Seleccionar página

Imponente final de Champions en balonmano masculino. La igualdad entre el Barça y el Kielce debió resolverse desde el punto de penalti, tras disputar sesenta minutos empatados (28-28), la posterior prórroga (32-32) y jugársela desde los siete metros. El último lanzamiento de Ludovic Fábregas confirmaba el nuevo título de los catalanes. Los de Antonio Ortega no fallaron ningún lanzamiento, mientras que Pérez de Vargas detuvo uno a Alex Dujshebaev

FICHA TÉCNICA

Barça (14+14+4+5): Gonzalo Pérez; de Vargas Aleix Gómez (10,6p), Fernández (3), Fabregas (2,1p), Mem (6,1p), N´Guessan (5) -de salida-; Petrus (1), Ali Zein (2,1p), Langaro (1), Makuk (1), Ben Ali, Janc (1), Ariño (3) y Richardson (3,1p)

Kielce (13+15+4+3): Wolff; Karacic (2,1p), Gebala, Nahi (2), Sánchez Migallón, Vujoviv (4)m Morito ((4p) -de salida-; Kornecki (ps); Tournat (2), Sicko (3), Álex Dujshebaev (4), Dani Dujshebaev (5.1p), Karalev (4) y Kulesh (4)

Marcador cada 5 minutos:  

4-2, 7-4, 8-6, 10-8, 12-12, 14-13 (descanso); 

16-16, 19.18, 20-21, 23-24, 25-25, 28-28 (final);

32-32 (final tras prórroga); 37-35 (final tras los penaltis).

Cancha. Lanxess Arena de Colonia. 20.000 personas. lleno absoluto 8Foto: Barça handbol)