Fútbol

huesca eibar

No le salen las cosas al Éibar en El Alcoraz en donde pierde (2-0) y además añade dos lesionados más a la larga nómina de jugadores que no están en condiciones de competir. Kike García y Pape Diop no terminaron el primer tiempo. Mendilibar se vio obligado a mover el banquillo en dos ocasiones.

Al descanso se llegó con el resultado inicial, pero antes del cuarto de hora del segundo periodo los oscenses ya ganaban con dos goles, obra de Enric Gallego (54′) y Chimy Ávila (57′) en dos remates espectaculares.

El Éibar no reaccionó y apenas llevó peligro a la meta de Roberto Santamaría, en tanto que el Huesca suma tres puntos de valor en la lucha por evitar el descenso.

Foto: SD Huesca.

Los de Jagoba Arrasate siguen con paso firme hacia el ascenso tras la victoria en el Martínez Valero. No fue un triunfo fácil porque los ilicitanos se adelantaron en el marcador gracias a un tanto de Iván Sánchez (7′).

No fue hasta el segundo tiempo cuando los navarros voltearon el partido. A la hora de juego, Dani García (60′) aprovechó un rechace en jugada de acción parado y Roberto Torres firmó el gol de la victoria con una derechazo fulminante a la escuadra de la portería alicantina (86′).

A falta de siete jornadas para el final del campeonato, Osasuna encabeza la clasificación con 70 puntos, con nueve puntos de ventaja sobre el segundo (Albacete) y el tercero (Granada).

La continuidad de David Zurutuza en el primer equipo se hizo oficial a lo largo de la semana de pasión. Una temporada más defendiendo los colores del club de su vida. La última. No habrá marcha atrás, ni uno más uno, ni prolongación por partidos disputados. Nada que no sea despedirse. Pudo elegir otra cosa, incluso la renovación por dos temporadas. Esa propuesta y otras anidaban en el despacho de su representante. Ha tardado mucho en decidirse, porque no todo es dinero, ni un cheque al portador. Hasta en eso es diferente. Lo sabían de sobra en el club y en su momento solicitaron que le dejaran en paz, porque la presión exterior no era una buena cosa para la decisión final.

No voy a entrar a estas horas en el valor del futbolista y en lo que aporta al equipo. Más allá de las rachas de lesiones, si contaba con una oferta de renovación es porque en el club le valoran y le necesitan. Gustará más o menos, su rendimiento podrá debatirse, pero es seguro que sustituirle no es fácil. Es un jugador distinto a la mayoría. Cuando se encuentra con los periodistas en una rueda de prensa, hay respuesta garantizada para uno o varios titulares de prensa. ¡Cuando habla sube el pan!. Pero el valor de un futbolista no está en las comparecencias con micrófono, sino en lo que sucede sobre el césped. Pocos son capaces de leer los partidos como él. Sabe asociarse con sus compañeros de modo eficaz y todos le valoran por lo que aporta al juego. Es un pelirrojo diferente.

Cuando se asocia con Illarramendi aflora la inteligencia y el equipo es mucho mejor. De un pelirrojo, a otro que casi lo es. En toda la segunda vuelta han coincidido una vez, casualmente en el derbi victorioso. Si a los entrenadores les faltan futbolistas determinantes en la zona de creación, saben que las cosas se complican. Una trayectoria de tantos años no puede pasar desapercibida. Zurutuza forma parte del elenco de jugadores, santo y seña de la historia del presente siglo. Amigo, compañero y artista. Los aficionados le valoran y le quieren. Cuando la grada corea su nombre, el “Zuru, Zuru” suena como si llegara la caballería rusticana.

Pinta cuadros con mucho gusto. Un día quise hacerme con uno, pero no estaba a la venta. No pierdo la esperanza de conseguir uno aunque sea un boceto. Su vida está llena de experiencias al margen del fútbol. Más allá de los pinceles, entiende de agricultura, cuida su huerta ecológica y elige lo que cree que le puede ayudar a ser feliz. Huye de las rutinas, dentro y fuera de la cancha. Por eso os digo que es diferente. En las colecciones de cromos es de los difíciles, porque no se repite cuando abres los sobres que contienen los historiales de tantos y tantos jugadores.

Siempre disfruto con los deportistas diferentes, los que se salen del carril, los que merecen la pena, de los que aprendes. No me extraña, como os podéis imaginar, que el club haya apostado por él hasta el final. Como quiera que se siente agradecido y muy bien tratado en la entidad, era lógico el desenlace, aunque llegué a pensar en algún momento del camino que el resultado final iba a ser otro.

Lo mismo que el partido de anoche. No estaban ni David, ni Illarra, ni Januzaj…ni otros que podían haber sido de la partida. Imanol entendió que había sitio para Rubén Pardo y Willian José en una semana de tres partidos, nueve puntos, y prácticamente la definición de todos los objetivos. El equipo dio la cara en todo momento. Se multiplicó en el primer tiempo para cerrar espacios y evitar ataques por oleadas. No hubo demasiadas ocasiones para sorprender al equipo líder, pero con el empate sin goles una jugada muy bien trenzada debió terminar en la meta de Ter Stegen. Contra estos equipos no se debe perdonar, porque alguna tienen siempre. En efecto, cuando el descanso llamaba a la puerta, una acción de balón parado la remató de modo espléndido el central Lenglet. El tanto dejó sin premio las muchas cosas que el equipo ejecutaba con calidad.

La victoria colchonera en Ipurúa no dejaba espacio para la relajación ni para las rotaciones. Ernesto Valverde salió con todo, incluido Messi. Guardó a Coutinho por si le hacía falta y le sacó al final. Apretaron desde el primer minuto muy cerca de Rulli, queriendo ahogar la salida del balón txuriurdin. Quizás no esperaban un equipo tan eficaz para escapar de la presión. Como digo, más allá del resultado, me gustó mucho en el primer periodo, aunque el tanto, en un minuto psicológico, podía llevar el partido a un distinto derrotero. Y antes de que se me pase, este árbitro, al que le tengo paquete desde que pitaba en Segunda “B”, no me gusta nada. La amonestación a Mikel Merino fue escandalosa, lo mismo que cuando pasó por alto unas cuantas faltas blaugranas. Vidal y Dembelé, por citar a dos, se fueron de rositas.

Ese es un campo en el que siempre pasan cosas. Por ejemplo, que se lesione un futbolista como Igor Zubeldia cuyo aductor derecho debe estar hecho trizas. Imanol eligió a Sangalli para sustituirle, retrasando a Merino al puesto de ancla. A veces, pagar una entrada por un partido de fútbol no es rentable, pero solamente por ver el balón de Mikel a Juanmi en la jugada del gol del empate merecía la pena haber pasado por taquilla. ¡Madre del amor hermoso, qué pase!. Sucede que en los equipos se forman sociedades. Una muy conocida en el Barça es la de Messi con Jordi Alba. Funcionó para voltear el marcador y poner en ventaja a los catalanes tras el derechazo del lateral izquierdo. ¿Pudo ser fuera de juego?. El VAR dijo que no. ¡Cómo no!, aunque parece claro que un jugador, en la trayectoria del balón, tapa la visión de Rulli. Duró poco la alegría en la casa del pobre.

Desde ahí hasta el final siguieron pasando cosas. En el tramo final, la Real lo intentó. No especuló, aunque no asomaron las ocasiones. Minutos para Barrenetxea, Aihen Muñoz, Sangalli, Elustondo, Zaldua, Oyarzabal, Rubén Pardo, Zubeldia…que se comportaron junto a sus compañeros con actitud ejemplar. Muy destacado Llorente que secó a Messi, aunque el madrileño se marchó cojeando. O eso pareció. ¿Otro problema más?. En una semana de tres partidos, la enfermería echa humo. Vaya año llevamos.

Los realistas pierden después de nivelar en el segundo tiempo el inicial gol Lenglet. Una jugada formidable, un pase de Mikel Merino a Juanmi, valió para empatar, pero Jordi Alba con la pierna derecha desnivelaba con un gol que fue decisivo a la postre. El tanto fue revisado por el VAR que bien lo pudo anular porque hay un fuera de juego posicional que dificulta la visión del meta Rulli.

Un gol de Rayco sentenció el partido (79′).

El jugador francés del Atco. de Madrid marcó el tanto del triunfo colchonero en los últimos minutos del encuentro ante la S.D. Éibar. Puntos decisivos para la lucha por el título de liga. Los rojiblancos aprietan al Barça antes del encuentro de los catalanes contra la Real Sociedad, aunque los de Valverde disponen de clara ventaja de puntas.

El equipo de Simeone jugó como sabe. Sin Diego Costa, ni Griezmann como referente ofensivos, se mostró como un equipo táctico, fuerte, sin concesiones al rival. Pudo marcar antes pero el meta Dmitrovic realizó paradas de mérito.

Los armeros dificultaron también la maniobra del rival como es habitual cuando juega ante su público. Apretó y buscó la portería de Oblak con disparos (Jordán) y con un remate que Godin salvó antes de que la pelota entrara en su portería.

FICHA TÉCNICA
(0) SD EIBAR: Dmitrovic; De Blasis, Sergio, Oliveira, Cote; Orellana (Pedro León, min. 76), Escalante, Jordán, Cucurella; Cardona (Kike García, min. 62), Enrich (Charles, min. 81).

(1) ATLETICO DE MADRID: Oblak; Arias (Kalinic, min. 68), Godín, Giménez, Saúl; Koke, Rodrigo, Thomas, Vitolo (Filipe Luis, min. 60); Correa (Lemar, min. 55), Morata.

Gol: 0-1, Lemar, min. 85

Árbitro: Alberola Rojas (Comité castellano manchego). Amonestó por los locales a Jordán, Cote, Enrich, y al rojiblanco Morata

Incidencias: Ipurua, en tarde soleada ante 4750 espectadores.

navas viaje...

Unas molestias en la zona lumbar determinan la ausencia del lateral izquierdo Theo Hernández en el encuentro que este sábado disputa la Real Sociedad en el Camp Nou. Después del último entrenamiento, Imanol Alguacil ha defendido las opciones de su equipo en un partido de máxima exigencia.

Entre las noticias positivas está la vuelta de Willian José, después de cumplir el partido de sanción. Gorosabel y Merkelanz no viajan por decisión técnica, mientras que ninguno de los lesionados se recupera. Es decir, Héctor Moreno, Illarramendi, januzaj y Zurutuza.

Así las cosas, la expedición la componen: Gero Rulli, Moyá, Zaldua, Gorosabel, Aritz Elustondo, Raúl Navas, Diego Llorente, Aihen Muñoz, Igor Zubeldia, Rubén Pardo, Sangalli, Mikel Merino, Oyarzabal, Juanmi, Sandro, Barrenetxea, Bautista y Willian José.

Asier Etxaburu logró el solitario gol del partido al rematar de cabeza un medido centro de Alain Eizmendi (42′). El equipo irundarra se defendió con mucho orden y sacó provecho del tanto que le permite enlazar dos triunfos consecutivos cuando más necesita sumar.