Basket

Al final del tiempo reglamentario el partido concluyó en empate (51-51), por lo que debió disputarse una prórroga en la que las guipuzcoanas consiguieron la primera victoria del campeonato.Una canasta de Toch Sarr decidió el sufrido encuentro.

Es que en el tiempo añadido un triple de O’Dwyer ponía en ventaja a las lucenses.Un tiro libre de Lara González y la comentada canasta canasta de Toch Sarr tras pase de la propia Lara situaban el luminoso en 59-58. las gallegas no acertaron en la última posesión y los puntos se quedan en casa. Servirán para tranquilizar al equipo y afrontar los siguientes retos desde otra perspectiva.

FICHA TÉCNICA:

( 59) IDK Gipuzkoa: Aleksic (6), Laura García (0), Nystrom (9), Edwards (8), De Souza (12) -cinco inicial- Lara González (4), Kraker (10), Erauncetamurguil (0) y Toch Sarr (10).

(58) Durán Maquinaria Ensino: Stanacev (2), Miller (8), Loyd (7), Nyingifa (6), Bea Sánchez (0) -cinco inicial- Ainhoa López (0), Aliaga (9), Richards (13) y O’Dwyer (13).

Parciales: 12-12, 22-11, 6-11, 11-17 y 8-7 (prórroga).

Árbitros: Bravo Loroño, Martínez Prada y Fernández Carretero.

(Foto: IDK Gipuzkoa).

Se esperaba el triunfo del Gipuzkoa Basket en Marín y este llegó (64-76) tras una primera parte igualada y un segundo tiempo, sobre todo el tercer cuarto, muy favorable a los donostiarras, que jugaron muy buenos minutos tras el descanso, lograron un parcial de 0-15 y sentenciaron el choque por la vía rápida. El completísimo partido de Reed Timmer y los triples de Johnny Dee fueron claves. En cuanto a la estadística, el 47,6 % en triples y el 90,9% en libres del GBC demuestran que este equipo tiene talento y que está hecho para anotar muchos de sus lanzamientos.

En el primer tiempo la igualdad entre ambos conjuntos fue clara. Los locales dominaron el juego interior, con Doorson y Quinn hicieron daño a un GBC en el que solo Jawara puso intensidad y acierto, no así un blando Rozitis, un fallón Murphy y un Faye que cumplió en intimidación pero no en ataque. De esta manera fueron primero Timmer y luego Dee los encargados de liderar a su equipo. El combo estadounidense se fue a los siete puntos en el primer cuarto, mientras que el escolta tirador, Dee, hizo tres triples en esos diez minutos que le dieron mucho aire a su equipo.

De esta forma, de un 7-2 en apenas dos minutos y medio se pasó a un 13-14 con canasta de Motos. Era la primera ventaja de los donostiarras en el duelo. La entrada del ‘cinco’ americano del Marín, Quinn, supuso más fuerza dentro para los gallegos y cuatro puntos de este jugador en las últimas acciones dejaron el marcador en 18-20 tras el primer cuarto.

En el segundo fue el cuadro local el que logró un parcial de 10-4 en los primeros cuatro minutos. Se sumó a la anotación Badmus con un triple, y el sudamericano Joel Hernández, que ya había hecho puntos desde el exterior en el acto anterior. Así las cosas, el GBC, con 28-24 en el tanteador, se puso a la faena. Nicola tiró de Oroz para apretar en defensa a Joel, y de Uriz. En el banco, los dos artilleros, Dee y Timmer.

No tardaron en salir porque el equipo no encontraba el camino para anotar. Nada más volver a la cancha Timmer asistió a Jawara para el 28-26. No obstante, el partido no era brillante ni para el Marín ni para el Gipuzkoa Basket. Dos tiros libres de Timmer y un triple casi al final de Dee, el cuarto hasta ese momento, le permitieron a los guipuzcoanos irse con ventaja al descanso (34-35). Sin embargo, la sensación era que había mucho que mejorar. Y es que el GBC es mucho mejor equipo que el Marín. Dee, con 12 puntos –cuatro triples- y Timmer con nueve, eran los más destacados. Los interiores del Peixe Galego Doorson y Quinn, con ocho y nueve puntos, así como Joel Hernández con nueve, eran los mejores.

La salida de este periodo para el GBC fue extraordinaria y decidió el partido. Un parcial de 0-15 con seis puntos de Murphy, otros seis de Timmer y un triple de Dee obligaron al cuadro gallego a parar el encuentro. Solo dos puntos en ocho minutos anotó el Marín que luego despertó al aprovechar el relajo de los visitantes para con Saunders como ‘jugón’ bajar del 36-53 al 45-55.

Pero el Gipuzkoa Basket ya era dueño y señor del partido. Controló el choque con una intensa defensa y con un ataque muy coral, en el que casi todos los jugadores colaboraron. Timmer siguió protagonizando un partido de sobresaliente. El jugador estadounidense anotó hasta 22 puntos, con cuatro asistencias y tres rebotes, Dee estuvo muy acertado en los triples, su serie fue de 6/10, y Murphy y Jawara también percutieron por momentos contra el aro rival. En el último cuarto, el Marín intentó acercarse pero le costó bajar de los diez puntos de desventaja. El GBC es mucho más equipo, tiene mejores jugadores y lo demostró en una segunda parte en la que superó sin ningún problema a su adversario.

La buena noticia fue la vuelta a las canchas de Julen Olaizola tras superar el pívot donostiarra una grave lesión de rodilla. Ayer pudo jugar casi dos minutos al final.

DATOS TÉCNICOS:
(64): MARIN PEIXE GALEGO: Doorson (12), Badmus (9), Saunders (14), Noguerol (4), Quinn (9), Orellano, Jacobo Díaz (7), Joel Hernández (9).

(76): GIPUZKOA BASKET: Dee (8), Murphy (11), Mutic (2), Xabi Oroz (2),Jawara (8), Motos (2), Uriz (3), Timmer (22), Rozitis (2), Sollazzo (49, Faye (2) y Olaizola.

Parciales: 18-20, 16-15, 11-20, 19-21

Foto: (pontevedraviva.com)

El Delteco Gipuzkoa Basket sumó su segunda victoria (68-64) del curso recurriendo otra vez a la épica, a una remontada espectacular tras el descanso ante un Huesca que fue ganando el partido por 39-54 mediado el tercer acto y que, después, vio como un huracán se le vino encima. Los donostiarras encontraron de nuevo en Xabi Oroz a su revulsivo, a ese jugador capaz de cambiar el sino de un duelo gracias a su generosidad en la defensa, a su energía para anular al mejor exterior rival, Olin Carter, y a su ayuda tanto en cortar líneas de pase como también a la hora de aportar un triple que sirvió para encender el Gasca, era el que ponía por delante a los locales (57-56) nada más iniciarse el último cuarto e, incluso, asistir en momentos claves del choque. Marcelo Nicola lo vio claro y le premió con muchos minutos en la cancha, también cuando el partido se estaba decidiendo.

Oroz cambió el encuentro desde la defensa, con una intensidad que ‘obligó’ a sus compañeros a ponerse a su altura a la hora de demostrar el carácter necesario para ganar partidos en esta categoría.

El conjunto guipuzcoano clavó casi el mismo guión que el partido que le ganó al Coruña en la jornada anterior. Su inicio, sin ser malo, no estuvo a la altura de un Huesca que demostró más ritmo, mayor intensidad y, además, más acierto. En un abrir y cerrar de ojos los visitantes se fueron con cierta comodidad en el marcador poco antes del final del primer acto (11-19). Un 5-0 de parcial a favor del GBC (16-19) equilibró un duelo que empezaba a tener mala pinta.

Sin acierto Dee, anotaría sus primeros puntos a dos minutos del descanso, atropellado Timmer y blandos los interiores, el Huesca encontró en el escolta Carter primero, en el base Dani García después y en los interiores Skara y Vucetic a sus mejores argumentos. Del 16-19 al 31-44 del descanso nada mejoró en el grupo local. Fue el momento de los triplistas del Huesca. Dani García hizo dos y Carter otros dos. El base dio toda una exhibición no solo de acierto en el tiro sino también a la hora de hacer jugar a los suyos. El Gipuzkoa Basket no encontraba el aro rival, perdía balones y se precipitaba en numerosas ocasiones. Tampoco era mejor en el rebote.

Partido nuevo

Así las cosas, fue tras el descanso, quizá más mediado el tercer cuarto, cuando los de Nicola apretaron, Oroz contagió su energía y Sollazzo, Timmer y Uriz se sumaron a la faena. Jawara aportó físico, aunque en ataque estuvo muy limitado, pero era lo que se necesitaba, ardor guerrero. Al Huesca le empezó a pasar factura los minutos y la estrategia defensiva local. El conjunto de Guillermo Arenas falló mucho en estos dos cuartos, se quedó en 20 puntos, y poco a poco y con el empuje de un Gasca que volvió a registrar una excelente entrada, el GBC le dio la vuelta al marcador. Con un 12-0 de parcial en los últimos minutos del tercer acto con triples de Dee, Timmer y sendos dos más uno de Sollazzo y Jawara, entró en el cuarto decisivo con una marcha más que su rival.

El partido se movió en esos diez minutos con alternativas, pero el dominio en la cancha era del equipo local. Todavía tuvo que remontar un 58-61 en contra. Lo hizo porque llegó más fresco, porque su rotación es más amplia y porque en los momentos decisivos, Oroz puso el 64-62 y Rozitis, Sollazzo y Timmer los tiros libres necesarios. Al Huesca le faltó aire al final y sus últimas decisiones no fueron acertadas. Lo contrario que el GBC, que volvió a dejar para el final su mejor repertorio.

FICHA TECNICA
(68) DELTECO GBC: Dee (8), Murphy (9), Tamara (5), Motos (2), Timmer (13) -quinteto inicial- Sollazzo (12), Rozitis (7), Uriz (7), Oroz (5) y Mutic

(64) LEVITEC HUESCA: Carter (14), Dani García (15), Grabauskas (1), Decevic (2), Skara (18) -quinteto inicial- De Blas, Grystak (2), Berbardo García, Tamayo y Vucentic (12)

PARCIALES
16-19, 15-25, 20-10, 17-10

(Dee conduce el balón, Foto Gipuzkoa Basket)

Triunfo del Mann Filter que prácticamente fue por delante todo el partido. Las de Azu Muguruza no consiguen inaugurar su casillero de victorias.

Por su parte, buen triunfo del Añares Rioja Iraurgi en la cancha del Cortejada (66-78)

El Delteco Gipuzkoa Basket se anotó la primera victoria de la temporada (77-67) a costa de un Leyma Coruña que fue mejor hasta el descanso y que, después, sucumbió de forma importante ante la mejor defensa de los locales y el mayor poderío ofensivo de un GBC que dejó en seis puntos en el último cuarto al conjunto gallego. De esta forma, el equipo de Marcelo Nicola suma el primer triunfo de la temporada en la segunda jornada del torneo y en la primera cita en el Gasca. Fue un gran ejercicio de carácter el del cuadro de Nicola porque estuvo muchos momentos contra las cuerdas.

El partido no empezó nada bien para los intereses locales. Mucho más acertado el cuadro gallego, con más ritmo y con buenos lanzamientos, se fue en el marcador a las primeras de cambio de forma rápida. Con 3-9 Nicola se vio obligado a parar el partido con su primer tiempo muerto. Poco o nada corrigieron sus jugadores en estos minutos porque los visitantes, gracias a los triples de Djuran y de Dinnuno y a las canastas de Xavier y Green alcanzaban una renta de 14 puntos (19-33) poco antes del final de este primer acto.

Fue en el segundo cuarto cuando empezó la reacción local. Con canastas triples de Dee, Murphy y Timmer, así como poco antes del descanso de Oroz, los donostiarras comenzaron a ver el aro mucho más grande que en los diez minutos iniciales. Consecuencia de su acierto la desventaja se redujo de forma importante, tanto que el Gipuzkoa Basket logró igualar el duelo (41-41). No obstante, el Coruña consiguió marcharse con seis de ventaja al intermedio.

Sin embargo, el conjunto guipuzcoano había logrado lo más complicado. Subir la intensidad en defensa y encontrar el aro rival. Con 41-47 se inició un tercer cuarto en el que el equipo de Nicola iba a darle poco a poco la vuelta al choque. Fue a partir del minuto 24 porque en la reanudación del encuentro el Coruña de Sergio García todavía amenazó otra vez con romper el partido al situarse 43-51 en el marcador. Entonces Timmer volvió a ejercer de líder ofensivo y con sus puntos, además de los de Jawara, Rozitis y Murphy el Gipuzkoa Basket equilibró el juego e igualó el electrónico, incluso se fue por delante al final de este periodo (64-61).El parcial del cuarto no deja lugar a la duda (23-14).

Cuando se esperaba un acto final muy igualado, fue todo lo contrario. El Gipuzkoa Basket, desbocado tras una espectacular remontada, ofreció una versión notable. Dejó en seis puntos a su rival, muy tocado por haber tenido cerca el partido y por verlo perdido tras la enorme reacción local. Esto lo aprovechó el GBC para jugar a placer. Mutic, Motos y, sobre todo, Rozitis en el arranque de este cuarto marcaron la diferencia definitiva.

No fueron diez minutos de apoteosis ofensivo, de hecho el equipo local anotó solo 13 puntos, pero sí de una excelente defensa insuperable para un abatido Coruña que solo fue capaz de sumar seis. El 77-67 final premió al Gipuzkoa Basket que creyó siempre en la posibilidad de salir adelante y perjudicó a un Coruña que comenzó el partido como un huracán para perder fuerza después de forma increíble.

FICHA TÉCNICA:
(77) GIPUZKOA BASKET : Dee (10), Murphy (13), Timmer (13), Rozitis (11), Sollazzo (6)-quinteto inicial- Mutic (2), Oroz (3), Jawara (4), Motos (8), Uriz (7).

(67) LEYMA CORUÑA: Djuran (10), Maiza (6), Smith (6), Xavier (18), Green (11) -quinteto inicial- Di Nunno (3), Bulic (4), Martínez (2), Kamba (4), Thiam (3), Ferreiro.

Parciales: 21-33, 20-14, 23-14 y 13-6.

Árbitros: Quintas Álvarez, López Lecuona y Piñeiro Amondaray.

Incidencias: Polideportivo José Antonio Gaska ante unos 500 espectadores. Foto: Noticias de Gipuzkoa