Casi 600 pelotazos para un 22-21

Partido enorme en el Labrit. Cuando un encuentro concluye 22-21, el espectador disfruta, los pelotaris lo dan todo y la incertidumbre dura hasta el final. Si, además, las dos parejas se juegan un objetivo más allá de la victoria, todo se multiplica. Sucedió la noche del miércoles en el Labrit de Iruñea. Por una parte, Irribarria y Zabaleta; por la otra, Olaizola II-Imaz. Lluvia de alternativas y ventajas de ambas parejas para ponerse en 21 iguales y afrontar el último tanto con la ilusión de un cadete.

Sacaban colorados, pero los azules se defendieron e Irribarria firmó el tanto de la victoria que les lleva a la final del Torneo de San Fermín. Un total de 574 partidos, con Imaz pegando más que ninguno, y camino de la hora y media de partido en medio del fragor de un frontón abarrotado y entusiasta. El delantero de Arama recuperó el buen son y mantuvo viva a la pareja, pese a que Zabaleta (lo reconoció al final del encuentro) no disfrutó de un partido en el que perdió diez pelotas. A Olaizola-Imaz, que lo dieron todo, poco más se les puede pedir.

Sólo falta conocer el resultado final del encuentro del otro grupo entre Elezkano II – Martija y Ezkurdia – Rezusta para saber qué rivales les tocan en suerte en la lucha por el título.

You may also like

0 comments

Leave a Reply