Seleccionar página

Se cerró la operación que supone el fichaje de Jon Guridi por el Alavés. Pese a que al jugador azpeitiarra le quedaban dos años de contrato en vigor, todas las partes llegan a un acuerdo de rescisión por una parte, y de un nuevo compromiso, por otra. El acuerdo conlleva un acuerdo por cuatro temporadas, después de una carrera en la Real Sociedad donde dos graves lesiones de rodilla truncaron el camino del centrocampista. Pese a ello, se levantó y ha seguido siendo un jugador eficaz a disposición del técnico.

Ahora, cambia Anoeta por Mendizorroza, precisamente el campo en el que debutó con la Real en Primera. Cedido dos veces al Mirandés, estos últimos años, ha sido un jugador polivalente, pudiendo jugar tanto de pivote, como medio enganche o media punta. Se marcha otro de esos jugadores de club, tal y como ha sucedido en las últimas horas con Joseba Zaldua (Cádiz). La vida no termina en Zubieta y hasta 2026 dispone de un contrato en vigor que le servirá para demostrar que el club que le firma no estaba equivocado.