Fútbol

Los de Mendilibar se reencuentran con la victoria después de unas jornadas de sequía. El tanto fue gracias a un cabezazo del central en una acción de balón parado (33′).

odriozola entren

Hay partido este jueves en Anoeta. No es un encuentro cualquiera porque llega el vicelíder de la liga, Atco. de Madrid, con el objetivo de sumar tres puntos y mantenerse en un lugar de valor por lejos y casi imposible que parezca conquistar el título. El Barça parece inalcanzable. Sin embargo, el entrenado Diego Simeone llega con todo lo disponible , sin reservar a nadie, pese a que haya partido el fin de semana, y a la vuelta de la esquina le espere el Arsenal en semifinales de la Europa League.

En el lado de aquí, la Real Sociedad con ganas de seguir agradando, como lo ha hecho en sus dos últimos compromisos. Imanol Alguacil, su técnico, recupera a Rulli, Odriozola y Jon Bautista, cuya presencia en la convocatoria otorga nuevas opciones al entrenador quien da descanso a Llorente, titular en Las Palmas. Además del madrileño siguen de baja los lesionados Carlos Martínez, Xabi Prieto, Guridi y el meta Moyá, al que seguro le hubiera gustado enfrentarse a sus antiguos compañeros.

¿Cuál de los dos equipos impondrá su ley?. Sólo al final del encuentro será posible dar una respuesta convincente. Para la Real, la empresa es complicada frente a un equipo que se defiende como pocos. “El Atlético tiene bajas y una plantilla corta pero están siendo capaces de competir todo el año y seguirán haciéndolo”, indicó Alguacil en rueda de prensa.

Respecto a la posibilidad de que el club, a la vista de los resultados, decida apostar por él para la próxima temporada, volvió a descartar tal posibilidad. “Me estoy formando. Lo tengo claro y en el club también. Los resultados no van a hacer cambiar mi opinión”.

Comentó otros aspectos que se relacionan sobre todo con objetivos. Sólo le preocupa el partido ante los colchoneros y en que su ofrezca la mejor versión. Pitará Alberola Rojas, debutante en Anoeta, aunque ya pitó a la Real en Mendizorroza.

LA LISTA DE 18

Porteros: Rulli y Toño Ramírez.

Defensas: Odriozola, Aritz Elustondo, Héctor Moreno, Navas, De la Bella y Kevin Rodrigues.

Centrocampistas: Illarramendi, Zubeldia, Rubén Pardo, Zurutuza y Canales.

Delanteross: Willian José, Oyarzabal, Januzaj, Juanmi y Bautista.

pedro leon

La SD Eibar y Pedro León confirman haber llegado a un acuerdo por el que el jugador murciano continuará en las filas armeras dos temporadas más, es decir hasta junio de 2020. La directiva que preside Amaia Gorostiza consigue que un jugador de valor continúe en sus filas.

Fue el entrenador José Luis Mendilibar quien le convenció para que fichara al inicio del ejercicio 2016-2017. Se supone que su principal valedor también continuará como entrenador del equipo el año que viene y que esa podía haber sido una de las condiciones del jugador de Mula para renovar su contrato.

Sin fortuna con las lesiones, Pedro león ha disputado hasta ahora 45 partidos y marcado diez goles, del mismo modo que sus centros han supuesto buenas asistencias a sus compañeros. El jugador escribe en redes sociales: “Agradecido y feliz”.

Foto: SD Éibar

El tercero en discordia también empató (1-1) en el anexo de Gal ante el Real Unión. Solo el Pasaia, entre los cuatro primeros consigue la victoria (4-0) ante el Urola.
A falta de seis jornadas para acabar el campeonato, la clasificación en la División de Honor Regional de Gipuzkoa está así: Ordizia (60 puntos), Tolosa (56), Hernani y Pasaia (54), Zarautz y Mondragón (49), Bergara (46).

Por la zona baja y con riesgo de descenso, sobre todo si en Tercera pierde la categoría Anaitasuna, los equipos están así: Hondarribia, Real Unión, Beti Gazte y Oiartzun (33 puntos), Añorga (32), Urola (23), Vasconia (22) y Touring (3 puntos).

En la zona cómoda y sin riesgos mayores: Bergara (46), Mutriku (41), Amaikak Bat (39) y Aretxabaleta (37 puntos).

Los de Pep Guardiola ganadores en Londres ante el Tottenham (1-3) ganan la competición a falta de cuatro jornadas para el final.

mikel alonso

El centrocampista del Real Unión, Mikel Alonso, disputó en Getxo frente al histórico Arenas su último partido con los irundarras, al menos, en la presente temporada. No es fácil entenderlo. En el entorno del club no se explican cómo el jugador se marcha a estas alturas de la temporada, cuando el equipo se está jugando tanto como mantenerse en Segunda “B”.

Mikel sabe que esa sensación está instalada a su alrededor y ha hecho bien en publicar una carta explicativa para disipar dudas y despejar incógnitas. Unos lo entenderán y asumirán su ausencia. Otros seguirán creyendo que esa situación no se debería haber dado.

El jugador se explica en un documento en el que no hay una sola mala palabra para nadie. Más bien, todo lo contrario. En cuatro temporadas en Irún ha disfrutado como futbolista con las cosas sencillas de un vestuario en el que se ha sentido muy a gusto. Lo mismo que sus compañeros con él. Un día escribí que Mikel Alonso era un verso suelto, distinto, con rima asonante el que elige un futbolista diferente.

El texto que quiere compartir con los seguidores unionistas y con las personas que quieren entenderle dice así:

“Estas palabras comenzaron siendo una contestación a @Kalani50, aficionado del club, cuando me preguntaba por qué dejaba el equipo ahora. Muchas gracias @Kalani50, porque ya tenía previsto escribir unas líneas al respecto y aprovecho la ocasión.
Durante el verano pasado hablé con el club ya que, antes de comenzar el curso, surgió en el horizonte la posibilidad de realizar el curso de entrenador en un intensivo de mes y medio en Madrid con mi hermano Xabi y otros ex-compañeros de Primera División, lo cual supone una gran oportunidad para mi proceso formativo.

Sin embargo las fechas nunca estuvieron claras, ni siquiera que el curso fuese a salir este año. Finalmente el curso ha salido y comienza este lunes 16 de Abril. Fue una decisión muy difícil de tomar, ya que me veía obligado a no estar las últimas cuatro semanas de entrenamiento; sin embargo, la situación clasificatoria del equipo en aquel instante no parecía presentar riesgos, por lo que me decidí a tomar este camino. En ese momento hablé con el director deportivo, Eneko Romo, y le expuse cuál era mi decisión.

Tengo mucho que agradecerte, Eneko, compañero y maestro, pues sé que ha sido una decisión muy difícil tanto para ti como para el club. Haber entendido mis motivos y haber empatizado como lo habéis hecho conmigo es algo que recordaré siempre.

Voy a cumplir 38 años y quizá ir a Madrid a realizar este curso ahora, implique mi despedida del Real Unión, tal como ha especulado algún medio. Aunque eso sea algo que el club y yo aún no hemos definido, mi contrato acaba este año. Hoy llevo 20 años como futbolista profesional, todo un regalo. Sólo pensar que hoy en Getxo podría ser mi último partido como futbolista, me conmueve y me impone mucho. Quiero aprender a ser entrenador y este curso es una gran oportunidad; lo quiero hacer junto a mi hermano porque para mí significa muchas cosas, y sobretodo volver al lugar donde empezó mi carrera futbolística, a su lado.

Confieso que durante estos 4 años en el Real Unión, nuestro estadio de Gal ha sido mi verdadera escuela para aprender lo que significa la unión de un equipo y de un vestuario. Y doy las gracias por cada uno de los días que he vestido esta camiseta porque para mí ha sido un regalo de vida. Gracias a cada parte que integra el club, desde los aficionados hasta los que cuidan el campo, pasando por las oficinas, directiva, presidente, cuerpo técnico y, por supuesto, a mis queridos compañeros que me han enseñado durante este tiempo demasiadas cosas como para ponerlas por escrito.

Este club no sólo es grande por su historia, por aquello que fue, sino que sigue siéndolo en cada átomo de su ser y merece aspirar a lo máximo. Quién sabe si quizá en un futuro no lejano, el club no pueda beneficiarse de este mes en el que trataré de adquirir formación y conocimientos, ya sea desde dentro o desde fuera del campo. Milesker guztioi. ¡Aupa Unión, Aupa Irún!”

PD: A todos mis compañeros hoy (antes de jugar el partido frente al Arenas de Getxo):
“Para lo bueno, para lo malo, para lo que toque…¡Seamos un equipo!”
Mikel Alonso

(Foto: Cuenta personal de Mikel Alonso en facebook)

Oye, que esto no para. Después de la chilena, llega el penalti del minuto noventa y tantos. Lo ves diez veces, veinte, treinta, cien…y puedes adoptar la postura que te venga en gana. Para unos, falta clara, como los chorros del oro. Para otros, error catastrófico, impropio de un árbitro internacional. Lo más divertido es que no se ponen de acuerdo quienes no debían dudar de ninguna manera. Los antiguos colegiados, que salpican las tertulias radiofónicas y televisivas, opinan de diferente manera. ¡Entre bomberos antes no se pisaban las mangueras ni por el forro, pero ahora…En manos de quiénes estamos y hemos estado!.

En medio de este ambiente de gaznápiros, un jugador anunció su retirada con lágrimas en los ojos, con el corazón palpitando a cien y con todos los recuerdos a borbotones entre sentimientos y emociones. No es fácil decir adiós. Xabi Prieto lo hizo con el respaldo de quienes quisieron acompañarle. Entre silencios, con un respeto monumental, sonó en el palco de Anoeta una ovación inmensa, atronadora y fragorosa, porque quienes tocábamos allí palmas deseábamos expresarle gratitud, cariño y cercanía por muchas razones. Unas visibles y conocidas de todos. Otras, no tanto.

Ha bastado con que sus compañeros de hoy y de ayer se hayan manifestado para que entendamos, más y mejor que nunca, la grandeza humana y deportiva del capitán. ¡A tal señor, tal honor!. Cuando todo terminó, pasó a mi lado y nos dimos un abrazo. No fui capaz de decirle nada, pero sí de escucharle: “Que duro, Iña”. Siguió hacia la puerta de salida después de quitarse un peso de encima. Los jugadores son personas antes que futbolistas y cada uno de ellos vive la profesión a su manera. Lo que sienten les pertenece, lo mismo que su comportamiento dentro y fuera del vestuario. El día después leí toda la doble página de opiniones que aquí se recogieron. La de Odriozola me pareció imponente. Se lo dije, porque impacta y enternece cuando explica la relación con su capitán y guía.

Y esto es también riqueza y capital. Mucho más profundo, duradero y vital que el de los números fríos de un presupuesto y de las partidas de ingresos y gastos. Hablamos de personas y de su capacidad de decir cosas que dejan patas arriba a más de uno. “Se puede ser feliz jugando en la Real”. En ese momento debimos levantarnos todos los que estábamos allí para aplaudir a rabiar. No todo es dinero. Lo dice quien dispuso de oportunidades para haber cogido el portante y marcharse a una de esas arcadias felices que llamó a su puerta cuando las cosas aquí estaban mal dadas. Aguantó, apostó y realizó la travesía junto a los compañeros que decidieron lo mismo que él, aquellos a los que el club no podía pagar en su momento y que supieron esperar cuando se lo pidieron. La entidad por encima de todos.

En ese ambiente de fortalezas también se mueve nuestro entrenador hasta junio. Les pide más entrega, más dedicación, máximo compromiso. La Real y la dignidad por encima de todas las cosas. Empate en Ipurúa con la puerta a cero, goleada al Girona, con mejores parámetros y viaje a Las Palmas para tratar de demostrar que este camino no es flor de un día, sino un plan para nueve semanas. Con un par de huevos, como escribía hace siete días, se llevó a Toño Ramírez y Zubiaurre para defender la portería en el día internacional del portero. Hay un orden establecido y a todos corresponde seguirlo y defenderlo. No es de extrañar que en las declaraciones de unos y otros en los últimos tiempos se recojan decepciones del reciente tiempo pasado. Kevin, Rubén…las personas.

Estamos en una semana de tres encuentros. Ayer, el jueves y el domingo. Normalmente se nos atragantan, así que crucé los dedos y dije “A ver qué nos pasa”. Para empezar cuatro cambios respecto a la alineación del pasado finde. Toño, como era previsible, además de Diego Llorente, Illarramendi y Zurutuza para hacer un centro de campo más guardia de corps y ofensivo. A estas horas me pregunto cómo es posible que el partido terminara con victoria mínima y no con una goleada de escándalo que hubiera obligado al señor del marcador a pedir aumento de sueldo por tanto trabajo.

La pólvora mojada salvo en el remate de Mikel Oyarzabal que ya lleva tres tantos desde el cambio de entrenador y que se encuentra en un momento espléndido y generoso. Como siempre. La victoria lleva emparejados valores. Desde septiembre no se enlazaban dos victorias seguidas. Tampoco sé desde cuando no se ganaba fuera de casa. No recuerdo el tiempo en el que se sacaban adelante tres partidos sin encajar gol y por fin se llega a los cuarenta puntos que es una cifra nada desdeñable tal y como nos han ido las cosas.

Imanol Alguacil debe estar contento y no es para menos. Llegó en momento incierto y ha puesto su particular sello para que el equipo ofrezca la imagen de consistencia que se necesitaba. El esfuerzo colectivo y la pasión que el equipo ofrece es una virtud que debemos destacar por encima de los resultados. Estamos volviendo a ver lo que el equipo es capaz de dar. Trabajo, disfrute, frescura y la confirmación de que el esfuerzo revaloriza al colectivo. Alguna culpa, o mucha, corresponde al entrenador. ¡A tal señor, tal honor!.