Seleccionar página

Una vez que se conocieron las semifinales del Campeonato de Mano individual surgió una duda razonable. ¿Estará Unai Laso en condiciones de enfrentarse a Jokin Altuna). Respuesta: SÍ. Las incógnitas procedían del momento en el que delantero navarro suspendió su partido de liguilla contra Beñat Rezusta por problemas en el hombro derecho, al sufrir «una lesión musculotendinosa de grado 1» Pasados los días, realizados los tratamientos de fisioterapia y electroterapia y probado en el frontón poco antes de la elección de material, el de Gerendiain se ha sentido con ganas para disputar un partido de calor y color contra Jokin Altuna. Quien gane disputará la final. Son dos estilos diferentes de juego, pero muy exigentes ambos en lo físico.

¿Aguantará el delantero de Baiko hasta el final del partido?. Sólo el tiempo lo dirá. Lo único cierto en este momento es que Laso-Altuna es el plato fuerte de la jornada y que el sábado el frontón Bizkaia va a echar humo. Los dos se conocen, se tienen ganas y saben lo que les espera en caso de ganar o perder.

Con el placet de Unai Laso las empresas respiran, porque otra suspensión más hubiera echado por tierra el diseño de esta competición. Hubiera sido la cuarta. Por el otro lado del cuadro no parece que haya problemas con Joseba Ezkurdia y Erik Jaka, protagonistas de la otra semifinal.