Seleccionar página

El partido que este sábado disputan en Gal (17.00) Real Unión y Deportivo de La Coruña apunta a espectáculo. Hay un parte nostálgica en la que les une Jabo Irureta a quien le reconocerán la trayectoria en el acto simbólico de los agradecimientos. Será homenajeado por todos y sentirá el cariño del público.

El técnico irundarra defendió la camiseta unionista en su etapa más joven antes que el Atlético de Madrid lo fichara (1967) para cubrir una larga andadura como jugador y entrenador. Una de esas paradas le llevó al banquillo del Depor, pasado a la historia como el preparador que logró la Liga, la Copa del Rey y dos Supercopas con el cuadro gallego. Ni él. ni casi nadie podía pensar que irundarras y gallegos militarían en la misma categoría y se enfrentarán en dos campos históricos. Primero en Gal, y en Riazor, la segunda vuelta.

Además de los actos protocolarios se disputa un partido de armas tomar, dentro y fuera de la cancha. El Real Unión ha habilitado 400 entradas para los aficionados gallegos que se desplazan y Aitor Zulaika pidió a los seguidores unionistas que ayuden mucho y apoyen al equipo en este compromiso «Pido a la afición que venga a empujar«. La resultante, por tanto, es que las gradas de Gal presentarán un aspecto formidable. Por cierto, el 10% de lo que se recaude irá en favor de la Asociación de Gipuzkoa contra el cáncer, tras el acuerdo entre ambas entidades. Lo corroboraron Gemma Landache e Igor Emery en una reciente rueda de prensa.

En lo deportivo, la diferencia de recursos entre ambos equipos y el nivel de ambas plantillas dista mucho. La última racha de resultados unionistas no es buena y el Depor es uno de los principales candidatos al ascenso. Zulaika dejó claro el valor del rival «No les vamos a descubrir ahora» En las filas gallegas, además de Héctor Hernández y Adrián Lapeña, exjugadores de la Real Sociedad, cuentan con perfiles imponentes como los de Alex Bergantiños, Ian Mackay (portero), Alberto Quiles, Carlos Doncel y compañía.

El encuentro será dirigido por el catalán Albert Ávalos Martos.

(Foto Pablo Pascual)