Balonmano

Bera Bera y Guardés se midieron en el Gasca con la presencia de Paco Blázquez en la grada. El presidente de la RFEBM hizo entrega al cuadro guipuzcoano del trofeo de la Liga correspondiente a la pasada temporada.

Fue el encuentro de las ausencias porque en ambas formaciones faltaban, por diversos motivos, unas cuantas jugadoras. Quizás se notó más en la segunda parte, cuando las gallegas comenzaron a notar cansancio ante la falta de rotaciones.

Después de un primer tiempo más o menos igualado, Bera Bera marcó un tanto sobre la bocina antes del descanso (14-11) abriendo una brecha considerable en el marcador. Y eso que la salida del Bera Bera fue pletórica (6-1), pero las de Edu Prades volvieron al encuentro por un cambio en la defensa (5-1) que atragantó a las de Imanol Álvarez.

El segundo tiempo comenzó con tonos parecidos. Un parcial de 6-0 (con cuatro goles de Laura Hernández)  para el Bera Bera amplió la distancia con mucho menos tiempo para la reacción. Las paradas de Renata Arruda, la segunda exclusión de Buforn y el propio dinamismo del encuentro fueron la clave de esta historia. Con un paso al frente en defensa, con mayor opciones de contrataque y con más fortaleza en el ataque posicional, el partido sólo tuvo el color azul de las locales. Buena noticia también ver de nuevo en cancha a O’Mullony después de su intervención quirúrgica.

FICHA TÉCNICA

(31) Super Amara Bera Bera (14+17):
Renata Lais, Fernández, Arrojería (2), Oliveira, Pizzo (2), Terés (1), Gil de la Vega (1), Menéndez (1), Laura Hernández (7), Malena Cavo (2), Echeverría (4), O’Mullony (1), Cardoso (4), Ainhoa Etxeberría (2) y Mirene Moreno (4).

(22)Atlético Guardés (11+11):
Marisol Carratú, Sandra Santiago (7), Lorena Pérez (1), Descalzo, Miriam Sempere, Paulina Buforn (3), Patricia Lima (3), Cristina Barbosa, Paula Arcos (5), Carla Gómez (1), Erika Rajnohova y Daniela Moreno (2).

Marcador cada cinco minutos:
4-1, 7-2, 9-6, 10-8, 12-10, 14-11 (descanso),

18-14, 21-15, 25-16, 27-19, 28-20 y 31- 22.

Árbitros: Andrés Peñaranda Ortega y José Antonio Yagüe Moros (Aragón). Excluyeron por parte de las locales a Pizzo y Terés (2) y del Guardés a Buforn (2) y Santiago.

 

 

 

 

 

Las de Imanol Álvarez sentenciaron en el segundo tiempo, después de que al descanso se llegara con ventaja local (14-11).

Jacobo Cuétara, entrenador del Bidasoa, se ha mostrado descontento con los horarios que Asobal está decidiendo para los partidos del conjunto irundarra, dejando pocas horas de descanso contra lo que el sentido común sugiere.

Los irundarras jugarán liga el domingo a las 12.00 y dos días después el encuentro de ida, trascendental, de la eliminatoria ante el Nexe croata. El técnico no oculta su desencuentro con quienes deciden el día y la hora de los partidos: “Nosotros tenemos que luchar contra muchas adversidades, llámense lesiones, llámense partidos que no salgan bien, llámense rivales que estén bien, etc., pero no intentar luchar contra problemas totalmente innecesarios como es colocar partidos tan mal, perjudicando a equipos que, como en nuestro caso, están en competición europea. Esto no tiene ningún sentido, porque va contra el balonmano español, pero es lo que hay. Nos toca centrarnos en los partidos independientemente de las circunstancias, como hemos hecho siempre”.

El Bada Huesca es el visitante de Artaleku después de dos partidos que los irundarras han saldado con victorias. Sería muy importante enlazar un tercer triunfo: “Hemos ganados dos partidos fuera de casa en liga, en seis días, y ahora tenemos la opción de mantenernos arriba con este partido en casa. Es importante sacarlo, porque nos puede dar tranquilidad para los siguientes partidos» Como no hay casi margen para pensar en la eliminatoria europea: “Pensar en siguientes partidos es un lujo que no podemos tener”.

Preguntado por el equipo oscense, comparte dudas “Fue un equipo que consiguió grandes resultados en pretemporada, ganando muy bien en Granollers, a nosotros aquí… Parece que han empezado a contrapié, pero todo puede cambiar, porque solo ha sido una semana en la que si no arrancas bien, sumas resultados negativos muy seguidos”.

Para evitar disgustos, el técnico quiere que su equipo “se centre en sí mismo, en intentar dar nuestro máximo nivel. Además jugamos en casa. La clave es nuestro rendimiento, nuestro nivel. Cuando estamos sólidos en defensa estamos más sólidos en el partido aunque estemos más desacertados en ataque. Si tiene que pasar eso, mejor que sea en ataque y no en defensa, porque estar sólidos en defensa nos da más seguridad a la hora de competir”.

Como sucede en el resto de equipos de alta competición, el Bidasoa debe esperar a conocer los resultados de los PCR realizados a la plantilla para saber si todos pueden competir. Parece que Kauldi Odriozola, Rodrigo Salinas y Bartok, entre algodones, podrán ser de la partida. Lo mismo que Iñaki Cavero.

Concretamente, en el pabellón de «La ballena» frente al estadio de EL sardinero, siempre que se den las circunstancias idóneas para disputar los partidos.

La nueva temporada del balonmano femenino arranca con equipos en los que faltarán unas cuantas jugadoras que han dicho adiós.Uno de los mayores retos del deporte y de los clubes es saber despedir a los deportistas que ponen punto y final a su carrera. No es fácil decidir, porque casi toda la vida gira en torno a la actividad que da sentido a sus vidas. El balonmano fue el inseparable compañero de Silvia Ederra, una pivote de carácter, Una Braveheart de las áreas, que más allá del éxito, nunca jamás dejó de comprometerse con el proyecto que le tocaba defender. Ha decidido retirarse. Logroño, punto final, después de darle muchas vueltas. Jugaba siempre con una trenza que le recogía el pelo…

¿Qué va a ser de la trenza a partir de ahora?

-Creo que se quedará un tiempo guardada en la recámara jejeje. Podrá volver a salir cuando vaya a hacer deporte pero no será la misma trenza.  Sabes que no me puedo quedar quietecita en casa. Se puede considerar, como los toreros que se cortan la coleta, pero en este caso no usaré las tijeras. Te puedo asegurar que la trenza no volverá a ser la misma que la de la competición.

Una de las cosas más difíciles para un deportista son las despedidas. Los clubes siguen sin saber gestionar esos momentos…

-Yo creo que son momentos difíciles para todos y no son fáciles de gestionar. Siempre son difíciles los cambios y más cuando llevas tanto tiempo dedicándote a algo, en este caso al balonmano. Hay clubes que, si ayudan a las jugadoras con este cambio, lo hacen más llevadero. Pero otros, no. Este año ha habido muchas retiradas y por parte de algunos clubes creo que no se han gestionado de la mejor manera.

Una retirada a tiempo es una victoria. O eso dicen…

En esta ocasión creo que el refrán se cumple, jeje. Tengo otros objetivos en mente y viendo la situación que está viviendo el país con la pandemia y toda la incertidumbre que hay, creo que ha sido la mejor decisión que he tomado. Tengo la suerte de no haber tenido lesiones graves a excepción del accidente que sufrí y después de tantos años jugando creo que es un privilegio poder retirarme sin dolores en el cuerpo.

Si no hubiera llegado un virus, ¿crees que a estas horas hablábamos de otra cosa?

-La verdad, no sé qué decirte. Mi intención era seguir por lo menos un año más o incluso dos, pero se han juntado varias circunstancias que me han llevado a esta decisión. Una de ellas es la bajada de un 50% de sueldo que me propusieron. Según ellos, debido a la crisis que había traído esta pandemia. Quién sabe si me hubieran hecho la misma propuesta si no hubiera aparecido el Covid19. De todas formas, es cierto que el confinamiento me ha ayudado a pensar más en mi misma y en mis prioridades, pensar en mi futuro y plantearme varios retos, entre ellos sacarme unas oposiciones para ir labrando mi futuro laboral.

Cuando se lee tu trayectoria de títulos, éxitos, etc., es cuando te das cuenta realmente de tu dimensión. ¿Te pasa lo mismo a la hora de hacer un balance general de lo conseguido?

-Sí. La verdad que cuando echas la vista atrás y te das cuenta de todos los años que has dedicado al balonmano y todos los títulos que has conseguido, ves la recompensa a todos los sacrificios que haces para llegar hasta aquí. También me he dado cuenta de que he tenido la suerte de vivir los mejores años de balonmano en nuestro país y espero que algún día se pueda volver a disfrutar de ese nivel.

Si miras hacia atrás, ¿En dónde te paras con más gusto, más satisfacción y orgullo por lo vivido?

Bufff es difícil pararse en un solo momento. De cada club al que he pertenecido, de cada entrenador, de cada cuerpo técnico, de cada compañera y de cada afición me llevo cosas buenas. Estoy muy satisfecha con todo lo que he llegado a conseguir, cada título ha sido diferente. Estoy muy contenta con todas las amistades que me ha dado el balonmano, entre ellas mi novio, y además me siento una privilegiada por haber podido disfrutar y aprender a mi parecer del mejor entrenador del mundo, Ambros Martín.

Un accidente de tráfico marcó tu camino. Te levantaste, mirada al frente y adelante. Como si fueras un gato… plagada de vida.

Si claro, jeje como buena navarra soy un poco cabezona y como me proponga algo no paro hasta conseguirlo y así fue. El médico que me operó me dijo que no sabía si me iban a quedar secuelas para mi vida cotidiana y cuando le expliqué que mi intención era volver a jugar a balonmano… me puso una cara que no se me va a olvidar nunca. Me comentó: “solo te digo que espalda solo tenemos una”. Yo lleve a cabo todo lo que hacía falta para volver a jugar, mucho esfuerzo, mucho trabajo, sacrificio, y sobretodo positivismo y confianza en mí misma. Así llegaron los frutos. Volví a la máxima categoría y empecé a llenar mi palmarés.

Nos conocimos en unos carnavales de Tolosa…bendita locura. No sé por qué se piensa que los deportistas no tenéis derecho a divertiros. Como los buenos coches, nunca te falló la quinta marcha…

-Jajajja que grandes esos carnavales, ¿Cuándo repetimos? Yo soy de las que piensa que hay tiempo para todo. Los deportistas tenemos el mismo derecho a divertirnos que los demás. Yo soy de las que dice que hay que valer para la noche y para la mañana y así lo demuestro. Soy como un buen motor diésel y nunca me falla la quinta marcha.

Por jugar al balonmano y disfrutar como pivote, renunciaste a muchas cosas. Ahora ¿tratarás de encontrarlas?

-Renuncié a muchas cosas pero el balonmano también me ha dado cosas muy buenas y diferentes. Yo creo que cada situación tiene su momento. Ahora, intentaré dedicar más tiempo a los míos, a mi familia y mis amigos que son los que quizás he tenido más “abandonados” cuando he jugado fuera. Las cosas que igual me he perdido cuando era más joven se pueden encontrar ahora. Las viviré de manera diferente. Al fin y al cabo he madurado mucho gracias al balonmano.

Dice el evangelio, “dad y recibiréis”. En tu caso, defendiendo y atacando no te has medido casi nada.

Jajajja la verdad que cuando se defiende y se ataca es más fácil cumplir con el evangelio. He de confesar que, cuando sólo jugaba en ataque, también lo cumplía pero en este caso, primero recibía y luego daba, no fuera a ser que las defensoras del otro equipo se quedaran sin cumplirlo porque les faltaba el “recibiréis”

De todo lo vivido, ¿con qué te quedas?

Es muy difícil quedarse con un solo momento, son muchos años dedicados al balonmano como para solo escoger uno. Como he dicho antes, cada título es diferente y se vive de manera diferente. Pero si tengo que escoger un momento sería el poder abrazar a mi familia después de prácticamente cada partido. Ellos han sido mis mayores fans, me han seguido allí donde he ido, han sufrido y han estado conmigo en todos los momentos buenos, pero sobretodo en los malos. Así que, si he llegado hasta aquí, se lo debo a ellos.

¿Te ha faltado algo?

-Pienso que todos los retos factibles los he conseguido. Soy una persona muy autoexigente conmigo misma y claro que me hubiera gustado estar más veces en la selección absoluta o incluso poder ganar una Champions pero también soy consciente de mis limitaciones. Por mi propia autoexigencia es difícil llegar a estar satisfecha del todo, pero sí puedo decir que estoy muy orgullosa de lo que he conseguido y vivido.

¿Lo que más te dolió?

-Cuando por culpa del accidente llegué a pensar que no volvería a jugar a balonmano. Soy de la que las cosas malas las olvida y me centro en las buenas por mi positivismo. Pero ese momento marcó un antes y un después en mí. Dolió mucho pero está claro que lo que no te mata te hace más fuerte.

¿La persona o personas que más te marcaron?

-Una de las personas que más me marcó ha sido Ambros Martín por su manera de vivir el balonmano, de transmitirlo a las jugadoras y la calidad de los entrenamientos. Creo que ha demostrado que a día de hoy es el mejor entrenador que existe. También hay varias jugadoras que me han marcado, muchas por su calidad individual y otras por la amistad que hemos creado. Es difícil nombrar a todas, pero hay dos que son mis hermanas pero no de sangre, María Núñez y Ana Martínez. Todos los veranos nos hacemos un viaje juntas las 3.

¿La última lágrima?

-Las últimas lágrimas fueron de alegría y emoción al ver todos los mensajes que recibí cuando anuncié mi retirada. Me pasé dos días contestando y agradeciendo tantas muestras de cariño. Me siento muy afortunada

¿Borrarías algún momento?

-No. De todo se aprende. Cada momento malo o mejor dicho menos bueno que he tenido me ha servido para aprender y hacerme más fuerte.

El cariño verdadero ni se compra ni se vende…

-Sólo se demuestra. En este sentido yo me siento muy afortunada ya que allí donde he jugado siempre he recibido muchas muestras de cariño. Mi familia, mis amigos y mi novio siempre me han apoyado y han demostrado que estaban ahí cuando los he necesitado.

Navarra de Estella, podría llamarse Puy, pero le pusieron Silvia. Muy orgullosa de su pueblo presume del arte románico, de los gigantes y cabezudos, de la banda de música, del Itxako, aquel equipo emblemático en el que militó, desaparecido en 2013. Seguro que no le hace ascos a un plato de pochas, o a una copa de pacharán casero. En algún momento de su travesía, cuando necesitaba reflexionar, miró desde la barandilla de un puente el trascurrir de las aguas del Ega, afluente del Ebro, el último río de su vida deportiva. Logroño fue el punto y final de una carrera intachable. Será también el punto de partida de los nuevos retos.

 

Después de la victoria en Lanzarote, Super Amara Bera Bera prepara su debut en casa (Viernes, 18, a las 21.00). Recibirá a un siempre temible At. Guardés en el Gasca, al que sólo podrán acudir 350 espectadores.

Una vez que las autoridades competentes permiten la asistencia de público a los espectáculos deportivos, han establecido unas pautas de obligado cumplimiento para que el público asistente se sienta cómodo y seguro.

«A pesar de que el decreto del Gobierno vasco establece un máximo de 600 personas de aforo, de cara a garantizar las distancias de seguridad, el Gasca quedará habilitado para unas 350 personas puesto que solamente se utilizarán las filas impares de la instalación,
condenado las pares. No obstante, se permitirá que las personas que formen una unidad convivencial se sienten juntas», indica el comunicado de prensa.

Se ha puesto en marcha una campaña de socios, con precios asequibles. Quienes deseen incorporarse al proyecto deben
rellenar el siguiente formulario que encontrará en la página web: www.berabera.eus en la sección de balonmano y posteriormente se le asignará su ubicación exacta.

La nueva realidad obliga a tener controlada nominalmente a cada persona que entre al recinto y su ubicación exacta en el pabellón.

En consecuencia, todo aquel interesado en adquirir las entradas (10 euros, adultos; 5 euros, jóvenes y jubilados) lo tendrán que hacer
previamente a través de la página web de manteo kiroldegia: www.manteo.es/socio y también en la web de la sección de balonmano de berabera.eus. Existe también un teléfono (669 796556) para recabar ayuda.

El Gasca contará con circuitos de entrada y salida para facilitar el movimiento y se tomará la temperatura a toda aquella persona que acceda al recinto.

Las de Imanol Álvarez imponen su ley en la cancha del Cicar Lanzarote Ciudad de Arrecife. Salvo los compases iniciales en los que las jugadores locales mantenían el tipo, el Bera Bera fue muy superior. La defensa presionante llevó a las canarias a perder balones y el contraataque guipuzcoano fue letal como tantas otras veces. La primera brecha que abrió el camino se produjo en el tránsito del 2-3 al 3-7.

Ficha Técnica

(17) CICAR Lanzarote Ciudad de Arrecife (10+7) : Ana Marín (1), Nabila Harchaouin, Nagore Saenz (8), Alicia Torres, Gabi Moreno (1), Gabriela Pessoa (1) y Gema Trujillo (2) -equipo inicial – Aleksandra Orowicz (ps), Esther de Miguel (2), Melania Cabrera, Sara de León (1), Elena Fortes, Priscila dos Santos (1) y Miriam Páez.

(32) Super Amara Bera Bera (16+16) : Alice Fernandes, Esther Arrojería (1), Mariane Fernandes (2), Nekane Teres (2), Manuela Pizzo (3), Maitiane Echeverria (6), Mirene Moreno (2) -equipo inicial- Renata Arruda (ps), Sara Gil (1), Alba Menéndez (4), Laura Hernández (4), Malena Cavo (1), María Prieto, Adriana Cardoso (6), Ainhoa Etxeberria.

Árbitros: Oscar Raluy López y Ángel Sabroso Ramírez. Excluyeron a Priscila dos Santos, Miriam Páez (2), Gabriela Pessoa y Nagore Saenz por parte del CICAR Lanzarote Ciudad de Arrecife y a Alba Menéndez , Ainhoa Etxeberria, Nekane Teres y Mirene Moreno, por Super Amara Bera Bera.

Parciales cada 5 minutos: 2-1, 3-5, 3-8, 5-11, 9-14, 10-16 (descanso) 12-17, 15-21, 15-26, 16-26, 16-28, 17-32 (final)

Incidencias: Pabellón Municipal de Titerroy. Partido disputado sin público para evitar los contagios de covid-19.

A veces es necesario pellizcarse para comprobar que el final de un partido es real, pese a que los minutos previos no se parecieran demasiado con los últimos. Es imposible dudar de la actitud del Bidasoa, de su capacidad de sufrimiento hasta el último suspiro. El junco amarillo no se dobla tan fácil como se pudo comprobar en el partido que el Bidasoa jugó ante el Anaitasuna en La Catedral. las cosas no iban bien para los objetivosirundarras. Pintaba feo. Enorme remontada y victoria que da prestigio y reconoce la ambición del equipo.

Los navarros jugaron mejor que el Bidasoa durante muchas fases del encuentro. La llegada de Ander Torriko, Edu Fernández y Juan del Arco les ha dado versatilidad en la primera línea y la incorporación del pivote Antonio Bazán al ataque proporciona muchas alternativas, que se unen a las habituales de Carlos Chocarro o el meta Bols. El cambio de entrenador les propone cosas diferentes y el equipo responde. Se ha enfrentado en las dos primeras jornadas al Barça y al Bidasoa, los dos equipos que encabezan la tabla.

Al Bidasoa le costó una barbaridad encontrar su sitio y ser efectivo. Se le atragantó la defensa muy avanzada de los navarros y le costó mover el balón en ataque. Durante muchas fases del partido fallaron las acciones combinativas.

Cuando el encuentro parecía perdido, cuando en teoría las fuerzas faltan, los irundarras metieron gas al juego en las dos áreas. Eso se tradujo en un cambio de tendencia. La distancia en el tanteador disminuía, al mismo tiempo que crecía la moral de los de Jacobo Cuétara.

Jon Azkue lideraba el juego y sus goles pesaban como losa en la bancada navarra. El mejor partidos del oriotarra desde el inicio de la temporada. Julen y Kauldi encontraban los caminos que antes estaban escondidos. Sergio de la Salud acertaba desde los siete metros en la ejecución de los penaltis y la defensa (pese a que la portería no brilló) mantenía un tono suficiente de eficacia. Sumado todo, lo físico y lo anímico, los de Artaleku ganan dos puntos que valen su peso en oro.

FICHA TÉCNICA

(26) ANAITASUNA (15+11) Patrick Bols; Martín Ganuza (1), Etxeberria, Ander Torriko (6, 2p), Aitor García (3), Ander Izquierdo (1), Juan del Arco (3) –equipo inicial- Cancio (ps), A. Gastón (1), Antonio Bazán (5), Edu Fernández (4), Ibai Meoki, Héctor González, Chocarro (2), Dashko, y Fischer

(27) BIDASOA IRUN (12+15): Xoan Ledo; Racotea (1), Zabala, Kauldi (5), Iker Serrano, Tesoriere, Bonanno –equipo inicial- Sierra (ps), Crowley (1), Tao Gey (1), Furundarena, J. Aginagalde (4), Rodrigo Salinas (3), De la Salud (5,3p), Azkue (7) y Matheus da Silva.

ÁRBITROS: Peñaranda y Yagüe (Comité aragonés). Exclusiones de Juan del Arco, Guillermo Fischer (2) y Gastón, por los navarros; Bonanno, Racotea, por los irundarras.

MARCADOR CADA CINCO MINUTOS:

1-0, 4-3, 6-6, 8-9, 12-11, 15-12 (descanso)

17-13, 20-16, 22-18, 25-21, 26-24, 26-27

(Foto: Oscar Aznar)