiekara, gana en categoría femenina con un tiempo de 1h15:55.

Otro sueco, John Borjesson (30:31) logra el mejor tiempo en los 10 kms.,siendo la guipuzcoana Aratz Rodríguez (36:35) la ganadora en categoría femenina.

(Foto: Organización Maraton Zurich).

La Behobia-San Sebastián ha supuesto un ejercicio de valentía para los miles de atletas que han decidido tomar la salida a orillas del Bidasoa. De los 33.341 inscritos, 27.074 han decidido salir a la carretera pese a las inclemencias del tiempo. El día estaba para quedarse en casa y no para afrontar los vientos, lluvias, aguaceros, frío, granizadas etc. que vienen acompañando en las últimas fechas.

En la carrera masculina el triunfo ha correspondido a Chakib Lachgar con un tiempo de 1h 01′.00, cuatro segundos menos que Iraitz Arrospide que se ha vuelto a quedar a las puertas de la victoria. Prácticamente se le escapó en el sprint final. Iván Fernández fue tercero. Los tres entraron juntos prácticamente en el último kilómetro.

La alicantina Gema Barrachina también sorprendió. Todos daban favorita a Aroa Merino, pero no pudo repetir éxito como en ediciones preferentes. El tiempo empleado en cubrir la distancia fue de 1h.06’38». Completaron el podio Diana Martín y Gisela Carrión.

El premio a los dos mejores guipuzcoanos correspondió a Elena Silvestre e Iraitz Arróspide.

Foto: Behobia-San Sebastián (twitter).