Seleccionar página

Comentó Jacobo Cuétara en la última rueda de prensa que el BM Logroño es el equipo más en forma de la competición y por tanto favorito para llevarse los puntos de Artaleku. Contra eso debe luchar su equipo y pide el apoyo del público que, por fin, va a poder entrar al pabellón sin el freno de mano de las restricciones.

Por eso, es previsible que el pabellón esté a reventar después de tanto tiempo. El aliento del respetable puede ayudar al equipo a solucionar los problemas que le van a afectar en la cancha. «El apoyo de la afición será el que nos ayude ante un rival tan difícil, que está en buen estado de forma. Jugamos en casa y ahí somos fuertes e iremos con el cuchillo entre los dientes para quitar todo lo que podamos al Logroño y sacar el partido adelante», comentaba el técnico bidasotarra.

Unos,propios, derivados del estado de forma de algunos jugadores y de las ausencias por lesión. El técnico, aún no ha conseguido disponer de todo el plantel en ninguno de los encuentros disputados hasta el momento. Es posible que Kauldi Odriozola vuelva después de tres encuentros de ausencia. Jon Azkue, afectado por un proceso febril, si llega a tiempo, no lo hará en las mejores condiciones. El entrenador sabe de sobra que el juego de su gente no está para cohetes: «Estamos en una fase de progresión, de coger ritmo de muchos jugadores. Debemos mejorar nuestro juego. Europa nos va a venir bien para coger ese ritmo. No podemos hacer nada si hay jugadores importantes que solo han disputado dos o tres partidos»

Flota en el ambiente el partido de León en donde el equipo perdió tras una actuación poco convincente: «Nos queda el mal sabor de boca del partido, de la diferencia y del juego. Hay que normalizar que podemos perder, pero no de esa manera y nos tiene que doler. Hay que seguir peleando y pensar en el siguiente partido» El partido comienza a la hora de cenar (21.00) y será dirigido por los andaluces Fernández Molina y Murillo Castro.