Seleccionar página

No parecía que el segundo partido de semifinales del torneo de la Virgen Blanca en Gasteiz fuera a concluir con el resultado que lo hizo. La salida de Jokin Altuna y Beñat Rezusta (azules) fue eléctrica. En poco tiempo se pusieron muy por delante (1-6) y los corredores cantaban «mil colorao» cuando Ezkurdia y Zabaleta no rolaban en la buena dirección.

Como el deporte es convicción, paciencia, no bajar la guardia y todo lo que se relaciona con las emociones, la pareja que andaba perdida se encontró. El zaguero José Javier Zabaleta se hizo grande y dio respuesta a todo lo que le llegaba. Basta seguir la marcha del marcador para entender cómo giró la tendencia en la marcha del marcador: 1-1, 1-6, 4-8, 12-9, 16-10, 17-11, 19-12, 20-12, 20-13, 21-13 y 22-13.

Referida la buena actuación del zaguero, Ezkurdia no quiso desentonar y se animó, penando más en cargar el juego sobre Rezusta, al que bombardearon sus rivales, que intentar duelos fratricidas con Altuna.

Todo sucedió muy deprisa ante la atenta mirada de los aficionados que acudieron al Ogeta en buen número. El partido no llegó a una hora de juego y se dieron 427 pelotazos a buena. En resumidas cuentas, un parcial de 21-7 dio la vuelta a una tortilla que parecía haber cuajado el huevo, pero que se pegó a la sartén de quienes asían el asa de la misma. Ahora, solo queda esperar a la final del martes. Unai Laso y Ander Imaz vs Joseba Ezkurdia y José Javier Zabaleta. ¡A ver quién es el guapo que se moja!

(Foto: Deia-Grupo Noticias)