Caballos

La jornada no lució como en ocasiones precedentes, ya que sólo se permitió la entrada de 1.000 espectadores al hipódromo donostiarra.

«Putumayo» y «Navia» entraron por detrás del caballo francés «Ateem» que, pese a desconocer el terreno por ser la primera vez que corría, se impuso con autoridad.

El hipódromo celebra este 15 de agosto su jornada más importante. Las medidas sanitarias han reducido el aforo a 1000 personas, por lo que el ambiente en las gradas estará lejos de parecerse al habitual en los 15 de agosto. Las pocas entradas que se pusieron a la venta desaparecieron en un pestañeo, para colgar el cartel de no hay billetes en pasado sábado. Es lo que tiene la Copa de Oro, que no se parece a ninguna otra carrera. Ni por repercusión, ni por sentimiento.

La prueba dorada despierta en profesionales y afición algo que solo se puede sentir. Explicarlo sería complicado, aunque se resume en que, a nadie de los que le gustan los caballos querría estar mañana en un lugar que no fuera el hipódromo de San Sebastián. Desde hace días se respira el ambiente de las grandes citas, con los nervios disparados para los profesionales y la emoción desbordada para los aficionados, que se juntan entorno a mesas y manteles para celebrar que, también en este difícil 2020, la Copa de Oro nos hará vibrar.

En la pista se citan los mejores puransangres del panorama nacional, a los que hay que añadir al vigente campeón, el inglés Amazing Red, y al favorito, el francés Ateem. El representante galo ha sido reenganchado para disputar la carrera y solo su desconocimiento del terreno abre una interrogante sobre él. Este curso ha rendido a un nivel muy alto y llega dispuesto a reforzar su lucha por la Défi du Galop, challenge de la que forma parte nuestra Copa. El representante inglés sin embargo, no parece llegar tan fino como el curso pasado, aunque tendría una primera probabilidad en caso de rendir a su máximo nivel.

Emin será el abanderado de la representación local. Invicto en sus dos salidas donostiarras, viene de vender cara su derrota en el Gran Premio de Madrid y posee el valor suficiente como para hacer frente a los visitantes. Si las caprichosas tormentas descargan en Lasarte, será el gran beneficiado. Atty Persse y Cosmic Horizon también podrían tener algo que decir, aunque no son pocos los que se decantan por los tres años. Abu y Navia llegan tras haberse impuesto en el Derby y el Oaks, proclamándose líderes de su generación. El reto al que se enfrentan es enorme, pero tendrán la ocasión de demostrar si están hechos de la pasta de los campeones.

Las carreras de caballos se convertirán el próximo miércoles en el primer deporte profesional en volver a la actividad en el país. El turf encuentra su salida en Donostia, que una vez más acude al rescate de un sector siempre maltrecho, pero con una capacidad de supervivencia extraordinaria. Ese carácter labrado a base de persistencia y lealtad a una idea, ha dotado al sector de una espíritu irreductible. Superando su enésima encrucijada, las carreras vuelven a flote.

Será de una manera diferente, pero será. Por primera vez se disputará una jornada sin público en las gradas, pues las 400 personas que pueden acceder al recinto serán las estrictamente necesarias para el desarrollo de la actividad. Ni si quiera el pase a tercera fase garantizará la presencia de público en las gradas, pues el teórico requisito de acceso será que las personas estén sentadas, algo implanteable a lo largo de una jornada. Pero como las interrogantes que depara el futuro no se pueden resolver de momento, toca hablar de realidad. Las carreras comenzarán con horario matinal (11:40), cobertura de PMU y con una notable participación.

Preparatorias de las Poules
El programa inaugural consta de cinco carreras en las que tomarán parte 57 purasangres, la mayoría de ellos tres años. Precisamente la generación clásica será protagonista en las dos pruebas mejor dotadas, destinadas a preparar las Poules que se disputarán (si todo va bien) el 21 de junio en Madrid. Después de casi tres meses de inactividad, los pronósticos adquieren un cariz de adivinación, pero no cejaremos en el intento. La reunión podrá seguirse en directo a través de www.lascarreras.com y posteriormente en Teledeporte. Al no estar permitido el juego en la CAV hasta la tercera fase, la única manera de jugar sobre la jornada será a través de las apuestas de Loterías y Apuestas del Estado: Quíntuple Plus y Lototurf.

Pronósticos Sportberri:

1º 4.Linda – 3.Kohoof
2º 8.Somahoz – 9.Trovatore
3º 7.Navia – 10.Sophie Linda
4º 2.Salar Island – 4.Royal Dancer
5º 10.Nader – 7.Barbarigo

(Foto: Imanol Arruti)

No era el principal favorito, pero «Amazing Red», un caballo inglés, se alza con la Copa de Oro de San Sebastián y con los 40.000 euros de premio. Buena culpa de ello corresponde a la espléndida monta de José Luis Martínez.

El segundo en meta fue el ganador de la pasada edición, «Cnicht» que en el último tramo de la distancia superó a «Atty Perse»,finalmente tercero.

El alcalde de Donostia, Eneko Goia, hizo entrega de la Copa de Oro a los propietarios del caballo, Hon Rj Arculli.

Foto: Imanol Arruti.

D8TEOXMWsAUrQZp

Arguero se impuso en la prueba principal de la jornada disputada ayer en el hipódromo de Donostia. La temporada se estrenó con un clima desapacible, que no amedrentó al campeón de Guillermo Arizkorreta. Ganador del Carudel hace ahora 12 meses, ayer reaparecía después de superar un lesión que le ha mantenido fuera de las pistas desde el otoño.

La inactividad no le pasó factura y demostró estar un peldaño por encima de sus rivales. Aliado a Vaclav Janacek, puso un remate exterior que minimizó a unos adversarios que a priori no eran fáciles de superar. Tras aprobar con nota el examen donostiarra, el caballo de Iñigo Gómez Pineda estará en la salida del Carudel el próximo día 22 para defender corona.

Foto: Hipodromoa

Guillermo Arizkorreta es el preparador del caballo vencedor en el hipódromo donostiarra.