Seleccionar página

Ander Barrenetxea va a permanecer alejado de los terrenos de juego bastante tiempo. Se lesionó el pasado domingo en el partido contra el Alavés, al poco de comenzar la contienda. Abandonó el terreno de juego en camilla y en principio se hablaba de una afectación en la zona isquiotibial. Cuando Imanol ha comparecido en la previa del partido de Copa ante el Leganés ha señalado que «Es una lesión muy fea. El radiólogo me ha dicho que es una de las roturas más feas que ha visto. No descarta incluso que haya que recurrir a la operación«.

El parte médico

Con posterioridad a las palabras del entrenador, el club ha emitido un parte médico en el que se haba de «una lesión severa, con afectación tendinosa, a nivel proximal de la musculatura isquiosural del muslo izquierdo».

La clave de la gravedad se encuentra en la afectación tendinosa ya que la rotura afecta al isquiotibial y al tendón al que va unido. El club decidirá lo que sea más conveniente para el jugador, después de estudiar la situación con todo tipo de garantías.