Las futbolistas internacionales españolas se plantan con criterio

El desencuentro entre u grupo notable de jugadores internacionales, representantes de las principales plantillas de la liga, deciden renunciar a la selección española en las actuales circunstancias. Quince de ellas, entre las que se encuentran Amaiur Sarriego y Nerea Eizagirre, enviaron un escrito privado a la RFEF comunicando su decisión y las razones de la misma. El impacto social y mediático está siendo espectacular. Basta comprobarlo en las cuentas de las protagonistas en redes sociales con millares de visitas.

El organismo federativo, lejos de avivar el fuego, contestó a través de una nota pública, con desmesurado desacierto. En ella, entre otras cosas se leía “Estamos sorprendidos y no vamos a tolerar este tipo de presiones. Las escuchamos y atenderemos su demanda de no estar convocadas, pero esto pasa ya la barrera de lo deportivo” Además de dar luz al documento privado de las jugadoras, no se encuentra una sola nota de prudencia.

Como cabía esperar, no tardó mucho la siguiente reacción de las jugadoras. A las quince iniciales se suma alguna más, por lo que el asunto no está en vías de solución precisamente. En este nuevo escrito explican que no han “renunciado” al combinado nacional y que “nunca” han pedido la salida de Jorge Vilda: “Nunca hemos pedido el cese del seleccionador como se ha comentado. Entendemos que nuestro trabajo no es en ningún caso elegir dicho cargo, pero sí expresar de forma constructiva y honesta lo que consideramos puede mejorar el rendimiento del grupo”,

Lamentan también que la RFEF “haya hecho pública, de forma parcial e interesada, una comunicación privada con información que afecta a su salud». .

En un zasca en toda regla añaden que “Como dijimos en nuestra comunicación privada, hemos mantenido, mantenemos y mantendremos un compromiso incuestionable con la selección española”, Entra entro de lo muy probable que desconozcamos cuestiones de mayor calado en este desencuentro, pero la gestión de la RFEF está dejando bastante que desear, en éste y en otros asuntos.

REAL SOCIEDAD-BETIS

En otro orden de cosas, la Real de féminas juega este sábado en Zubieta frente al Betis (18.00) La entrenadora Natalia Arroyo no quiere que su equipo se desconcentre y piense más en el partido de Munich frente al Bayern en la vuelta de la eliminatoria de Champions. “Nos tenemos que agarrar a la liga que es nuestro objetivo prioritario. El partido de Champions ilusiona, pero hay tiempo suficiente para haberlo olvidado desde el martes y aplazarlo hasta el jueves. Estamos enfocadas en el partido ante el Betis».

Entre las bajas del equipo txuriurdin se encuentra Izarne Sarasola «por un esguince moderado del ligamento lateral externo del tobillo derecho».