Seleccionar página

Se le complica el calendario al Bidasoa en las próxima semanas, ya que afronta tanto los partidos de la liga Asobal como la decisiva eliminatoria europea. El primer paso lo da este viernes ante el Recoletas Valladolid (20.00), antes de afrontar la ida ante el Kolstad Handball, el próximo martes. Los irundarras vienen de enlazar dos victorias consecutivas ante dos equipos que siempre le complican la marcha. Cangas, en Artaleku, y Torrelavega, en feudo cántabro, no pudieron con las huestes de Cuétara pese a las notables ausencias del equipo amarillo.

El técnico valora el momento, sabedor de que el cuadro de David Pisonero, también se mueve en buena sintonía: Es un equipo que sabemos que ha cambiado parte de la plantilla y que puede ser un rival duro. Han conseguido dos victorias, igual que nosotros, y será un rival exigente.. Esta semana hemos podido trabajar e ir recuperando jugadores para esta cita».

El entrenador no especificó los jugadores que se han recuperado para el encuentro, aunque seguro que entre ellos no se encuentra Víctor Rodríguez, el «ex» del Valladolid, afectado por un esguince de rodilla que necesita calma.

Otra cuestión de la que estarán todos los amarillos pendientes se relaciona con los árbitros. Llegan a Artaleku los hermanos Escudero Santiuste, con quienes mantuvieron un desencuentro sonoro la pasada temporada en Cuenca, donde el Bidasoa sufrió un arbitraje indescriptible. La sangre estuvo cerca de llegar al río. Y en este partido ante los pucelanos, los protagonistas están ojo avizor.