Seleccionar página

El Real Unión sigue confirmando bajas en su plantilla, aunque la mayor parte de estas respondan a situaciones especiales. Las dos últimas afectan a Ekhi Bravo y Guille Donoso. El primero llego cedido del filial de la SD Éibar, afectado por una lesión de rodilla que le llevó al quirófano e impidió incorporarse al juego en su posición de lateral izquierdo. La pasada temporada disputó un total de 11 minutos en tres partidos, mientras que en la presente ha formado parte del plantel del filial unionista.

Por su parte, Guille Donoso ha militado en la temporada recién finalizada en calidad de cedido en el Palencia CF en donde ha disputado 30 partidos y marcado cuatro goles. La temporada anterior el delantero gijonés jugó 13 encuentros y también padeció una larga lesión que le mantuvo muchas semanas en el dique seco.

Ambos futbolistas se incorporaron al equipo en el verano de 2020 y dos años después abandonan la disciplina unionista. El club les agradece su profesionalidad y les desea suerte en el camino que emprendan.