Seleccionar página

De repente, al equipo femenino de la Real Sociedad de fútbol le han pintado el horizonte de azulgrana. Al encuentro de liga de este domingo en Zubieta (12.00) frente al Éibar hay que añadirle al todopoderoso Barça, líder del campeonato, que será el rival txuriurdin en cuartos de final en Copa. Cuando llegue el momento, medidos de abril, la eliminatoria a partido único se jugará en Zubieta. Será muy complicado que el cuadro de Natalia Arroyo pueda acceder a semifinales.

La Real Sociedad tendrá que enfrentarse al rival más poderoso de la Liga Iberdrola en los cuartos de final de la Copa de la Reina. El conjunto txuri-urdin deberá medirse al Fútbol Club Barcelona en el único encuentro de la eliminatoria, que se disputará en Zubieta entre los 15 y 17 de este mes. La entrenadora realista, Natalia Arroyo, reconoció que «hubiera preferido que no nos tocara. Eso es ser honesta porque sabemos que esta temporada es muy difícil y que nadie ha conseguido derrotarlas. Pero es lo que ha tocado y una de las cosas buenas es que jugamos en casa».

Antes de ese momento, mucho más próximo, aparece el derbi femenino de la liga Iberdrola. El Éibar de Ana Junyent visita Zubieta con la necesidad de sumar puntos y huir de la zona de descenso. Esa es ahora la principal preocupación de la entrenadora realista: «Es un equipo necesitado, un equipo agresivo, pegajoso, que tiene las ideas claras, que aprieta arriba y que, aunque es vertical, tiene un buen manejo de balón». En principio, en la Real no hay mayores novedades, a no ser la segura ausencia de Iraia Iparragirre, operada esta semana. Por su parte, el conjunto armero, penúltimo en la clasificación llega a Zubieta con mucha ilusión y esperanza. Lo reconoce su entrenadora: “Los derbis son partidos bonitos y en los que puedes dar la sorpresa”.