Seleccionar página

Todo pasó al final. El pelotón llegaba a Tomares procedente de Sanlúcar de Barrameda, un acto más dentro de las celebraciones por la llegada de Juan Sebastián Elcano hace 500 años. Quizás para honrarle, dos de los habituales en la escapada de cada día, Luis Ángel Maté (Euskaltel-Euskadi) y Ander Okamika (Burgos BH). hicieron muchos kilómetros en solitario. Sus equipos son invitados por la organización de la Vuelta y deben confirmar con razones tal realidad. Les pillaron relativamente cerca de la meta.

En esa población nació hace muchos años un torero de renombre, Bombita, y haciendo honor a su apellido, estalló una deportiva en el tramo final. A menos de 3 kms para la llegada pasó de casi todo. Primoz Roglic atacó como le gusta, pero se llevó malos compañeros de viaje. Le siguió Ackerman y aunque, en principio, Pedersen quedó descolgado, llegó a tiempo de enlazar junto a Wright y Van Poppel.

Paralelamente, Evenepoel, ya en la zona de protección, Evenepoel sufrió un pinchazo. Pese a llegar a meta a tres minutos, los jueces le dieron el tiempo del primer pelotón que cedió ocho segundos respecto de Pedersen ganador de la etapa. Algo parecido sucedió con Roglic, que entró a 47″de los primeros, con ostensibles gestos de dolor, tantos que le impedirán estar en la salida de Aracena. Le asignaron el mismo tiempo de los cuatro que se jugaron la etapa (4.45.29). Además del danés, Ackerman, Van Poppel y Wright, en ese orden.

(Foto: Team Jumbo Visma)

Después de estos aconteceres, Evenepoel reduce su ventaja sobre Roglic al frente de la Vuelta a 1’26», siendo tercero Enric Mas a 2’01» y Juan Ayuso, cuarto, a 4’49». Este miércoles se disputa la etapa entre Aracena y el Monasterio de Tentudía, la única subida en alto de la jornada.