Remo

La próxima semana los remeros de  la Eusko Label Liga y las remeras de la Liga Euskotren comenzarán a realizar las pruebas de serología.
¿En qué consisten esos tests?  A través de una pequeña muestra de sangre,  se detecta si el deportista ha generado anticuerpos contra el virus. Eso demostraría que el deportista ha estado en contacto con el mismo.
El doctor Juan José Badiola, responsable de los servicios médicos de la ACT, será quien dirija el proceso junto a los médicos de los clubes implicados en estas pruebas. 
Los clubes socios de la ACT han acordado las fechas para la realización de estas pruebas serológicas.  obligatorias para preparar el inicio de la competición.El 30 de mayo volverán a reunirse los 12 miembros de la ACT para adoptar las últimas decisiones antes del inicio de la temporada. Se supone que estudiarán y votarán la propuesta del Zarautz sobre ascensos y descensos.

El club de remo de Zarautz ganó el ascenso a la liga ACT al final de la pasada temporada y por tanto es una entidad de pleno derecho entre las que forman parte del primer nivel en el mundo de las traineras.

Asume las dificultades que les esperan a todos y es el primero en proponer medidas de calado que ayuden a la tranquilidad de los integrantes de la competición. El día 30 de mayo se reunirán en asamblea los 12 clubes que la componen. Al orden del día previsto, Zarautz solicita que se incluya en el orden del día un punto más. Se relaciona con el apartado de ascensos y descensos. Pretenden que ese punto del reglamento se anule de forma excepcional esta temporada, que entienden va a ser muy atípica. Apoyan que exista un vencedor, pero que nadie pierda la categoría.

Entra dentro de lo probable que los clubes de la Eusko Label Liga (ACT) lo puedan aprobar, pero en cambio los de la ARC1 (se quedarían sin ascensos) no parece que estén por la labor de aceptarlo

Las razones que esgrime Zarautz se relacionan, entre otras cosas, con una imagen de rigor y no de improvisación. “Una decisión tomada con anticipación daría una imagen de seriedad ante la opinión pública, pues se evitarían posibles casos en los que se tuviese que actuar de manera precipitada sobre problemas que requiriesen un determinado tiempo para tratar”.

A día de hoy, tal y como está diseñada, la competición es inviable. La tripulaciones gallegas no podrían desplazarse ni a Cantabria, ni a Gipuzkoa, ni a Bizkaia. Y las traineras de estos territorios tampoco pueden viajar a las poblaciones gallegas donde se organizan regatas.

Zarautz Arraun Elkartes va más allá y estima que nadie garantiza que todas las regatas puedan disputarse en las mismas condiciones para todos, ni siquiera que se puedan celebrar: «Va a afectar muchísimo el factor suerte al nivel deportivo debido a las múltiples casuísticas que pueden derivar de las consecuencias de la pandemia. Desde Z.A.E. entendemos que no sería justo dejar en manos del azar un tema tan serio como el de los ascensos y descensos”.

A día de hoy, los remeros no han podido entrar en sus clubes a prepararse con normalidad y mucho menos a poder remar en el mar. El tiempo corre y la fecha de inicio (28 de junio) no parece que sea factible.

El club que preside Jon Artola confía en sacar adelante la propuesta. Como siempre, habrá gente que la vea positiva y la apoye y otros clubes que no la vean con buenos ojos. Cabría una posibilidad que han seguido el resto de deportes. Al no haber descensos y aprobarse ascensos, las categorías se han ampliado.

Para que eso suceda en el remo hay un serio inconveniente. Los campos de regateo no dan más de sí, por lo que sería inviable ampliar el número de calles. Cabría otra solución, también complicada. Actualmente se compite en tres tandas de cuatro. En caso de ampliar a 14 clubes el año que viene en la ACT, serían cuatro las tandas. las dos primeras con tres embarcaciones y las dos últimas, con cuatro.

Queda tiempo para decidir. Las cartas están sobre la mesa. La propuesta no parece descabellada.

La empresa de Ascensores Bertako Igoigailuak y Hondarribia Arraun Elkartea han llegado a un acuerdo por el que renuevan el patrocinio de la trainera femenina del club de remo.

Esta colaboración se inició en 2018 y ahora se prolonga por tres temporadas más, es decir, las correspondientes a los años 2020, 2021 y 2022. No es poco a estas alturas que una empresa apueste claramente por el deporte, a tenor de cómo están las cosas. Además lo hace con la versión femenina del club verde.

La empresa es líder en el sector multimarca de mantenimiento de ascensores y con este apoyo a la Ama Guadalupekoa permitirá que la trainera femenina siga adelante con su proyecto y pueda progresar entre las mejores del campeonato.

El remo es su pasión. Nadeth Agirre (Orio, 1993) entró siendo adolescente en las viejas instalaciones del C.R.O y hoy disfruta de las nuevas. Ha ido en paralelo con la evolución del club, cogiendo la estacha y tratando de llevar el barco aguilucho a buen puerto en cada regata. En todos estos años ha compartido objetivos con un montón de compañeras. Reconoce que el remo le aporta mucho, que las victorias hay que celebrarlas y que un éxito en la bahía de La Concha sabe diferente.

-Vivimos pendientes de los demás. El COVID-19 y lo que se deriva de él afecta a la vida, al deporte, a lo cotidiano. ¿Cómo estás viviendo esta situación?

-Sin pensar mucho en la situación. Con mucha paciencia y a poder ser lo mejor posible.

– Que se haya prolongado más semanas de las esperadas, supone una prueba de fuego para todos. Las rutinas anteriores ahora no son posibles. ¿Qué ha cambiado en tu vida?

-Ha cambiado casi todo. La rutina de todos los días ha cambiado. El estar en casa hace que se trabaje y entrene en casa. Y a eso no estamos acostumbradas.

– Orio lo ganó todo el curso pasado. ¿Esperas repetir una temporada como la anterior?

-Nuestro objetivo será ese. Pero está claro que el año pasado hicimos una muy buena temporada y muy buenos resultados, e igualar o mejorar eso, sabemos que va a ser muy difícil. Para eso estamos entrenando, pero también somos conscientes que los otros equipos también lo están haciendo, para mejorar sus resultados y ponérnoslo más difícil a nosotras. Aun así, nos esforzaremos a tope.

-¿Qué supone para una patrona gestionar un grupo tan variado como el vuestro?

-Llevo ya más de 10 años de patrona y ha pasado mucha gente en la trainera, gente joven y no tan joven. De cada situación he aprendido cosas diferentes y a mi personalmente todos estos años me han servido para eso, para crecer como patrona. La verdad es que mi equipo me ha puesto las cosas muy fáciles.

– ¿Hace falta un don especial para ser patrona?

-Es verdad que necesitas tener unos dones o características, pero yo creo que poniéndole ganas cualquiera puede hacerlo.

– La preparación de tierra se puede más o menos asemejar a la de siempre, sin embargo la imposibilidad de salir al mar lo cambia todo. ¿Echas en falta las corrientes, las olas, el trabajo en la trainera?

-Sin lugar a dudas. Desde que eliges este deporte y esta forma de vivir ya sabes cual va a ser el plan de todo el año. Y en este caso, sabemos que desde abril todos los viernes, sábados y domingos salimos al agua en la trainera. Y poco a poco vamos metiendo otro día entre semana. Y en este momento no tenemos eso. Yo personalmente echo mucho en falta el no poder salir a la mar.

– El mar es el que decide. Arraun Lagunak, Donostiarra y Hondarribia. Tres rivales que no sé cómo los valoras. ¿Crees que alguna tripulación puede impedir el paseo militar del pasado año?

-Respecto al año pasado está claro que todos van a dar un salto. Y eso se ha podido ver en los descensos de invierno. Este año es una situación nueva y diferente a la vez, y tenemos que hacer frente a ello. Estamos entrenando para eso y psicológicamente mentalizadas. Yo creo que la liga de este año será bonita y espectacular.

-Ganasteis la liga con doce puntos de diferencia. Os llevasteis la bandera de la Concha. Fuiste elegida la mejor patrona…¿Qué te emocionó más y qué te gustaría repetir?

-Cada regata me fue diferente. Unas hacen más ilusión que otras, eso es inevitable. Pero personalmente la Bandera de la Concha es la que más ilusión me hizo. Siendo de Orio, la Concha ha sido la más preciada y yo siempre he soñado con ganarla alguna vez. En general, el día de la Concha fue de 10, fue la ultima regata de la temporada, regata redonda ganando la bandera, el recibimiento también fue increíble…

-El club cambia de directiva. Iosu Esnaola es el nuevo presidente. ¿Os ha cambiado algo el panorama o todo sigue más o menos parecido?.

El grupo de la directiva en general es nuevo y necesitarán su tiempo para situarse a la nueva situación, porque para ellos es todo nuevo. Pero la verdad es que se les ve con muchas ganas y transmiten ilusión. Pienso que eso traerá cosas muy buenas
.
El deporte femenino está en auge y ejemplos como el vuestro son atractivos para ganar practicantes, remeras jóvenes que un día puedan coger el relevo. Sabiendo que no hablamos de un deporte profesional, ¿Qué razones son las que te animan a seguir?

-Yo sigo porque estoy a gusto y el remo me aporta mucho. Pero también siendo del pueblo me gustaría hacerles camino a los jóvenes que vienen por detrás. La cantera viene muy fuerte y se les ve con muchas ganas, y todo eso hace que te den fuerzas para seguir adelante.

Si todo va bien, ésta será la décima temporada en la ACT. Esa cifra no está al alcance de cualquiera.

-En nuestra liga están haciendo un buen trabajo. El remo femenino ha dado un salto grande en pocos años, pero aún queda mucho camino por hacer. Y para que todo esto sea posible, debemos de poner todo por nuestra parte y demostrar que somos capaces de llegar a alcanzar la igualdad.

Nadeth espera el momento en que pueda verse con sus compañeras, entrenar en colectivo y competir. Saben ya cuál será el calendario. Miran al primer fin de semana de julio. Les espera la bahía de Orzán en A Coruña. Aunque se siga conviviendo con las dudas, la organización determina que la temporada tendrá validez siempre que se completen ocho jornadas puntuables y dos más de play-off. Dependen de las decisiones de los demás y a eso deben atenerse.

Babor es una palabra que no le resulta extraña. Compite en esa banda defendiendo los colores verdes de la Ama Guadalupekoa. Beñat Egiazu (Hondarribia, 1994) vive esta clausura forzada metiendo horas en el ergómetro, tratando de no perder la forma física y anhelando que llegue la fecha del 28 de junio, banderazo de salida a la temporada de la Euskolabel Liga. ¿Favoritos?. La respuesta la encontrarás en esta charla.

¿De qué sirve esta situación?. ¿Qué estás descubriendo?

-Esta situación la estoy llevando bien dentro de lo que cabe. Creo que el estar en casa no es tan duro como otras muchas cosas que nos pueden pasar. Si lo más duro que tenemos que sufrir es pasar mucho tiempo en casa bienvenido sea. Me preocupa mucho más la resaca que va a traer todo esto en el futuro económicamente, la gente de alrededor…

¿El ergómetro es la pesadilla que os persigue?

-Bueno, la respuesta es parecida a la anterior: ¡que sea lo peor que tengamos que pasar! Jajaja. Es verdad que estamos metiendo más horas que nunca en el ergómetro pero yo lo llevo bastante bien y no se me hace muy duro. Lógicamente echo mucho de menos remar en trainera y juntarme con los compañeros, pero más que el ergómetro en sí es más duro entrenar solo en casa esos días que igual no tienes tantas ganas.

Con la prohibición de acudir al club, de encontrarte con tus compañeros, la soledad en el entrenamiento físico cómo se lleva…

– Para mí, igual es lo peor de todo esto. No poder juntarte con los compañeros una vez al día y desconectar durante el entrenamiento. Los días duros se hacen todavía más duros porque no tienes nadie al lado que te ayude a llevarlo mejor y empujarte. Estas semanas nos toca apretar solos. También creo que mentalmente nos valdrá para hacernos más cabezones y fuertes.

Pregunta para un preparador físico de carrera. ¿Estimas que lo que cada remero está haciendo a día de hoy es suficiente o pueden aparecer las carencias?

– Bueno, en algunos aspectos no estamos trabajando igual que otros años y es inevitable que en eso que no estamos trabajando tanto ahora perdamos algo o dejemos de mejorar como otros años. Donde más podemos acusar el confinamiento es en el trabajo de técnica y conjunto del agua y el trabajo de fuerza en el gimnasio. El trabajo aeróbico apenas notaremos pérdida porque el ergómetro es muy buena herramienta.

Si ya de por sí cada temporada es una lucha sin tregua entre aspirantes, ahora, cuando se instalan las incógnitas, ¿pueden aumentar las dudas?

-Puede que sí. Quieras o no estamos pasando muchas horas entrenando solos y seguimos sin saber con seguridad qué va a pasar. Es época de no pensar mucho en lo que no pueda pasar y centrarnos en aquello que está en nuestra mano en este momento. Los equipos o remeros que no sean duros mentalmente ahora puede que lo paguen cuando toque volver a remar.

Además de ser remero por hobby, te ocupas en más cosas. Por ejemplo, la preparación del equipo femenino de fútbol de Oiartzun. Ahí, también, se ha parado todo. ¿Cuesta motivar a las jugadoras, cuando no se sabe nada de nada sobre el futuro de la competición?

– Ahí el panorama en cuanto al calendario es más complicado todavía. El final de liga estaba previsto para principios de Mayo y todavía quedan 7 jornadas por jugar. No son muchas jornadas pero teniendo en cuenta que el estado de alarma se alarga hasta el 26 de Abril y que no estamos hablando de un deporte profesional en el que puede meter partidos entre semana… Todo esto sin tener en cuenta el periodo previo de entrenamientos necesario después de un parón así… Pero bueno, como te he dicho antes solo nos queda centrarnos en lo que está en nuestra mano y mantenernos en la mejor forma posible que podamos con trabajos que se puedan hacer en casa.

Es tu primer año como preparador. Hasta el momento de la suspensión ¿qué sensaciones estabas experimentando?. ¿Repetirías experiencia?

– Pues ha sido y esta siendo una muy buena primera experiencia. Me he metido de lleno en el mundo del fútbol que es un mundo que no conocía de cerca y he aprendido todo lo que he podido y he aportado lo que a mí me ha parecido lo mejor en cada momento. Igor San Miguel, el entrenador, me ha ayudado mucho en la adaptación y he podido aprender un poco lo que es el mundo del fútbol. Está por ver en qué queda la temporada que viene en Oiartzun pero, si se dan las circunstancias, repetiría encantado!

Por encontrar un lado positivo de la situación. Es posible que puedas hacer cosas que en el día a día habitual cuesta mucho o es imposible. ¿Cierto?

– ¡Cierto! Lo primero que pensé cuando empezó esta época de confinamiento fue que quería aprovecharlo para hacer todas esas cosas que tenía pendientes y no podía acabarlas por falta de tiempo: terminar alguna formación, leer un par de libros pendientes, ordenar cosas del trabajo… A veces tengo la sensación de que están pasando las semanas y no estoy aprovechando todo lo que me gustaría, pero el día sigue teniendo 24 horas. En casa también estoy aprovechando para ordenar, cocinar cosas nuevas… la verdad es que no me aburro.

Hondarribia ha cambiado muchos remeros este año. Quien pone las cosas en su sitio es la competición. A día de hoy ¿qué intuyes y que destacas de la Ama Guadalupekoa 2020?

– Bueno, es verdad que hemos cambiado más remeros que otros años, pero es que en temporadas anteriores se producían muy pocas variaciones. Han llegado seis remeros nuevos al equipo y hasta el inicio del confinamiento parecía que la adaptación iba bien. Por lo que nos dicen, están a gusto y eso es lo importante. Es verdad que este periodo en el que no vamos al agua nos habría venido bien para que nos acabáramos de adaptar lo mejor posible, pero lo tendremos que hacer a la vuelta. Espero que el Hondarribi de 2020 sea el Hondarribi peleón de los últimos años y sigamos en la lucha aunque hayamos tenido algunas bajas muy importantes. Tengo la esperanza de que las suplamos con las ganas y energía renovada que han traído los nuevos remeros que han venido y los que han subido del “B”.

¿Serán favoritos los de siempre o crees que habrá más aspirantes?. ¿Ganar una bandera va a ser una conquista?

– Creo que este año no habrá ninguna aparición sorpresa. Pienso que los de arriba seguiremos siendo los mimos, solo queda saber si el orden de esos “gallos” seguirá siendo el mismo o parecido. Ganar una bandera siempre es una “conquista”, lo que pasa es que a lo bueno nos acostumbramos rápido y a veces perdemos la perspectiva. Intentaremos estar en el grupo de los mejores y ser regulares en la pelea de arriba. Si somos capaces de eso, será más fácil que algún día se den las circunstancias de ganar alguna bandera. Este año será más complicado porque no solo tendremos que pelear contra los contrarios, sino también contra este periodo de confinamiento. El que mejor se adapte tendrá mucho ganado.

¿Entenderías que el calendario tuviera que alargarse más de lo habitual por estas circunstancias?

-Lo entendería, sí. Creo que pasamos muchos meses de entrenamiento para una temporada relativamente corta y sería una pena no poder tener una competición “decente” este año. Si tenemos que terminar un poco más tarde no tendría ningún problema, pero lo primero sigue siendo que se solucione el contratiempo y que todo se pueda llevar a cabo de la mejor manera.

Miramos a Chicago. Allí vive y trabajo tu hermano Gorka, que no seguirá remando. ¿Hablas con él?. ¿Cómo está viviendo sólo y lejos esta realidad que determina?.

-Él, al igual que los demás, está viviendo esto como una novedad y de la manera que puede. Se aburre porque tampoco puede salir a la calle y se le está haciendo duro. Tuvo la opción de volver pero para estar metido en casa al final decidió quedarse allí. Intentamos cuadrar los horarios y hablar para saber cómo lo llevamos.

Le echará en falta cuando la trainera compita. El sueño de remar juntos y ganar banderas lo cumplieron. Hoy, la vida es diferente y aunque haya fecha de inicio, calendario de regatas, fines de semana para disputarlas, las dudas revolotean por encima de clubes, preparadores, dirigentes, remeros y aficionados. “Los que mejor se adapten tendrán mucho ganado”.

La reunión de los clubes de la ACT sacó adelante un proyecto de calendario que les encantaría poder cumplir, pero no depende de ellos. Los componentes de la asamblea no se vieron las caras, sino que debieron comunicarse vía telemática para llegar a conclusiones.

Cuentan a su favor con una realidad. No es otra que la competición se disputa en verano y que por ahora no les afecta en eso. Hay colchón de tiempo. Otra cosa es la preparación de los remeros. Queda claro para todos que no se iniciarán las regatas si previamente los equipos no entrenan con normalidad quince días.

Si el COVID-19 no dicta lo contrario, la primera prueba se iniciará el 28 de junio con la disputa de la VIII Bandera CaixaBank. Si no pasa nada y todo se desarrolla con normalidad, incluidas las condiciones de salud para el desarrollo del campeonato, el calendario contará con 19 jornadas. Si la situación que vivimos determina que no se puedan garantizar los quince días previos de preparación, el arranque de las competiciones pasaría al siguiente fin de semana.

Por lo tanto, los dirigentes miran de reojo a lo que está sucediendo a causa del coronavirus. Igualmente, deciden que, para que la liga sea válida, se deberán disputar un mínimo de 12 jornadas puntuables de la Eusko Label Liga (más dos de play-off), y 8 en el caso de la Euskotren Liga (más dos de play-off).En este «por si acaso» habilitan una semana más, incluyendo como opción el último fin de semana del 26 y 27 de septiembre, normalmente inhábil.

Este sábado los doce clubes que compone la ACT se reúnen en asamblea para tratar de sacar adelante el proyecto de temporada 2020. No es fácil, porque hay muchas cosas que no dependen de ellos y las decisiones deben pasar antes por el tamiz de los decretos vigentes. es decir, sí, pero…

Los socios no se verán las caras en Orio como estaba previsto, sino a través de una videoconferencia. Las medidas restrictivas y la salud de los dirigentes así lo determinan,.

Hay temas trascendentes como los referidos a los presupuestos y a la aprobación del calendario. En el primero de los casos, la situación económica se relaciona con patrocinadores de regatas, subvenciones, etc. En el segundo, con el número de regatas y las fechas en las que se disputen.

Seguro que la idea es sacar todo adelante sin sobresaltos, comenzando en una fecha y concluyendo donde se prevea. Obviamente, deben analizar la situación y ofrecer posibles respuestas en función de las decisiones externas que les afecten. Hoy por hoy, eso es imprevisible.

¿Regatas a puerta cerrada?, ¿Menos regatas para no alargar el calendario?, ¿Mismas regatas aunque haya que terminar más tarde?. Muchas preguntas de calado que necesitan respuestas unánimes de los doce clubes. Conviene no olvidar que aquí también la incidencia del COVID-19 juega su papel, que los remeros están confinados en sus domicilios como el resto de la sociedad, que no pisan los clubes de remo, que no salen al mar y que las fechas avanzan. Suceda lo que suceda, la preparación no va a ser la misma que en temporadas anteriores. Eso es evidente.

Aceptados los nuevos socios, Ares y Lekittarra, a todos les corresponde adaptarse a una nueva realidad que desconocen y sobre la que no existe experiencia previa. En este capítulo las incógnitas y las dudas se instalan en la mesa virtual de la reunión. Tanto la liga Euskotren (féminas) como la ARC deberán dar los mismos pasos, porque esta situación no entiende de categorías.

La tripulación de Hondarribia «A» (20.36.25) ha conseguido la victoria en sus aguas, dentro del XX descenso de traineras. Bermeo ocupó la segunda plaza (20.42.38) y Donostiarra «A», la tercera (20.54.35).tras ellas, entraron Isuntza (21.11.02), San Pedro (21.33.48), Zarautz (21.37.43). El resto de participantes, hasta 18, entró en meta según este orden de tiempos: Donostiarra «B», Deusto, Isuntza «B» Arkote, San Juan, Hondarribia «C», Zumaia, Getaria, Lapurdi, Portugalete, Hondarribia «C» y Mutriku,.

En esta regata no participó Orio.

El triunfo en féminas correspondió a Arraun Lagunak (15.31.12), por delante de Orio (15.31.26) y TAK Oria (15.37.66). Luego, Donostiarra (15.39.34), Hondarribia (15.43.09) Hibaika (15.56.70). Zumaia, Isuntza, Lapurdi y Mundaka, completaron la clasificación.

En categoría de Veteranos el triunfo ha sido para ZAE Badok 13 “A”, seguido de Fortuna, Plentzia, Mundka y Zumaia.

La regata se disputó en la desembocadura del Bidasoa,contra reloj y en dos largos (ida y vuelta), sobre una superficie en calma con poca ola y bastante viento del oeste que complicó las cosas a los remeros/as.

Iñigo Vertiz es un remero de Irún que compite en Hondarribia. Un tránsito desde Santiagotarrak a la Ama Gudalupekoa. Se retira de la práctica activa después de muchas temporadas. Acaban de elegirle «Mejor deportista de Irún 2019». La banda de estribor le echará en falta, pero sus compañeros le tendrán cerca, porque pasa de la trainera a la zodiac junto a Mikel Orbañanos, entrenador y guía del proyecto verde. Cuando preguntas a sus compañeros una opinión sobre él, coinciden en valorar su capacidad de negociador en la gestión de las relaciones entre los remeros y su técnico. Mejor escucharle en la entrevista de Onda Vasca: https://www.ivoox.com/47216301

El 50 aniversario de Hondarribia Arraun Elkartea y la conquista de la bandera de La Concha 2019 se recogió en la gala de la prensa deportiva de Gipuzkoa que entregó un presente al presidente Josemi Elduayen, al que acompañaba el patrón de la Ama Gudalupekoa Joseba Amunarriz.

Cambiaron el agua por el césped del Reale Arena donde se celebró la XXXI Gala. Sobre la hierba guardaron esta fotografía para el recuerdo con el presidente de la Real Sociedad, Jokin Aperribay, y el golfista hondarribitarra Ion Areitio, al que también se reconocíó su excelente papel en el reciente mundial de trialsin disputado en China, donde logró una medalla de bronce.