El acierto en los triples le da una gran victoria al GBC (74-97) en Lugo

El Delteco Gipuzkoa Basket le pasó por encima a un Breogán impotente ante el enorme acierto en los triples (16/29, 55%) de los donostiarras y el equilibrio durante casi todo el partido de los jugadores que entrena Marcelo Nicola, sobre todo por la puntería de Johnny Dee primero, de Alex Murphy después y de Reed Timmer, encargado de romper en el último cuarto de forma definitiva el partido.

Así mismo, destacó la labor interior de Davis Rozitis. La victoria por 74-97 supone un golpe importante a un rival directo como el gallego que no supo ni tan siquiera pelear por un basket average que, por si acaso, dejó muy de su lado el GBC. La victoria tiene un gran mérito porque el cuadro guipuzcoano viajó sin Karamo Jawara, que se quedó en Donostia lesionado, y que afrontó el choque con la baja de última hora de Mikel Motos por problemas musculares.

Ya en el primer cuarto el Gipuzkoa Basket fue un huracán. Liderado por los triples de Johnny Dee, y el buen trabajo interior de Rozitis, tanto a la hora de intimidar en su canasta como de anotar bajo la contraria, los donostiarras empezaron pronto a coger importantes ventajas en el marcador. Colaboró también su enorme defensa y el hecho de que el técnico local, Diego Epifanio, no incluyera en el quinteto titular a su mejor jugador, el base Christian Díaz, ni a su alero más fiable, Salva Arco.

Consecuencia de todo lo anterior el GBC, con un baloncesto muy fluido, le endosó un parcial de 0-13 al conjunto gallego para un resultado de 5-19. En un abrir y cerrar de ojos, apenas siete minutos, el equipo visitante tenía en partido donde quería. Ni Dagoberto Peña, ni el debutante Gavrilovic podían con la defensa de sus rivales, lo que cortó mucho la producción ofensiva de un Breogán que abuso de tiros poco claros. Por su parte, Nicola apostó de inicio por Faye y Oroz en el quinteto, dos jugadores que le dan intensidad a la defensa aunque en ataque estén un poco más limitados. El técnico argentino buscó y encontró equilibrio en las dos partes del campo. Además, Dee tenía el día. En este primer cuarto anotó diez puntos, le acompañó Timmer con cinco, los mismos que Murphy. Rozitis, decisivo para abrir brecha, aportó cuatro.

Tras el 10-24 de parcial en esos primeros diez minutos, se esperaba un Breogán mucho más duro en la continuación. Y así fue. No obstante, el GBC lograría alcanzar su máxima renta allá por el minuto 13 del choque tras dos tiros libres de Sollazzo (16-32). A partir de aquí, el técnico local encontró un quinteto mucho más reconocible que el del inicio. Con Díaz dirigiendo y Arco haciendo daño, así como Olah y Nurger percutiendo sobre la canasta guipuzcoana, el GBC entro en un pequeño bache.

Le costó mucho más anotar tras subir la intensidad el cuadro local y fruto de esto fue un parcial de 15-5 en algo más de cuatro minutos. Del 16-32 se pasó a un inquietante 33-37 tras un triple de Arco. Así las cosas el partido se igualó. Fue Dee de nuevo, con cinco puntos seguidos, triple incluido, el que despegó un poco más a su equipo, hasta el 33-42. Sin embargo, dos acciones interiores del gigante Olah dejaron el resultado al descanso en un 37-43 que prometía mucha igualdad para la segunda parte.

Murphy y Timmer, deciden

En el tercer cuarto el partido se convirtió en un concurso de triples. En tres minutos, seis bombas, tres por parte de cada equipo. Engrasó la muñeca Murphy, que sería el jugador de

este periodo, con dos triples seguidos, y le cogió el relevó Timmer, con otra canasta de tres puntos para seguir por delante 46-54. Fue el base estadounidense del GBC, junto a Murphy los encargados de liderar a los suyos. Más apagados Dee y Rozitis, entre los otros dos el Gipuzkoa Basket fue poco a poco hundiendo al Breogán. Todavía los gallegos bajarían a nueve puntos la desventaja tras dos tiros libres de Díaz (57-66), pero la zona ordenada por el entrenador local, ayer bastante errático en sus decisiones, propició que Murphy anotará otros dos triples para un total de cuatro en este acto del ala-pívot estadounidense. Cuando intentaban reaccionar los locales siempre llegaba un triple visitante. El último sobre la bocina de Uriz para poner un casi definitivo 57-69.

Al equipo local se le acabaron las respuestas ante el inmenso acierto del GBC. Sencillamente, unas veces por elaborar muy bien la jugada de ataque y otras por el caos defensivo de los gallegos, el equipo de Nicola jugó a placer y gustándose muchos minutos de este último cuarto. La última vez que el Breogán bajó de los diez puntos de desventaja fue en el minuto 33 (63-72).

A partir de aquí emergió otra vez un sensacional Timmer para con ocho puntos seguidos, incluidos dos triples, romper definitivamente cualquier atisbo de esperanza local. El marcador se estiró hasta el 63-80. Faltaban todavía tres minutos en los que el Gipuzkoa Basket lejos de dejarse ir fue a por más, con esa ambición de equipo grande. Por eso ganó por tantos puntos. El 74-97 es un extraordinario marcador para un GBC que suma su sexta victoria y viaja en el vagón de los elegidos.

FICHA TÉCNICA
(74) Leche Río BREOGÁN: Gavrilovic (5), Ahonen (3), Peña (129, Olah (9), Quintela 83) -cinco inicial- Salva Arco (10), Cristian Diaz (7), Nurger (13), Morayoninuoluwa (12)

(97) DELTECO GBC: Dee (17), Murphy (25), Oroz, Timmer (26), Fayer (2) -cinco inicial- Sollazzo (4), Uriz (10), Olaizola, Rozitis (13) y Mutic.

MARCADOR POR CUARTOS: 10-24, 27-19, 20-26, 17-28

ÁRBITROS: García León, Carpallo y Esteve.

(Foto: Leche Río Breogán)

You may also like

0 comments

Leave a Reply